Te advierto no seguirme.

Tamaño de fuente: - +

5

El barco se está hundiendo lentamente.

Ellos piensan que estoy loco pero no saben lo que estoy sintiendo.

Todos ellos están a mi alrededor,

rodeándome como buitres.

Ellos acabarán conmigo y me arrebatarán todos mis colores.

Se llevarán mis colores.

Starset – My demons.

 

* * *

      Colocó el gorro del sueter gris sobre su cabeza, cerrando los ojos e imaginando el delicado rostro de Alexander Springsten, ligeramente pálido de nariz recta y hermosos labios.

-¡ALEXANDEEER! – Llamó a gritos – ¡ALEXANDEEER! ¿DÓNDE ESTAS? – Pausó durante cinco segundos – ¡ALEEEX!

     Ya sabía que podría estar allí, en alguna cueva secreta quizá. En una ocasión es esbelto joven le había comentado acerca de su extraña preferencia por visitar el bosque y permanecer en él sin sentir el menor temor.

     Aurora escuchó algo moverse entre los arbustos, podría ser un animal... o una persona. Se detuvo un momento solo para sacar de su mochila la linterna y así conseguir una mejor vista de su camino. El ruido volvió a escucharse, esta vez más cerca, Aurora sintió que su corazón se agitaba y todo el cuerpo era consciente de la adrenalina que bullía desde sus vísceras invadiendo cada una de sus arterias a partir de ese momento. Presionó el botón de encender y rápidamente la luz tomó lugar sobre el camino, nuevamente el ruido parecía pertenecer a varios animales que venían en dirección contraria, aunque presentía que estaba rodeada puesto que los sonidos raros parecían llegar desde diferentes partes. Movió la linterna rápidamente en todas las direcciones, pero solo distinguió algo que permanecía inmóvil, al acecho. Estar en el bosque hacía dudar a cualquiera acerca del tiempo, bien podían ser las ocho de la mañana como las cuatro de la tarde, el ambiente siempre estaba así, frío, sombrío, monótono. No se movió, solo mantuvo la linterna sobre aquello que avanzó sin miedo hacia ella: Un humano, una persona que no dejaba ver su rostro.

-¿Alex? – Pronunció, esperando recibir una respuesta afirmativa y no la sorpresa que se llevó al saber que una mano tapaba su boca desde atrás y muchos otros se acercaban entonces.

 



Laura SH

#885 en Thriller
#434 en Misterio
#401 en Suspenso

En el texto hay: religion, sangre, secuestro

Editado: 25.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar