Te enamoraste

Tamaño de fuente: - +

Henry

Hola mi nombre es Henry, tengo 17 años y fui asignado a un Instituto en California. Debería de sentirme afortunado pero no lo estoy, tengo temor que a la gente que conozca no les agrade y acabe de mala forma ya que tengo una personalidad muy.. Penosa, tímida, insegura...nose hacer amistades y me preocupo mucho de que no encaje en la escuela así que tratare de ser lo mas sociable que pueda! Yo puedo!.

Fisicamente soy un chico delgado, pero con buena figura ya que practico futbol, mis ojos son marrones claros y mi estatura no podria decirle baja pero tampoco alta asi que esoy medias, mi cabello es color  negro oscuro, y mi piel es bastante palida.

. . .

 

-Bien hijo, espero que te diviertas en California.- Mi madre me decía mientras me ayudaba a subir las maletas en el autobús.

-Gracias mama.-

Le di un último abrazo antes de subir y despedirme de ella.

-Adiós mama. Nos vemos en navidad.-Le dije a mi madre ya arriba del autobús por la ventana

-Si hijo, cuídate te extrañare, recuerda "No importa si cometes errores..-

-No eres el primero ni el ultimo".- Termine la frase con mi madre y la despedí con una sonrisa y un movimiento de mi mano.

-Te amo mama.-

-Yo igual hijo.-

Esas fueron las últimas palabras de mi madre hacia mi antes de partir hacia California.

.

.

.

-Oye hermano ya llegamos, deberías bajar antes de que el chofer regrese.-

-Eh?- Abrí mis ojos y el autobús estaba completamente solo, me había quedado dormido y ya habíamos llegado a California. Rayos quería tomarle foto a el letrero que decía “Bienvenidos a California” será para la próxima vez.

-Oh si, lo siento lo siento me quede dormido.-

-Esta bien, no hay problema.-

-Ah… Gracias por levantarme.-

-Si, no hay de que.-

Baje del autobús y me encontré con un lugar repleto de gente subiéndose a los autobuses o buscando sus maletas.

-Wow… esto es un desastre.-

-Tienes razón, lo es.-

El chico que me había levantado había bajad del autobús.

-Mi nombre es Jackson, un gusto conocerte.-

-A… Ah si si yo soy Henry, igualmente.-

-Que haces en California?.-

-Ah… Soy un estudiante de intercambio en el Instituto Mikhail.-

-Oh enserio?, eso es increíble, yo estudio ahí.-

-Wow genial!.-

-Creo que debería de buscar mi transporte.-

-Ordenaste un chofer?-

-Algo así, la escuela me mando uno. Pero no lo veo y no creo encontrarlo con esta multitud.-

-No te preocupes, yo trabajo aquí en mis tiempos libres. Te ayudare a encontrarlo, creo que deberíamos de hacer una llamada.-

-Gracias.-

Después de que hicimos algunas llamadas hacia el Instituto pude ver que un auto se acercaba hacia nosotros.

-Joven Henry?-

-Si, lo soy.-

-Oye gracias de nuevo, no hubiera sabido que hacer si no te hubiera conocido, en verdad gracias.-

-No hay de que, si quieres un compañero estoy en el edificio 4, habitación 210.-

-Te buscare, gracias.-

Subí al auto y el chofer me llevo a mi respectivo Instituto. Había pasado unos momentos cuando vi un gran campus con grandes edificios y mucha multitud y eso había que me pusiera nervioso y me empezara mi sudor en manos, me empecé a poner histérico y a imaginarme muchas cosas de como me podrían tratar, así que me calme, bueno intente calmarme antes de que llegara a mi departamento.

-Joven Henry llegamos, me pidieron que le diera esta información de que su edificio es el 2 y su numero de habitación es el 112, compartirá el dormitorio con un compañero del instituto, espero que le guste nuestro Instituto. Le deseo lo mejor.-

El chofer me había entregado un papel con la información de mi departamento y el campus. Me había ayudado a bajar mis maletas y luego se retiro.

Antes de entrar a el edificio lo observe por fuera y trague para después entrar por las puertas del edificio para encontrarme con muchos hombres en rincones o en su grupo de amigos, al escuchar el sonido de la puerta todos giraron hacia mi y me miraron, yo me quede paralizado por un momento sin saber que hacer hasta que se olvidaron de mi y yo me fui a buscar mi departamento, en ese momento mi corazón no paraba de palpitar muy veloz ya que me estaba muriendo de los nervios.

Subí al ascensor y oprimí el botón de los departamentos 100. Salí del ascensor para buscar mi habitación y después de caminar unos momentos lo había encontrado. Tome las llaves y abrí la puerta para encontrarme con una habitación bastante amplia con 2 camas a los costados, un ventana muy grande que podía ver el exterior, un lugar para estudio y… MI PROPIA CONEXIÓN! La conexión estaba a lado de mi cama, que mas puedo pedir.

-Ey hola!.-

-Oh My Good!.-

Dije con susto ya que me tomo de sorpresa.

-Ah, lo siento no quería asustarte.-

-No, no esta bien, pensé que estaba solo.-

-Soy Robín, creo que compartiremos dormitorio.-

-Ah… si, esta bien por mi.-

-Por mi igual.-

-Soy Henry. El estudiante de intercambio.-

-Oh eres tu?-

-Si.-

-Que bien Henry, espero que nos llevemos bien.-

-Lo mismo digo



MARISOL AIRAM

#6832 en Novela romántica

En el texto hay: pareja homosexual, romance, timido

Editado: 03.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar