Te doy mi corazón© (snypp#3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

Me levanté temprano y me puse hacer un poco se ejercicio en mi gimnasio privado. 

Después de correr media hora en la cinta y levantar pesas, me fui a duchar, desayuné un poco de pan tostado y una manzana ya que no me apetecía comer nada más. 

Me recordé mentalmente darle las gracias por la riquísima lasaña que preparó Amy en la cena. 
Subí a mi Bugatti color negro y avancé hacía la universidad. Me estacioné y bajé con mi maletín en mano, observé todo los carros estacionado hasta que lo encontré. 

Un mustang color azul bebé. 

Sonreí, así que ella ya está aquí, además de bella era puntual me dije admirado. Caminando con una sonrisa en los labios. 
Cuando entré me detuve en el espacio donde los maestros ponían sus cosas y se reunían a comentar sobre las clases y platicar con otros maestros. 
Saludé a John uno de mis amigos y maestro de física. 

—Hola Mizraim. 
—Hola John. 
Suspiró. 
—¿Y eso porque tan pensativo?— le pregunté. 
El sonrió. 
—Estaba pensado en la maestra nueva, es muy guapa. 
Sonreí, en eso estaba muy de acuerdo aunque también me fastidiada un poco que a John le pareciera guapa. 
Me di cuenta que estaba celoso. 
—Si— le respondí aparentando indiferencia. 
—Hola buenos días caballeros— declaró sonriendo Mercy la maestra de matemáticas. Una chica alta, pelirroja, con unos hermosos ojos verdes y un cuerpo de modelo. 

Una de mis admiradoras. Me había estado persiguiendo desde que había llegado a trabajar aquí. Era bonita y muy seductora pero no quería tener una relación con nadie. 

Me gustaba ser libre y soltero, hasta ahora. En estos momentos no me disgustaría estar casado con una hermosa mujer de cabello leonado y ojos índigo. 
Suspiró. 

Mercy se acercó a mi de manera seductora, me puso sus manos en mi pecho y subió hacía arriba para según ella recomponerme la corbata con una sonrisas coqueta. 

Para mi mala suerte en ese momento entró mi tormento personal Lazuli. 
Se me quedó mirando fijamente con esos ojos índigo, ella alzó la ceja y frunció sus hermosos labios rosas. 

Sonreí con chulería y el corazón me empezó a latir rápidamente al comprobar que estaba celosa. 

¡Estaba celosa! Punto para mi cero para la fierecilla. 
Para ponerla más celosa agarré las manos de Mercy y me las lleven a los labios. 

—Muy buenos días Mercy— dije con voz seductora mirando de reojo a Lazuli que saludo muy amablemente para mi gusto a John, este la miró embobado. 
Mercy me sonrió coquetamente y se acercó a mí para besarme, antes de que lo hiciera, la bese yo, pero en la mejilla. 
—Tengo clases— le contesté sonriéndole con chulería. 
Ella me devolvió la sonrisa. 
—¿Podemos comer al rato?— respondió ansiosamente. 
—Ya veremos cariño— le conteste guiñándole un ojo. —Adiós John—  este asintió mientras se le quedaba mirando fijamente a Lazuli que se preparaba un café con leche, inmediatamente lo archive en mi memoria. 
Cuando pasé por su lado le sonreí encantadoramente. 
—Buenos días Lazuli. 
—Buenas— contestó malhumorada. 
Sonreí para mí mismo. 
—Te ves más hermosa cuando me sonríes— declaré guiñándole el ojo. 
Esta se sonrojó y me ignoró. 

Yo sonreí. 
Poco a poco te conquistare pensé con satisfacción. 
No como una decisión, si no como una promesa que me hacía a mi mismo. 



AdyerenLael97

Editado: 27.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar