Supersticiosa

Tamaño de fuente: - +

57. Un día para recordar.

Dos semanas después...

Desperté al escuchar los sollozos fuera de la habitación que compartía con Dark, fruncí el ceño y me solté del abrazo en el que Dark me tenía sometida, me puse mis pantuflas de rinoceronte feliz y fui a la sala de estar, encontrando a Hulk llorando abrazando un portarretratos.

-¿Hulk? ¿Qué pasa?-Pregunté preocupada, sentándome a su lado en mi sofá.

-Es 20 de Mayo, Scarlett, hoy hace años murió Emett.-Sollozó, hice una mueca y me apresuré a abrazarlo.-Además, Penny terminó conmigo cuando le conté de mi habilidad, dijo que no quería estar con un esquizofrénico.

-Es una hija de la guayaba, no le hagas caso.-Acaricié su cabello, aún morado y verde.-Ella no sabe de lo que se pierde.-Besé su coronilla y sentí mi hombro ser mojado por sus cálidas lágrimas.-Ya, Hulk, ella no merece tus lágrimas.

-¿Y tú sí?-Lo miré sin comprender.-Cuando me rechazaste lloré hasta el cansancio, pero ni Dark ni tú lo notaron, estaban muy ocupados comiéndose la boca del otro, todo el tiempo. ¿Tú tampoco te merecías mis lágrimas?

Me petrifiqué en mi lugar, mientras Hulk sollozaba y me abrazaba con fuerza, dejando salir el agua salada de sus ojos verdes.

-Ya, hermano, no llores más, ni por mí, ni por esa perra.­-Sentí un escalofrío y al mirar sobre mi hombro encontré a Emett parado detrás de nosotros.

-Emett.-Sollozó mi mejor amigo y se lanzó a abrazar a su hermano, por mi parte me fui a mi habitación, donde Dark me esperaba despierto y preocupado.

-¿Qué le ocurre a Amett?

-Hoy es el aniversario de la muerte de Emett.-Suspiró y me atrajo hacia si.-Además, la maldita de Penny terminó con él.

-¿Qué vas a hacerle?

-Hacerla arrepentir de su decisión a mi manera.

(...)

Y fue así que terminamos Austin, Clark, Heath, Hulk, Dark, Emett y yo vestidos de negro, con una mochila llena de cosas extrañas y frente a la casa de Penny.

-Esto es tan Ciudades de Papel, me encanta.-Susurró emocionado mi mejor amigo, haciendo referencia al libro de John Green.

Reímos y procedimos con el plan, el cual era prácticamente ilegal, pero más ilegal era dejar el corazón de mi mejor amigo hecho trizas, así que pasar 24 horas en la cárcel valdría la pena, si es que nos descubrían.

Dark dejó que Floppy se colara por debajo de la puerta para que luego él la abriera, sonreí y entramos solo Hulk, Dark y yo, los otros se quedaron a fuera, Heath en el auto y Austin custodiando los alrededores, cuidando que nadie nos viera o algo así.

Subimos a la segunda planta y entramos en la habitación de Penny, encontrándola profundamente dormida en ropa interior, qué horror. Dark salió y custodió la puerta desde fuera, mientras Hulk y yo nos encargábamos de lo demás.

-La crema para afeitar.-Pedí en un susurro, Hulk la sacó y me la entregó.- ¿Seguro que tiene el sueño pesado?

-Ni una orquesta entera puede despertarla, lo juro.

Asentí y también me pasó el rastrillo, pasé la crema para afeitar por sus cejas, mientras esperaba unos minutos para que hiciera un buen efecto o yo que sé, procedí a continuar con su cabello, en él le haría un corte estilo mohicano y luego lo teñiría de un amarillo patito, nada que ver con su envidiable cabello azabache. Cuando terminé de afeitar su cabeza con la máquina de afeitar de Clark, procedí a pasar el rastrillo por sus cejas, desapareciendo éstas en cuestión de segundos.

Reí bajito y seguí con su cabello, mientras esperaba que el tinte hiciera su función me apresuré a seguir con el otro plan, el cual era humillarla de otra manera.

Hulk sacó la rata muerta que Emett había conseguido y me dispuse a colgarla encima de la boca de Penny, dejando que los fluidos del animal muerto cayeran en su boca, la cual estaba abierta ligeramente, iugh. Saqué la bolsa de plástico con heces de gato y perro de la vecina de abajo, y procedí a ponerla encima de su cuerpo, saqué el papel para envolver de plástico semi transparente y comencé a envolver todo su cuerpo con rapidez mientras Hulk la hacía levitar ligeramente, pronto estuvo totalmente envuelta, con heces y todo.

Hulk se encargó de la mayor parte del cabello de Penny y una vez que estuvo todo listo, chocamos los cinco y admiramos nuestro trabajo.

-Fase dos.-Murmuré y saqué la lata de pintura en aerosol azul, para luego comenzar a escribir en las paredes.-Tu actitud es como lo que te rodea, una mierda. Piénsalo mejor antes de romperle el corazón a mi mejor amigo, perra.



ElizaKmarena

Editado: 10.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar