Surgir de las Cenizas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6.

Einar

 

¿¡Como mierdas podremos salir de esta realidad!? Realmente no soy capaz de recordad ningún momento que me haya hecho feliz, digo. ¿Cuál es mi objetivo en este lugar? ¿Quién soy realmente? ¿Por qué ya nada me preocupa?

Simplemente me siento como otro objeto vacío en este mundo. ¿Islandia? ¿Qué podre aprender de ella?

Después de pensar en todas estas cosas, me levante y entre a bañarme. El agua caía sobre mi cuerpo desnudo, mientras pensaba en mis siguientes movimientos y es que realmente aun me quedaban muchas dudas. Salí del baño, me puse mi ropa, simplemente unos jeans rotos y una playera color azul, hacía mucho frio por lo que decidí llevar una chaqueta. Mi cabello ya estaba un poco largo, aunque no tanto.

 

Me mire al espejo y logre percatarme de una silueta que estaba detrás de mí, rápidamente gire mi cabeza pero no había nada, sentí un pequeño escalofrió en la espalda y escuche que tocaban la puerta. Simplemente era uno de los agentes del señor Gunnarsson el cual me iba a llevar a la escuela, al nuevo colegio que iría, sonaba extraño, no recordaba cual era mi antiguo colegio, joder, no sabía nada de mí.

Íbamos por la carretera, realmente el paisaje era completamente hermoso, aunque no había tanta gente afuera, todo estaba en completo silencio y calma. Me parece tan extraño que unos hombres hayan atacado a la chica en aquel momento, en un lugar tan seguro.

Supongo que ahora en ningún lado puedes estar completamente bien. El chofer me comento que al terminar la escuela me llevaría al trabajo.

Islandia poco a poco pasaba por malos momentos, pero de cierta forma siempre se trataba de resolver, al menos eso veía en las noticias locales.

Llegue al colegio, Salí del auto y rápidamente veía a muchos chicos de edades similares a la mía, o al menos eso parecía.

―Muchas gracias por traerme ―.Agradecí al chofer.

El hombre solo asintió con la cabeza y se fue en el automóvil. Era un lugar increíblemente grande, alrededor habían muchos árboles y pasto alrededor de la misma, eran grandes edificios muy elegantes, con un toque antiguo y uno moderno, la luz del sol pegaba por la ventana de los edificios y generaba un gran paisaje a los alrededores, era maravilloso ver todo eso, no podía esperar para verlo por dentro. No miento, estaba muy nervioso al inicio, ya que no recordaba muchas cosas escolares y además tenía miedo de no poder dar lo mejor o quizás caer mal a mis compañeros de escuela.

Iba dando unos pasos, mientras tomaba aire, inhalaba y exhalaba para al fin entrar al primer gran edificio de enfrente. Lo primero que vi al entrar era a chicos platicando con sus amistades, unos tomando café o té y otros comiendo mientras se reían. Pareciera que todos se llevaban bien.

Quizás yo no era lo suficiente ¿y si yo no soy tan genial? ¿Qué pasa si creen que soy un raro? Me empezó a dar frio, me dolía el estómago de tanto pensar, todo me daba vueltas. Estaba temblando en mi lugar sin moverme si quiera.

Sujete el colguije que me había dado Wondor, mientras pensaba en tranquilizarme un poco. Supongo que ya había visto demasiadas cosas como para acobardarme ahora. ¡No! No iba a echarme para atrás.

Iba caminando por los pasillos ya que buscaba el salón A-S ya que era el mío, una clase de física. Por alguna extraña razón me sentía confiado por ciertas materias ya que de cierta forma las conocía bien.

Mientras caminaba un tanto apresurado me percate de una cosa. Me di cuenta que unos chicos muy grandes y fuertes empujaban a un chico hacia un salón, eso me parecía muy extraño ya que el chico parecía tener miedo.

Decidí seguirlos, con cautela para que ellos no me descubrieran, era una parte de la escuela muy recóndita, no había muchas personas, de hecho no había ninguna aparte de esos chicos.

Me quede atrás de la puerta mientras veía como esos malditos, golpeaban a ese pobre chico. Lo pisoteaban, le daban puñetazos en la cara, el chico trataba de huir, pero no podía. Lo tomaban como un trapo sucio, le escupían en la cara como si de basura se tratara.

Cerré los puños, me estaba enojando mucho, no conocía a ese chico, pero era horrible el cómo lo trataban ¿ya veía esto en mi primer día de escuela?

Los chicos terminaron de golpear aquel chico pelirrojo, salieron pero no me vieron ya que me escondí atrás de un contenedor de basura. El chico salió con lágrimas en los ojos y sangre en su rostro, además su ropa desacomodada.

―Son unos malditos ―. Puse cara de asco. El chico me observo de arriba abajo, y con la misma cara me miro. ― Eres aún más maldito tú ―Agarraba aire―. Tuviste la oportunidad de defenderme y solo te quedaste parado, te vi mientras trataba de huir.

El chico negó con la cabeza, dio media vuelta y camino hacia los baños, dándome la espalda. Aunque tenía razón ¿Qué podía hacer yo? Ellos eran más, aunque pude ir a buscar ayuda antes, pero bueno, a veces así son las cosas.

La clase ya iba a empezar en unos minutos, entré al salón. Acomode mis cosas en una butaca que estaba en la esquina, realmente alejado de todos.



Londu656

#5323 en Otros
#626 en Acción
#814 en Aventura

En el texto hay: oscuridad, auras, oscuridad amor amistad y pasion

Editado: 27.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar