Té & Café

Tamaño de fuente: - +

Tea 14

El lunes siguiente de la cena, en la tienda de música se podían oír la risa de Bobby, el joven afroamericano estaba bastante complacido al ver el rostro de Jaden cubierto de arañazos, a su lado Alice con un nuevo peinado noventero tenia una sonrisa en el rostro, al lado de un Jaden enfurruñado esta una Danielle también sonriendo recordando la cena de hace pocos días.

 

—No tu también, Danielle no te burles, sabes lo que pase la ultima vez con ese endemoniado gato —Danielle se sintió mal por reírse de él, pero no lo podía evitar.

 

—Lo siento, lo siento.

 

En ese momento saliendo de la parte trasera de la tienda estaba el Señor Growney—. Ya se que reírse de Jaden es muy entretenido, pero hay trabajo, trajeron nuevos productos colóquenlos en las vitrinas y vayan pensando en como decoraran esto para Halloween —con eso dicho y porque Alice lo estaba empujando, Bobby se fue aun riéndose a la parte de atrás para buscar los nuevos artículos.

 

—Mi rostro esta arruinado —Jaden sintió una suave palmada en su espalda que lo hizo voltear y ver una sonrisa.

 

—Tu rostro esta bien, mas importante no te araño los ojos o si seria un problema, es algo de agradecer —palabas que le cayeron bien y al final le devolvió la sonrisa.

 

—Bueno ya que están juntos, necesito hablarles del próximo trabajo que harán —el señor Growney había aparecido con una caja que dejo en el mostrador—, Danielle, ¿sabes que hay el siguiente sábado?

 

Sábado

 

Seria un sábado común en la tienda de música, atendiendo clientes y saliendo más temprano, en vez de eso Danielle y Jaden habían llegado en autobús a lo que seria un festival musical, a casi dos horas de Londres. Era trabajo extra pagado, específicamente haciendo publicidad de la tienda, tomando fotografías para la tienda web, como si de medios se tratase para que también gente que no los conociese fueran allá, beneficiando tanto a la tienda como al propio festival.

 

Ambos se encontraban con sus abrigos bien cerrados, el clima empezó a bajar rápidamente, eran principios de octubre, no faltaba nada para que el invierno terminara de llegar. Aun con frio, lluvia y posible nieve, los amantes de la buena música estaban entusiastas en ese lugar que aunque fuera al aire libre, servían bebidas gratis a todos los que pagaron la entrada o tenían un pase. Jaden estaba dando vueltas cerca del escenario, el evento en general y de las bandas, tomando fotos para la página, mientras Danielle se quedaba en una mesa cerca de un lugar caliente para no entumecerse las manos escribiendo en su computadora, ella estaba a cargo de la difusión.

 

—¿Esto es todo los años? —pregunta Jaden llegando a donde estaba Danielle, siendo recibida por esta y un vaso de té de manzanilla—, como necesitaba calentar mis manos, aquí están las fotografías.

 

—Gracias, este es el segundo festival que asiste la tienda, uno de los organizadores es amigo del jefe —dijo Danielle sin despegar su mirada de la computadora.

 

"Que rápido escribe..." pensó para sí mismo al ver lo rápido que Danielle tecleaba en su portátil.

 

—Por cierto.

 

—¿S-Si?

 

—Las fotografías quedaron muy bien —sonriendo mientras seleccionaba las fotografías para la publicidad—. Pensé que eras de traje y corbata, no de cámaras y ángulos.

 

—Desde que estaba en la secundaria ha sido mi hobby, y bueno, creo que es normal que sea un poco bueno en ello —bebiendo de su vaso de papel.

 

—Ya lo creo, pero el misterio aquí es, ¿Por qué no estudias Fotografía? Eres bueno, se ve que te interesa o bueno, más que la contaduría —cerrando la portátil para hablar adecuadamente con Jaden.

 

—Tiene su porque, pero es una historia muy aburrida y estamos trabajando —escabulléndose del tema, sin éxito.

 

—Tenemos unos minutos hasta que se terminan de preparar los siguientes artistas, si intentas huir, sufrirás —aunque quisiera sonar intimidante, a los ojos de Jaden se veía como un pequeño cachorro ladrando.

 

—¿Qué quieres saber? — suspirando derrotado, pero sonriendo ante la expresión de felicidad de ella.

 

—Todo, vamos, cuenta tu laaarga historia —acomodándose en su asiento, poniendo su barbilla en ambas manos, cosa que le hizo aun más gracia a Jaden.

 

Suspira nuevamente y se ríe un poco—. Cuando tenía catorce años, mi hermano mayor se estaba graduando de la preparatoria, pero él, digamos que no quería nada que ver con el negocio familiar, a lo que opto por estudiar Artes escénicas en vas de algo que beneficiaría al negocio —empieza a rascarse la nuca con un poco de repelús—. Cuando él se fue de la casa, por ciertas "cuestiones", mis padres le dieron más prioridad a mi educación, para ellos, usar una cámara no era una profesión suficientemente rentable. Al final, creo que es mi deber como hijo hacer lo que mi hermano no hizo —suspirando de nuevo—, Pero tampoco es tan malo, aún tengo mi cámara y la fotografía se convirtió en mi hobby, es divertido —una sonrisa melancólica apareció en su rostro.



Nohe Gamboa

Editado: 25.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar