Te ayudaré a enamorarla

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8-. Repudio (Parte 1)

Llegamos a la casa del tal Scott, sé quién es, amigos de Liam, pero nunca hemos hablado si quiera una palabra, mi amiga Fefa sí, obviamente. La puerta de la casa estaba abierta, así que simplemente entramos, en el patio habían algunas personas, ya dentro de casa a penas se podía caminar, estaba muy lleno, gente por todos lados.

Nos acercamos a la barra y pedimos algo de beber, todos solo cerveza.

— ¿Bailemos?—Kathe le pregunta prácticamente gritando a Lucas, este asiente y la toma de la mano, llevándosela hasta donde todos los demás bailando, lo que resulta ser un lugar muy oscuro, luego la agarra por la cintura y comienzan a bailar.

— ¿Bailemos?— me pregunta Fefa y yo asiento, nos acercamos hasta donde esta Kathe y Lucas y nos comenzamos a mover, sin tocarnos, cada una en su baile, pero juntas a fin de cuentas.

Mientras me muevo descoordinadamente distingo a Liam entre la multitud, le hago un gesto con la mano, el me devuelve el gesto para luego acercarse en mi dirección.

—Hola, Grace — me saludo cuando llega a mi lado, dándome un corto abrazo.

—Hola— saludo tímida.

— ¿Bailemos?— pregunta de repente, sorprendiéndome.

—Pero Fefa...— empiezo a buscarla, ya no se encontraba a mi lado, desapareció.

—Se fue con Scott—dice mirándome con una sonrisa, suelto un suspiro, pudieron haberla secuestrado o algo. A veces mi mente crea situaciones dramáticas.

—Entonces si— Fefa y Scott tuvieron un pequeño romance, nada serio, eran amigos con derechos, a veces siguen recordando viejos tiempos, pero no creo que hoy sea el caso, quizás fueron a buscar algo de beber.

A pesar de estar bailando con Liam, seguí buscando a Fefa con la mirada, mis pensamientos dramáticos no se calmarían hasta verla sana y salva. Un suspiro sale de mi boca al verla en la barra, con Scott, ambos conversaban animadamente.

Por fin mi mente dejaba de pensar cosas trágicas y se concentró en el chico con el cual estaba bailando. No me había percatado de que Liam me tenía agarrada por la cintura, apegándome a su atlético cuerpo. Ya más tranquila paso mis manos por su cuello y comienzo a baila.

Nunca me imaginé estar así con Liam, siento como mi pulso está acelerado por la acción de Liam, sacó su mano de mi cintura y la lleva lentamente a mi mejilla, la comienza a acariciar suavemente, causando que un pequeño escalofrío recorra mi cuerpo. Fue así como miles de imágenes pasaron por mi mente, a la cual le encanta salirse de la realidad y crea situaciones que quizás nunca pasarán.

Liam besándome

Liam abrazándome con amor

Liam pidiéndome que saliéramos

Liam pidiéndome que fuera su novia.

—Y ¿si le damos celos?— dice, sacándome del mundo paralelo que había creado, el cual era un muy maravilloso mundo.

—No creo que...— no pude terminar la frase, ya que tenía los labios de Liam en los míos, un beso tierno, solo era eso, roces de labios.

Nos separamos casi al instante, no sé qué pensar, me besó, pero no porque él quisiera, si no por sacarle celos a Kathe.

—Perdón, no debí, es que... vi tus labios y Dios tus labios, no pude evitarlo son tan...— acaricia mi labio inferior con su pulgar—... perfectos, tengo que... que hablar con Scott, perdón— se va y comienza a buscar a su amigo, lo encuentra y veo que apunta en mi dirección diciéndole algo a Fefa, esta comienza a caminar hacia mí.

— ¿Qué pasó?— pregunta mi amiga apenas llega.

—Me besó— logro decir.

—Oh— dice con decepción, pero luego sonríe ampliamente y me abraza— el amor está naciendo aquí— dice un poco fuerte, la iba a golpear cuando Kathe y Lucas llegan a nuestro lado.—la besó Liam— dice y me apunta.

Kathe se lleva las manos a la boca sorprendida y Lucas sólo pone los ojos en blanco, como lo que acaba de escuchar le aburre.

—No deberías contar esas cosas— la regaño.

—Kathe es tu amiga y Lucas, bueno él es Lucas— puedo notar que Fefa está de mejor humor.

— ¿Por qué estás tan feliz?— Kathe me quita las palabras de la boca.

— ¿Yo?— todos asentimos— estoy tan feliz de estar con ustedes aquí —nos agarra a los tres del cuello y nos abraza. —ahora Bailemos— levanta los brazos y comienza a bailar.

¿Se deberá a Scott? No lo creo.

—Grace— me llama Lucas— ¿vamos por algo de beber?— miro a mis amigas y ellas nos piden más cervezas.

Comenzamos a caminar, pero Lucas me toma de la mano y me lleva al patio trasero.

—Quería hablar contigo— dice y se sienta en una banca, el patio trasero es realmente grande, pocas personas están aquí.

—Hablemos— le menciono entusiasmada, algo un poco raro.

—Le pediré que sea mi novia— suelta de repente.

— ¿Qué? ¿Tan pronto?— no es que me interese, pero si lo considero pronto.

—Sí, ella de verdad me gusta— dice mirando hacia otra parte.



Aimmiaa

Editado: 23.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar