Te agradezco por mentirme

Tamaño de fuente: - +

Capitulo N° 9

Zed

Regreso a la sala y ahí se encuentran mis padres, los Moon y la prima de Silena, Chiquinquirá

— Hola — les doy un beso a cada una en la frente — ¿cómo les fue? — en sus caras inmediatamente se dibuja una sonrisa

— ¡¡ de maravilla hijo!! Todos los vestidos eran súper hermosos.....y Sile — pone una mano en su pecho como si le estuviera dando un ataque — se veía fenomenal en ellos ¿no sé por qué no es modelo? — se pregunta para sí misma luego empieza a relatar todo detalle a detalle y yo ya me había aburrido hasta que escuche algo que llamo mi atención.

— ¿en serio vomitó? — ellas asiente, pero una pregunta llega a mi mente ¿será que está embarazada?

— Zed no habrás adelantado la noche de bodas ¿cierto? y por eso tan apresurado matrimonio — cuando estoy por responder se escuchan unas voces en las escaleras

— como las miles de cenas que hemos tenido con los Reyes los últimos ¿qué? 18 años — segundos después se escucha la puerta principal ser azotada y hay supe que ella había salido de casa

— lo lamento ma' tengo que irme hay unos papeles que tengo que firmar — ella asiente, tomo las llaves de mi auto y salgo rumbo a la oficina ya que si Silena no se encuentra allí, yo no tengo razón para estarlo

Conduzco en silencio hasta que unos kilómetros más adelante reconozco el auto de Silena.

— ¿hacia dónde se dirige? — mi pregunta minutos después es contestada, ella baja de su auto y se introduce en la cafetería "moments"

Al ella entrar se acerca a una mesa y un hombre la envuelve en un abrazo y la besa, hombre al que segundos después identifico como Luke.

— Maldito disfruta de ella por ahora ya que pronto será mía — se empiezan a escuchar bocinas de autos y me doy cuenta que he formado un trancón con rabia emprendo de nuevo mi recorrido hacia la oficina.

— Kim mándame todos los documentos a la oficina ¿si cariño? — ella asiente

— Zed, Mandy te espera en tu oficina ¿cuándo te desharás de esa arpía? — Kim es una señora de 55 años de edad que ha estado conmigo desde que tome la presidencia. Ella es como una segunda madre para mí

— ¿celosa? — le pico el ojo y ella ríe

— Ya quisieras — me despido de ella y entro a la oficina al hacerlo la silla donde generalmente me siento se empieza a girar lentamente hasta revelarme a una Mandy desnuda.

— ¿qué haces? ¡¡Cúbrete!! — Recojo su vestido del suelo y se lo lanzo — estos encuentros tienen que terminar — la miro fríamente

— ¿Por qué? por qué te casas con la inepta de Silena... — me le acercó y la tomo del brazo

— No permitiré que la insultes en mi presencia — se zafa de mi agarre

— como sea.... pero ¿por qué tienen que terminar nuestros encuentros? Si la pasamos de maravilla — con sus brazos rodea mi cuello y empieza a repartir besos.

— porque me caso, así de simple — me zafo de su agarre

— ¿y? hay muchos hombres que se casan teniendo una amante — al ver que mi opinión no cambiara toma su vestido y se empieza a vestir

— sí, pero yo no soy uno de esos hombres  !!Me caso con la mujer que he amado durante 18 años consecutivos¡¡ — camino al escritorio y tomo asiento donde anteriormente estaba sentada Mandy — no desperdiciare esta oportunidad además tú ya sabias que esto pasaría cuando me comprometiera con Silena

— ¿ella lo sabe? sabe que todo esto de su boda lo tenías planeado hace tiempo — bufa — no, claro que no solo espero que cuando se entere no sea demasiado tarde y sea ya enamorado de ti tal y como yo lo hice — toma su cartera y sale de mi oficina dando un portazo pero segundo después la puerta vuelve a ser abierta

— Cete ha olvidado algo — al levantar la cabeza siento un golpe en la cara que me hace voltearla —  !!¿Pero qué mierda?¡¡ — me pongo de pie y enseguida encuentro al que me ha propinado el golpe — !!Luke¡¡ que te trae por acá — me hago el desentendido porque perfectamente el por qué esta aquí

— Sabes muy bien que me trae por acá — rodeo el escritorio y camino hasta ponerme frente a él

— No, no sé qué te trae por aquí — me cruzo de brazo — pero dime te escucho

— Ah, que no sabes — trata de volver a golpearme pero lo esquivo

— vamos Luke ¿no eres alguien de la alta sociedad? No, no lo creo, tampoco eres de la clase humilde ellos tienen mucho más modales que tú y sabes que los problemas se solucionan con el dialogo y no con los golpes — camino de vuelta a mi escritorio y tomo asiento — habla de una vez por todas no tengo todo el día

— !! Pues que me has quitado a Silena¡¡ — él sonríe — tal vez se convierta en tu esposa y aparenten tener un matrimonio de lo más de feliz pero sabemos de sobra que ella nunca sera tuya porque yo soy el hombre al cual ella ama, anhela y desea nadie podrá hacerla feliz como lo hago yo — sonríe arrogante



la crespa

#9783 en Novela romántica
#1594 en Chick lit

En el texto hay: romance, primer amor, odio-amor

Editado: 23.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar