Supersticiosa

Tamaño de fuente: - +

20. El vuelo.

Luego de unas tediosas horas de camino al aeropuerto más cercano logré llegar a mi destino. Suspiré con alivio y caminé hasta la recepción, donde un chico castaño me recibió con una sonrisa.

-Bienvenida a American Airlines, ¿qué puedo hacer por ti?-Preguntó con una jovial sonrisa, no se la devolví.

-Dame el vuelo próximo a París, Francia, por favor.

-Claro.-Tecleó algo en su computadora y volvió su mirada a la mía.-Hay un vuelo dentro de cuarenta minutos, es en primera clase.

-¿No tienes otro fuera de esa clase?

-No, lo siento, a menos que quieras esperar dos días.

-Dame el de primera clase, entonces.-Suspiré, él asintió y volvió a teclear algo en su computadora.

-Son 90 dólares, por favor.-Asentí y pagué con cierta pesadumbre.- ¿A nombre de quién pongo su boleto?

-Scarlett Foster.-Asintió y luego de unos minutos me entregó mi boleto.-Gracias.

-Que tenga un agradable viaje.

(…)

-Estimados pasajeros,  favor de abrocharse el cinturón de seguridad y apagar momentáneamente sus aparatos electrónicos,  en unos momentos despegaremos con destino a París, Francia.

Suspiré e hice lo que nos pidió el piloto del avión. Una vez que mi cuerpo estuvo asegurado me dediqué a mirar por la ventanilla con cierta nostalgia, creo que iba a extrañar a los chicos.

Unos minutos después del despegue,  una conocida y para nada molesta voz me sacó de mis pensamientos.

-¿Puedo sentarme?

-¿Qué es lo que estás haciendo aquí?-Lo miré con cierta molestia y me desabroché el cinturón.

-Te seguí.-Se encogió de hombros y se sentó en el asiento a mi lado, gruñí.-Tenía que asegurarme que estuvieras bien.

-Ya me viste y estoy perfectamente, ahora, vete.-Me miró con ambas cejas alzadas y sacó un libro envuelto en un envoltorio rojo de su mochila azul oscuro.-Dark, estoy hablando en serio.

-Me enteré por medio de cierto conejito que en estos momentos está en tu mochila que te hacía falta este libro de la autora así que te lo compré. No espero que con esto me perdones pero creo que sería un buen comienzo.-Habló mirando fijamente la envoltura roja, para luego tendérmelo.

Me mordí el labio inferior y lo tomé, tomándome mi tiempo rompí la envoltura, y, al observar la tapa dura del libro, solté un pequeño grito digno de una fangirl.

-Creo que no me equivoqué al comprártelo.-Dijo él con una sonrisa orgullosa.

-Dark.-Dije sin poder creerlo aun para luego abrazarlo con fuerza.-Gracias.-Susurré en su oído para luego alejarme de él.

En mis manos tenía el libro de Carry On de la autora Rainbow Rowell, una de mis autoras favoritas.

Bostecé y escuché a Dark hacer lo mismo a mi lado, sonreí, adormilada, y recargué mi cabeza en su hombro, él recargó la suya encima de la mía y me quedé dormida, calientita gracias al calor corporal que despedía el cuerpo de Dark.

(…)

Desperté sobresaltada al sentir a alguien tocarme la mejilla y fruncí el ceño al causante, claro que mis mejillas se sonrojaron levemente al ver el rostro de Dark cerca del mío.

-¿Qué es lo que haces?

-Iba a despertarte con un beso.-Hizo una mueca al ver su plan fallido.

-¿Por qué?

-Porque en las películas lo hacen y quería hacerlo contigo.-Hizo un puchero, alcé una ceja y me desperecé, alejándome de su lado.

Me quedé estática en mi lugar al sentir como una premonición invadía mi cuerpo, suspiré y me dejé sumergir en ella.

El avión dio una violenta sacudida y relámpagos brillaron en el cielo, miré con pánico a Dark, él me devolvió la mirada.

Miré a los pasajeros detrás de nosotros y observé con los ojos como platos como un hombre de unos cuarenta y tantos comenzaba a ahogarse con un camarón.

Sacudí la cabeza y miré con premura a Dark.

-Por favor dime que no vamos a estrellarnos, ni que moriremos hoy.

-No lo haremos.

El avión dio la sacudida de mi premonición y Dark me miró enojado y asustado.



ElizaKmarena

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar