Supersticiosa

Tamaño de fuente: - +

7. Bajo el mismo techo.

-¿Tienes hambre?

-¿Tienes Netflix?-Pregunté al unísono que Dark.-Uh, sí, un poco.

-¿Quieres pizza? Hay congelada.

-Síp.-Se levantó del sofá en donde ambos estábamos sentados y fue a la cocina.

-¿Puedes preguntarle a Amett si quiere, por favor?

-Claro.-Me levanté y fui hasta la habitación de Hulk, toqué la puerta y entré.-Hulk, Dark pregunta que si quieres pizza.

-Como sea.

-¿Eso es un sí o un no?

-Tómalo como quieras.-Lo miré fijamente por un largo rato.-Sí, Blondie, sí quiero pizza.-Dijo con cierta exasperación.

-No me digas así, mi cabello es color caramelo, no rubio.

-Parece.-Se encogió de hombros y siguió leyendo, me quedé donde estaba.- ¿Se te ofrece algo más?-Preguntó con irritación.

-¿Qué lees?-Me acerqué un paso a su cama.

-La chica del tren, es de Paula Hawkins.-Chillé emocionada.- ¿Lo conoces?

-¡Me encanta ese libro!-Comprendí que estaba actuando como una niña y me aclaré la garganta.-Digo… sí, es bueno, aunque en las últimas páginas ya había descubierto quien era el asesino antes de que lo mencionaran.-Dije orgullosa de mí misma.

Me miró con diversión y yo desvié la mirada, había hablado mucho con un extraño por hoy. Sin decir nada más giré sobre mis talones y caminé de vuelta a la cocina.

-Lo sé, es linda.-Escuché un susurro detrás de mí, giré la cabeza y me encontré con Hulk hablándole a la pared con una sonrisa.

Fruncí el ceño y seguí mi camino, me senté sobre la isla de la cocina de un salto y observé el trasero, digo la espalda baja, de Dark.

-Si sigues viéndome así el trasero se te caerá la baba.-Me sonrojé levemente y desvíe la mirada hacia la pared.

Dark giró en mi dirección y me dedicó una sonrisa burlona, lo fulminé con la mirada.

-Hey, no me mires así que yo no era el que te estaba mirando el trasero hace unos momentos.-Me miró a los ojos en los cuales brillaba una chispa de picardía y diversión, le sostuve la mirada.

-¿La pizza ya está lista?-Preguntó Hulk entrando en la cocina y haciendo que Dark rompa el contacto visual, suspiré aliviada.

-Sí, ¿Scarlett, podrías pasarme los platos, por favor?-Asentí aunque no podía verme, me acerqué a la alacena que había a lado de su cabeza y saqué tres platos blancos, giré sobre mis talones y los coloqué sobre la isla de la cocina, me senté del lado donde solo había un plato y esperé a que Dark pusiera la pizza en medio de los platos puestos, se sentó a lado de Hulk y nos dispusimos a comer.

Terminamos luego de unos minutos en un cómodo silencio, Dark se levantó y comenzó a recoger todo y, al tomar mi plato y tocarme la mano por accidente, una premonición me abordó.

Observé como se llevaba mi plato al lavavajillas, no vio el trapo tirado en el suelo, se tropezó con él y cayó de bruces, clavándose un cuchillo en medio del cráneo.

Parpadeé, aturdida, y me levanté de un salto de la silla.

-Yo lo hago.-Sonreí forzadamente y le arrebaté los platos, me paré frente al trapo tirado y lo recogí, dejé los platos en el lava vajillas y me volví hacia ellos.- ¿Qué hacemos ahora?

-Me suena a manada, me voy a leer.-Hulk se levantó y se fue a su habitación.

-Tengo unas cosas que arreglar en mi habitación.-Me guiñó un ojo y se fue.

Suspiré y caminé hasta el sofá, me tumbé en este y encendí la televisión, me creé un perfil en Netflix y comencé a ver Teen Wolf.

(...)

No sé en qué momento me quedé dormida, pero desperté con una manta cubriendo mi cuerpo y mi cabeza apoyada sobre el regazo de alguien, ¿quién? Ni idea, pero me daba flojera girar la cabeza.

-Veo que ya despertaste.-Dijo la voz grave de Dark, asentí un poco adormilada.-Sigue durmiendo, es media noche.

-¿Qué haces?-Pregunte aún sin girarme.

-Pienso.

-¿En?-Ahora sí me giré, vi como sus ojos se oscurecían.



ElizaKmarena

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar