Te agradezco por mentirme

Tamaño de fuente: - +

Capítulo N° 16

— ¿Silena? ¿Que estas haciendo aquí?— ella camina hasta detenerse a mi lado y se cruza de brazos. 

— ¿acaso no puedo venir por la empresa de mi esposo? — cuando cea en cuenta que es observada sus mejillas se tornan rojas — lo lamento, soy Silena la esposa de Zed — estrecha la mano de Todd y luego la de Kim. 

— un gusto señorita soy Todd su esposo  — señala a Kim — amor es tarde recuerda que a nuestra edad no podemos estar tan tarde afuera — ella asiente y safandose de mi agarre toma el que su esposo le ofrece. 

— Adiós — despidiéndose dan media vuelta y se van, Silena y yo los quedamos mirando hasta que yo no los vemos más. 

— Son tan lindos — asiento estando de acuerdo con sus palabras. 

— ellos son mi pajera favorita y su historia también los es  — La miro pero ella sigue viendo por donde se an ido Kim y Todd. 

— y cual es su historia — esta vez si me mira — cuentamela.  

— ellos se conocieron desde niños — así como nosotros — siguieron su adolescencia juntos siendo mejores amigos — como nosotros — ellos siempre estuvieron enamorados uno del otro — esta vez no puedo decir un "como nosotros" — se tuvieron en amores cruzado ¿si sabes lo que es?

— por quein me tomas — carcajeo y ella también lo hace, empezamos a caminar hacia donde el aparcado el coche.  

— una noche en una fiesta en medio de alcohol, hierva la música que estaba a todo volumen  y adolescentes prácticamente teniendo sexos en cual quiere lugar de la casa se dieron cuenta que sus respectivos novios no estaban y se fueron juntos a buscarlos, cuando los encontraron en una habitación de la casa teniendo sexo no fue impactante  para ambos en fin una tarde Todd "tuvo un accidente" — río al recordar la parte que viene 

— ¿que paso? ¡¡sigue!!  — sus ojos brillan como los de un niño al cual le cuestan una historia fantástica y quisiera que ella me mirase a sí a mi.  

— Kim pensó que él moriría así que fue corriendo al hospital y cuando entro a la habitación en la que se encontraba él echa un mar de lágrimas le dijo que no muriera que ella lo amaba y que no podía dejarla así pero Todd no había tenido ningún accidente solo tenia indigestión y se encontraba dormido cuando Kim llego así que aprovechando la situación él también se confesó cuando Kime se entero que solo era una indigestión casi mere de la penas desde hay todo iba de maravilla para los dos se amaban mutua y profundamente pero un día la familia de Kim tuvo que mudarse a la ciudad vecina, ella quería quedarse hay con él pero Todd en ese tiempo era menor de edad, ambos lo eran y no podía darle la estabilidad que él quería para ella así que prometió trabajar en ir a visitarla y así lo hizo. Cuando ambos cumplieran los Dieciocho se mudaron juntos y desde hay no se an separado jamás — yo también quisiera terminar así con ella se que es algo cursi pero cuando uno ama de verdad todo en uno se vuelve cursi. 

Llegamos al autopía y abro la puerta del lado del copiloto para que suba, ella me da una sonrisa y por primera vez me deja hacerlo sin rechistar doy vuelta al carro una vez ella ya esta sentada en el asiento. 

— muy linda historia, cuando era pequeña yo también quería una pareja con la cual envejecer — me abrocha el cinturón y solo la quedo mirando impactado pero sin prestarme atención sigue hablando — y que por fin tendría mi final feliz como el de los cuentos de hadas pero mira como terminaron las cosas el chico con el que creía mi vida sería un cuento de hadas se — se calla abruptamente y luego de unos segundos sigue — me engaño desde el principio de la relación — enciendo el coche y tomo la carretera con ganas de llegar rápidamente a la casa y no seguir escuchando ¿como una conversión que iba por buen camino se estropeo? — y ahora estoy casada contigo a un chico al cual detesto.  

Mi corazón se oprime dentro de mi pecho mis ojos pican por las lágrimas que amenazan con salir al escucharla decir que me detesta, aprieto el volante con fuerza de la rabia que siento. 

— lo siento — es lo primero que sale de mi boca y con la voz un poco estrangulada — lo siento por hacerte ese terrible mal, por obligarte a casarte conmigo por obligarte a terminar con tu novio amado si tan solo yo no te hubiera..... — me detengo al saber por donde iba la conversación, lágrimas empiezan a desbordarse de mis ojos pero antes de que Silena pu edad notar lo mucho que me afecta y lo paterico que puedo llegar a verme detengo el auto y bajo de él. 

Me quito las lágrimas derramadas inútilmente y para poder desquitar mi ira pateo la llanta trasera del auto y no puedo dejar de maldecir a Luke si lo tuviera en frente le partería la cara.

Luego de haberme calmado por completo subo de vuelta al auto — lo lamento por tomar provecho de la condición de tu padre para presionarte. 

— No importa gracias a eso descrubri que el estúpido de Luke me era infiel y es algo de lo cual te agradezco demasiado por no dejarme cometer otro error — llegamos agradezco la casa y soy el primero en descender del agradezco la utopía y entrar ala casa. 



la crespa

#9788 en Novela romántica
#1599 en Chick lit

En el texto hay: romance, primer amor, odio-amor

Editado: 23.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar