Sweet Creature

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Una tormentosa noche de lluvia, una pequeña y encantadora niña con sus pequeños ojos grises observaba desde su monstruoso, gigante ventanal de su enorme habitación, como un pequeño pajarito bebe caía de su nido para estamparse contra el no tan duro y mojado césped.

Esa niña es Kelsey, una encantadora niña de 7 años, pequeña pero con un enorme corazón, desde que tiene memoria le han fascinado los animales, y mas los pequeños que necesitan atención, su atención.

Kels no podía seguir observando como el pajarito bebe seguía en el suelo con frió y mojándose con la lluvia porque el árbol no le daba mucho donde refugiarse, aquella niña no lo pensó dos veces antes de salir al patio de su enorme hogar, sin permiso de sus padres para ayudar al pobre y mojado pajarito.

Cuando llego al lugar se apresuro a recoger al pajarito con sus pequeñas manitas, para luego ponerlo en su lugar, poniéndose de puntitas para poder ponerlo en el nido; Después de ya haber salvado al pajarito ya teniendo pensado regresar a casa. No se apresuraba ya que lo que le preocupaba ya sucedió, ya estaba empapada completamente desde su cabello hasta sus piesitos.

Cuando ya había dado un paso para regresar a casa un sonido hizo que su corazón cayera al piso, no estaba segura de lo que escucho así que espero a que volviera otra vez el sonido.

Espero unos segundos y volvió aquel raro pero muy familiar sonido, se propuso a buscar la fuente de ese sonido y lo encontró detrás de aquel enorme árbol. Era un gatito de pelaje manchado todo empapado y temblando, su pelaje le tapaba un poco los ojos, estos estaban cerrados a lo mejor por el frió que debe de tener.

A Kelsey se le rompió el corazón.

Pensó en que dirían sus padres si descubrieran que tiene un gatito en casa, su papa es algo alérgico a los gatos, pero rara vez cuando se topa con un gato, estornuda, ya no pasa muy seguido.

El pequeño gato blanco dejo de temblar por un momento abrió sus ojos y Kelsey se impresiono al ver sus resplandecientes y hermosos ojos, estos parecían una esmeralda en bruto dado al brillo de los suplicantes ojos del gato que desprendían salvajemente.

El pequeño gato volvió a cerrar los ojos del frió que tenia y empezó a temblar de nuevo.

La niña lo envolvió con sus brazos y lo cargo hasta la puerta trasera de la enorme casa, ya en la puerta volvió a ver la pequeña criatura entre sus brazos, esta la estaba mirando con sus brillantes y hermosos ojos verde, como si estuviera esperando algo, la niña con mucho cuidado abrió la puerta y entro, en la cocina podía oír a su mama llamar por teléfono y preparar la cena.

Trato de pasar en puntitas sin hacer ruido para que su mama no se diera cuenta de su presencia, justo cuando su misión estaba casi lograda, su corazón cae al piso y se congela.

— ¿Kelsey? — Sintió que todo lo que había hecho se había arruinado — Ella esta muy bien esta en su habitación ahora.

Ella volteo a ver a su madre y esta seguía hablando por celular mientras le daba la espalda para seguir preparando la comida, al parecer no noto su presencia en la cocina. Se apresuro a salir de allí para subir a toda rapidez a su habitación.

Dejo al pequeño gatito encima de su cama, y fue en busca de una toalla para secar al gato, lo envolvió en esta y lo dejo en su cama y ella fue a cambiarse de ropa y a secarse su cabello con otra toalla.

Ya seca volvió a su estado "Misión Imposible" para bajar a la cocina a buscar un poco de leche para darle de comer al gatito envuelto en su cama, se asomo por el umbral de la puerta que da a la cocina y no vio señal de su madre por ningún lado.

Se apresuro a tomar un envase donde verter la leche y luego fue en dirección a la nevera para sacar la leche y verterla en el envase, ya después de esto puso todo en su lugar, y se llevo el envase con leche a su habitación. Dejo el envase lleno de leche al lado de su cama y prosiguió a desenvolver al gatito y bajarlo para que comiera un poco.

Y en efecto el gato fue a tomar su leche, mientras este tomaba la leche Kels no perdía el tiempo y con unas sabanas improviso una cama tomo uno de sus cojines y lo puso en el suelo, el gatito ya tenia techo, cama, comida y estaba seco.

Cuando el gato se termino de tomar la leche y se dirigió a su cama improvisada, dio un par de vueltas en esta y se recostó en esta. La niña se sintió muy feliz, aun le preocupaba un poco que sus padres la descubrieran pero se sentía muy feliz de que el gatito estuviera cómodo en cambio a como estaba afuera.

Después de que el gato se durmiera sonó el llamado de su madre desde el comedor, salio cuidadosamente de su habitación para que el gatito no se diera cuenta, bajo la escaleras en dirección a el comedor siendo obediente, ya allí su madre y su padre tuvieron una charla extensa rieron un poco hablaron sobre el futuro de su hija.

Ya después de haber cenado la niña se despide de sus padres depositando un beso el mejilla de estos y sube de nuevo las escaleras para entrar a su habitación, ya tenia sueño, así que se puso su pijama de rosada de maripositas y se recostó en su cama sin hacer ningún ruido para que el animalito no despertara, en lo cual fallo porque ya recostada en su cama oye un maullido desde abajo de su cama.



Gabriel Henriquez Ramos

#4120 en Fantasía
#1761 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: hibridos, fantasia, romance

Editado: 18.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar