Te Dare Dos Opciones

Tamaño de fuente: - +

Reencuentro

CAPITULO III

Veo como Krystal sale disparada del auto en cuanto llegamos a la casa donde se celebrara la fiesta, nunca he visto una niña tan aburrida en mi vida, ni tan contenta como cuando salimos  de la Iglesia. Me sorprendo al ver porque mi hermana esta tan feliz, alguien contrato juegos inflables para la fiesta. Y por eso corre con tanto entusiasmo, los niños de los vecinos están llegando y muchos se unen a Krystal para disfrutar de los juegos también. Me doy cuenta que mucha gente se salteo la ceremonia y vino directo banquete, lo cual por alguna razón me parece gracioso. 

— Relájate Jess, estuviste muy tensa todo el tiempo durante la ceremonia. Todo va ha salir bien, independientemente de lo que haya pasado con papá —

— Perdóname pero discúlpame. — intento bromear un poco, para que se crea que no estoy preocupada — Cuando hacemos eventos así, nunca nos salen bien — Aura  voltea los ojos y me sonríe mientras se baja del auto.

— Siempre has sido una dramática empedernida, hoy no va a pasar nada. Recuerda que esta vez no estará papá para arruinarlo, y aun me pregunto porque... — no se que expresión vio en mi cara por que se detuvo de golpe —...yo... Jessica deja de mirarme así. —

— No te estoy mirando de manera en especial — le respondo con frialdad. Dejo a mi hermana atrás y entro en el patio de aquella gran casa. Siento como Aura me esta siguiendo, y me desvió hasta la mesa de bocadillos para poder evitarla. En cuanto llego, tomo un vaso de la bebida que esta allí, para intentar ignorarla le doy un sorbo. Iugh es ponche, como detesto el ponche.   

— Vas a dejar de hacer que te persiga como si fueras una niña — me recrimina en cuanto llega a mi lado —Compórtate Jessica, es hora de que madures —

— ¿Que madure yo? Pero que te pasa si tu eres la que se enoja de repente —

— Deja de hacer eso o te juro que me molestare contigo —

— ¿Dejar de hacer el que? — la miro escrutándola con la mirada, muchas veces no entiendo a esta niña. 

— Lo que estas haciendo justo ahora, evadiéndome, evitando el tema. Ya estoy cansada de eso. Yo también tengo derecho a saber lo que pasa. Que hizo ese viejo mezquino esta vez Jessica y no me digas que nada. Porque ambas sabemos que no es cierto —

La miro un momento en silencio sin saber que responderle. Se que esta molesta y que posiblemente no vuelva a hablarme hasta dentro de un mes si no le respondo como es debido, pero ¿como le cuentas a tu hermana de quince años que tu padre la odia? ¿Que por imprudencia mía, posiblemente no vuelva a tener a alguien a quien llamar padre?

— Discutimos Aura, sabes como es papá. Eso no debe preocuparte ya que no tiene nada que ver contigo —

— Ya vuelves a hacerlo otra vez. Deja de tratarme como a una niña, deja de guardarte todo para ti sola. No te das cuenta que lo único que quiero es ayudarte, entender que pasa para poder apoyarte. —

— No me guardo nada, sabes que el hombre esta enfermo y es una persona difícil. ¿Que mas quieres que te diga Aura? —

— La verdad, tal vez — suelta sin mas. No se que esperaba de mi al decirme esto, pero deje de considerar la verdad un factor importante cuando lastima, tampoco miento solo la guardo, no puede acusarme de mentirosa porque eso no soy.

— Aura Denise Winslet, deja de intentar interpretar el papel de una adulta, pareces mas una niña grande haciendo pataleta. Deja las teorías locas para tus libros. —

—Ugh, eres imposible Jessica — enojada se aleja de mi. 

Algo preocupada veo como se integra en la fiesta, sabia que invitaría algunos amigos. No la pierdo de vista hasta que veo como al encontrar algunos le cambia el semblante y se ve mas motivada.  

Mi mirada se enfoca ahora en aquel gran jardín,  y en el alboroto que hay en el. Los niños corren de aquí para allá, adultos y adolescentes charlan como si todos tuvieran mucho en común, y varias historia que contar. Todo parece estar saliendo a la perfección y eso me asusta, se que puede parecer dramático ya que apenas esta empezando, pero nuestras fiestas de cumpleaños y bautizos nunca salieron bien, sin embargo hoy voy a darme una oportunidad, seré positiva.

Es mi deseo que este día salga bien, y es por eso que no me puedo dar el lujo de ser negativa, ademas, para esta fiesta me permití gastar mas dinero del que acostumbro. Krystal se lo merece, en realidad creo,que las tres nos lo merecemos, aunque sea solo un día estar alejadas de ese pequeño departamento y respirar, convivir. Si, definitivamente vale la pena. Aura se ve contenta charlando y bromeando con sus amigos y algunos vecinos, a pesar de la pequeña discusión que tuvimos al llegar, a Krystal no la he visto desde que se bajo del auto, pero estoy segura que la esta pasando bien. Ahora que lo recuerdo, debe estar tan emocionada que olvido pedirme que le quite el vestido.

— Mira a quien tenemos aquí. Cuanto tiempo — Aquella voz gruesa y pacifica me saca de mi análisis. Y no puedo evitar sonreír al saber quien es.  

A mi lado esta el señor Logan Nicholls.  El padre de mi mejor amiga, el padrino de mi hermana y el dueño de esta gran casa. No puedo evitar sentirme feliz de verlo de nuevo, el señor Nicholls es para mi uno de los mejores hombres que conozco,  nos ayudo mucho cuando mamá murió, siempre estuvo pendiente de nosotras y mi padre, eso es lo que mas me cautiva de el, a pesar de todo sigue considerando a mi padre su mas viejo y leal amigo,  es por eso que nos mantuvo durante algunos meses mientras yo conseguía un empleo. Se que tengo una deuda muy grande, que es imposible de pagar,  yo le debo mucho a este hombre y lo admiro muchísimo. 



Lotus Christmas

#2903 en Novela romántica
#1116 en Joven Adulto

En el texto hay: amor. amistad.

Editado: 17.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar