Suspiros

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

La vida que ahora llevaba era estresante, sin embargo, se sentía feliz.

Las cosas no fueron muy bien en su llegada, ella ya había conseguido un pequeño departamento, pero era caro, las personas al principio no fueron nada amables con ella y a pesar de haber estudiado el alemán por ella misma y certificarse con una buena nota, aun había palabras que no lograba entenderles a los residentes.

Pero ahora ya habían cambiado las cosas, tras esos largos 8 meses había conseguido que las cosas giraran a su favor.

Había logrado hacer bien las cosas de tal modo que su jefa había reconocido en ella un gran talento para manejar negocios, le había dado un puesto mejor y gracias a sus grandes capacidades, le habían logrado reconocer más compañeros de trabajo e inclusive el verdadero dueño de la empresa la reconocía.

Dentro de su vida personal, ella había logrado conocer a una chica de su edad, Jenell.

Jenell se había independizado desde hace años de sus padres, ella trabajaba y tenía su propio departamento que rentaba pero que quería una compañera de cuarto para que le resultara aún más barato.

Elizabeth había visto su letrero en internet y sabía que a ella también le convenía.

Sus charlas fueron amenas y su reunión logró ser tan compatible de lo que ellas esperaban de una compañera de cuarto.

Su relación de amigas se había fortalecido y aún seguían juntas.

Ahora la felicidad les irradiaba a las dos cuando Elizabeth se enteró de que ella seria ascendida a un nuevo puesto mejor.

su celebración no se quedaría solo con aplausos y palabras en la oficina

- Oye Ell, espero que ésta vez te arregles muy bien porque ésta noche iremos a Tresor

- Pensé que iríamos a weekend club

- No, es que la última vez no me gustó, mejor vámonos a divertir de una manera más loca en el Tresor

- Vale

- Pues te veo al rato para que nos vayamos

- ¿Irá Alois con nosotras verdad?

- No, no irá

- ¿Por qué?

- Porque no quiero, se pone muy celoso

- ¿Y por qué crees que se pone así?

- Pues, es su culpa

- Bueno pues después nos vemos ell, adiós

- Adiós

La felicitación que había recibido en la empresa fue de lo más agradable hacia ell, (el nombre que le decían todos)

su celebración había sido pequeña pero acogedora. Ahora estaba siendo verdaderamente feliz.

 

 

La música se escuchaba a todo volumen, había demasiadas personas, parejas, niñatos, e inclusive alguno que otro chavo ruco. El ambiente estaba a explotar entre tantas personas bailando en el centro.

-oye ell, ya bebimos un poco, ven vamos a bailar.

-vale

Su amiga Jenell, era una chica demasiado extrovertida, alegre, fiestera, le agradaba a cualquiera que la conociera, aunque a veces podía ser demasiado irritante por tantas preguntas o por lo mucho que te quería contar.

Pero, a ell le agradaba demasiado, sabía que necesitaba justamente una amiga como Jenell para sentirse viva y para disfrutar su libertad.

Normalmente hacían muchas locuras gracias a Jenell, aunque a veces ell la tenía que controlar para que no se metieran en serios problemas.

La noche que estaba disfrutando en el antro era insólita, gozaba de una felicidad maravillosa; ella sabía que tenía libertad en grande, estaba con una amiga increíble, tenía su ascenso en una compañía que la querían y desde mañana trabajaría como jefa, todo estaba funcionando a la perfección.

La música electrónica que sonaba a cuatro vientos en todo el lugar resonaba a una fuerza estrepitosa que la hacía moverse de un lado a otro. Con su cabello suelto y largo hacía que sus movimientos de cabeza, y de cuerpo se viera como una chica de comercial; se veía tan linda.

- oye Jenell ¿no crees que estas tomando demasiado?

- Claro que no, ven a festejar conmigo, estamos aquí para disfrutar esta noche por tí, ya deja de rechazar a chicos guapos y ven para que bailemos los cuatro

- ¡aja! y después ¿cómo nos vamos?

- que nos vayan a dejar ellos, no te preocupes



AyamiZul

Editado: 07.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar