Supersticiosa

Tamaño de fuente: - +

56. El estanque.

Un mes después...

-Dark, por favooooor.

-No, Odette, no voy a ir más rápido.

-Solo un poco más, ¿sí?-Besé su mejilla y lo miré suplicante.

-Bien.-Bufó y aceleró el ritmo.

-¡Eso es todo, chicos!

-¡Vamos, Dark, ya casi terminan!

-Chicos ¿cuantas veces debo decirles que no nos interrumpan cuando le estoy dando clases de baile a mi orangután?-Los reprendí, ellos sonrieron inocentes.

-Lo sentimos.

-Oigan hace mucho que no salimos.-Dijo Austin mirando algo en su celular.

-Sí.-Asintieron Heath y Hulk concentrados jugando "vencidas". Heath venía de vez en cuando a visitarnos, ya me hablaba y se había disculpado por tratarme de mala manera cuando Koll murió, pero era comprensible, porque vamos, ¡habíamos visto a su hermano gemelo morir! ¿Quién no estaría enfadado con todo el mundo si pasara algo así?

-¿Y si vamos a un club?

-Jennifer ha organizado una fiesta monumental por su cumpleaños deberíamos ir.-Miré a Clark con los ojos entrecerrados.-Bien, lo confieso, quiero acostarme con ella.

-Entonces iremos, siempre y cuando uses preservativo.-Le guiñé un ojo y seguí bailando con mi chico.

(...)

-¿Puedo pasar?-Preguntó Dark al otro lado de la puerta, me encogí de hombros.

-Pasa.-Dije cepillándome el cabello, él al entrar y verme se detuvo en seco, lo miré por el espejo de cuerpo entero.- ¿Qué?

-Pudiste decirme que estabas desnuda.

-Estoy en ropa interior, no estoy desnuda.-Alcé una ceja al verlo sonrojarse.

-Mierda, Odette, no me hagas esto.-Gruñó dándome la espalda.

-Dark, no sé qué te molesta, dormimos juntos.

-Pero no de esa manera.-Lo miré rápidamente y me sonrojé.

-Oh, no creí que verme así fuera tan...malo para ti.

-Un hombre tiene sus necesidades.-Se encogió de hombros.-No me estoy quejando pero desde que te conocí no me he acostado con nadie.

-¿Eso es lo que quieres? ¿Sexo?-Miré su musculosa espalda confundida.

-Sí.

-Oh, Dark.-Me sonrojé aún más.-Sabes que soy virgen.-Dije con un hilo de voz.

-Lo sé, y no te estoy pidiendo que hagas algo que no quieres.-Dicho esto salió por donde vino.

Me miré en el espejo y gruñí, maldita sea.

(...)

Terminé de hacerle un nudo a la camisa de Austin y miré el resultado final de mi outfit. Me había puesto una camisa azul de jean de mi hermano y le había hecho un nudo en la parte baja ya que me quedaba gigante, además de que me la había arremangado hasta los codos; también llevaba puesta una falda negra y corta, y unas botas de tacón del mismo color hasta arriba de la rodilla. Mi cabello lo llevaba suelto y me había maquillado lo suficiente para parecer decente.

Tomé mi bolso y metí las llaves del departamento, mi celular, un libro y mis audífonos, nunca se sabe cuándo se podrían ocupar. Me miré una última vez en el espejo y salí de la habitación que compartía con Dark, los chicos levantaron la mirada de sus celulares al escuchar la puerta abrirse.

-Wow.

-Así que sí eres mujer.-Le lancé mi bolso a Heath, él lo atrapó riendo.

-Obviamente soy mujer, idiota.-Puse los ojos en blanco.- ¿Nos vamos ya?-Miré a Dark, él simplemente se dedicaba a mirarme de arriba a abajo con la boca abierta.

-Sí, vamos.

(...)

-Me enamoré, me ena-nanamoré, lo vi solito y me lancé.-Canté contoneando la cintura como si fuera Shakira, claramente no lo soy y he de parecer una sardina convulsionando, si es que las sardinas convulsionan.

-¡Eso es todo, Scar!-Gritó mi hermano moviéndose a mi lado, reí y seguí "bailando".-Oh, oh, estás en problemas, tu novio te está viendo feo.

-Dark mira a todo el mundo feo.-Puse los ojos en blanco y bailé de forma seductora hacia Dark.-Un mojito, dos mojitos. Mira que ojitos bonitos.-Canté en su oído y dejé un beso en su cuello.-Vamos arriba, estoy cansada.-Le guiñé un ojo y tiré de él en dirección a las escaleras.



ElizaKmarena

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar