Té & Café

Tamaño de fuente: - +

Coffee 11

Debía de ser una broma de mal gusto, Jaden estaba ebrio, sin contar que la estuviese llamando en ese estado a las 3 am. En definitiva, eso era una mala broma que solo ocurría en los libros que ella leía.

 

—Jaden, ¿Es en serio? ¿Cómo pudiste emborracharte entre semana? —de fondo en la llamada la música retumbaba, haciéndole desesperar mas—, y en un club. Esto tal vez no sea raro para ti, como sea pásame a tu adulto responsable; pásame a Logan —Jaden se queja pero igual grita un “Te uscan”—. ¿Logan?

 

Wasuuup —Danielle no sabia en que color ponerse.

 

—¡¿Por qué también estas ebrio?! —trataba de no gritar, eran las 3 de la mañana y no quería problemas—. ¿Cómo van a regresar? ¿En taxi? Más importante, ¿Cómo fueron?

 

Tranquila, nos trajeron —la música se escuchaba aun mas fuerte que antes—. Aunque, no sé dónde se metió mi amiga jaja —al otro lado se escuchaba un suspiro pesado.

 

—Dame el nombre del bar o la dirección, les llamare un taxi —estaba nerviosa y asustada, solo había leído de situaciones similares en libros de ficción.

 

Oye, Jaden, ¿Cómo se llama el bar? —los nervios no abandonaban a Danielle y el grito de Jaden con un “No zeee” no le ayudaron mucho—. Yo tampoco se donde estamos.

 

¿Qué ganaba molestándose, preocupándose y sufriendo de nervios por esos dos chicos que ni eran sus amigos?

 

La respuesta es: Nada. Pero tenia un problema, y era que no podría dormir sin los dejaba en esa situación, ebrios y sin transporte de regreso.

 

Danielle respira, tratando de calmarse, al hacerlo vuelve a hablar—. Esperen en la salida —escucha una “Esta bien” antes de que se cortara la llamada. Ella se había levantado de su cama, la cual estaba hecha un desastre para ver si la persona que necesitaba en ese instante—. Eliza necesito tu ayuda —espero por unos segundos hasta que la puerta se abrió con una Elizabeth sorprendida.

 

—¿Otra vez con insomnio? ¿Quieres una pastilla? —ya iba a ir por su suministro de emergencia cuando Danielle la detiene.

 

—No necesito drogas, ¿Quieres ir a un club? —Eliza mostro su mejor seño fruncido—. Logan y Jaden están borrachos, sabes que tengo corazón frágil y si los dejo sin hacer nada me sentiré mal por un mes. Además de que no sé dónde están y no confió en un taxi,  ¿Me ayudas por favor? —con una sonrisa.

 

—Para ver si entendí, quieres que maneje a las 3 de la mañana, para buscar a un par de borrachos, ¿Solo por tu conciencia frágil y estúpida? —asintiendo repetidamente—. Me deberás un favor, ¿lo sabes? —vuelve a su habitación solo para buscar una chaqueta y sus llaves.

 

Amabas chicas habían salido de su habitación en pijamas, Danielle con un camisón gris y un jersey azul, mientas que Elizabeth llevaba una camisa manga larga negra con el logo en el pecho de Percy Jackson, un short blanco y negro corto. Caminando hacia su auto Elizabeth nota que en los brazos de su amiga tenía su laptop junto a varios cables, ya dentro del auto ella de copiloto encendía su computadora, conectando su celular.

 

—Y bien, ¿Dónde vamos? —Elizabeth estaba girando la llave cuando ve con incertidumbre a su mejor amiga.

 

—Ni idea —la conductora frenaba de golpe, haciendo que ambas fueran hacia delante—. Eso fue peligroso —tratando de calmar su corazón.

 

—¡¿No sabes dónde es?! —ella solo negaba con la cabeza sin quitarle los ojos a la pantalla, sus dedos se movían sobre las teclas a una velocidad impresionante—. ¿Qué haces?

 

—Hackear el número por donde me llamaron, creo que es el de Jaden. Busco las últimas llamadas que hizo, la dirección ip de la llamada y después de algunos datos...Bingo —unas coordenadas aparecieron en la pantalla, datos que ingreso a una aplicación de mapas, encontrando así la dirección del club—. A veces es bueno tener estos conocimientos, es en 200 York Way, London N7 9AX, se llama Egg London Nightclub —poniéndose en marcha.

 

—¿Puedes saber la posición de las personas solo por su número de teléfono? —sosteniendo con fuerza el volante.

 

—Es fácil si conoces los pasos básicos, y tengas un buen programa de datos —Elizabeth asiente como si tuviera idea de lo que trataba de decir, por su parte Danielle apagaba su computadora y se disponía a llamar a los chicos—.  ¿Hola? Chicos necesito que salgan a la salida.

 

¿Po que?

 

—Hay alcohol gratis en la salida, no llegaran a la fiesta —no había que decir mucho mas, el alcohol en su cerebro solo los hizo festejar, a lo que cuelgan de golpe. Después de unos minutos más en carretera ambas chicas ven la entrada aglomerada del club.



Nohe Gamboa

Editado: 25.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar