Supersticiosa

Tamaño de fuente: - +

43. Último round.

Dark jugueteaba con mi cabello mientras observábamos a Austin y Clark pelear, y cabe resaltar que mi hermano no pelea nada mal, pero Clark le ganaba por mucho y Austin ya comenzaba a tener múltiples  hematomas por todo el rostro y torso, los cuales iba sanando con precisión, por lo que su cuerpo tenía un tono luminiscente que hería en parte la visión.

-Scarlett, tu turno.-Me llamó Koll, Dark me ayudó a levantarme y caminé hacia el pelirrojo.-Vamos a ver el futuro.

-Mi habilidad no funciona así.-Bufé, poniendo los ojos en blanco en el día por décima vez.-Las premoniciones aparecen cuando deben aparecer y cuando quieren, yo no puedo invocarlas.

-Ya verás que si puedes.-Koll me guiñó un ojo y Dark gruñó a mi lado.-Vamos, Scarlett, acompáñame a mi habitación.

-Voy con ustedes.-Se adelantó a decir el pelinegro, Heath llegó a nuestro lado y negó con la cabeza.

-No, hombre, tú vas a pelear con Amett, veamos qué tanto le temes a los fantasmas.

Koll y yo salimos de la especie de sala para entrenar y subimos unas escaleras, que en mi recorrido rápido no había visto, hasta llegar a una habitación con dos camas y bastante espacio para moverse, un equipo de futbol americano entraría aquí sin problemas.

-Quiero que cierres los ojos y te concentres.-Asentí y lo hice, frunciendo el ceño.-Ahora, imagina que atraes la premonición a tu mente como un imán atrae el metal.-Imaginé a un ratón siendo atraído a una trampa por un queso, genial.- ¿Puedes ver algo?

-Nada, te lo dije, esto es un caso perdido.-Abrí los ojos y una luz blanca me cegó, sentí un escalofrío y ya no volví a ver el rostro de Koll.

Me encontraba amordazada en una cabaña, a mi lado se encontraba Dark y ambos éramos apuntados por el cañón de la escopeta de Brittany, a la cual mi amigo pelinegro había cortado hace unas semanas, por su mirada de odio hacia ambos creo que dedujo que su ruptura había sido mi culpa, y en parte lo era.

-Los odio.-Gruñó ella, cargando el arma.

-Deja a Scarlett en paz, ella no tiene nada que ver.

-Claro que tiene que ver, ¡se acostaron y me dejaste por ella!

Viéndolo así, tenía mucho que ver con su ruptura, pero en mi defensa estaba ebria y él me había dicho que habían terminado por una pelea.

-Yo te amaba, Dark.-Sollozó ella, puse los ojos en blanco.-Hasta nunca, hija de perra.-Dijo en mi dirección y disparó.

Mis rodillas cedieron bajo mi peso y caí en brazos de Dark, a nuestro alrededor un mar de mariposas sombra nos rodeaban, creando un remolino.

-Logré sacarte.-Susurró y el remolino se detuvo, dejando ver a mis amigos y los pelirrojos.

-¿Qué pasó?-Pregunté, con las piernas temblorosas.

-Tu cuerpo entró en trance cuando la premonición se apoderó de tu mente, no podía sacarte por lo que llamé a tu noviecito.-Explicó Koll con el ceño fruncido.

Asentí y miré por instinto a Hulk, quien me miraba fulminante, su mirada verdosa me llevó a otra premonición.

Me miré a mí misma y fruncí el ceño al verme vestida de novia, el vestido era  blanco y ampón, con escote corazón y pequeños detalles en oro en las mangas de ceda que cubrían mis brazos; miré a mi alrededor y vi a Hulk, con el cabello ahora azul y vestido de traje, a lado de ambos se encontraba un párroco, quien me preguntaba si aceptaba a mi amigo como ¿esposo?

¿Qué?

-¿Y Dark?-Pregunté al no ver al pelinegro rondando por ahí con el ceño fruncido.

-Murió ¿recuerdas?, se interpuso entre la bala de Brittany y tú. Ahora, contesta, el padre te está haciendo la pregunta.

Salí dando un grito de la premonición, mientras intentaba ver a través de mis lágrimas, en vano.

Miré al pelinegro y al pelimorado, y negué con la cabeza, debía cambiar ese destino a como diera lugar.

(...)

-¿Qué me has hecho?-Pregunté al sentir un dolor de cabeza cuando Koll dejó de tocar ésta.

-Un parche, así no volverá a ocurrir lo de hace unas horas.-Palmeó mi hombro y se puso serio.-Ahora, dado que no podemos forzarte a ver el futuro cuando tú quieras, vamos a intentar con tu invisibilidad.

-¿Eh?-Lo miré sin entender.



ElizaKmarena

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar