Te observo

Tamaño de fuente: - +

Una vida normal- Noa.

Hace unos años...

 

-Noa, ven linda, es hora de almorzar- escucho el grito de mi madre, el agua salpica mi vestido de color amarillo se empieza a manchar de pequeños puntos rojos cada vez que le pego con la roca- ¿Noally?-Bam, mas manchas- Pequeña que hace...- Bam, esta vez golpeo la roca contra la cabeza de la ardilla.

 

-Estaba aburrida- digo mientras tomo la ardilla destripada.

 

-¿Qué hiciste?-Madre me agarra del brazo fuerte-¡¿Noally que hiciste?!- me mete a la casa, llegamos hasta el baño y me lanza contra la tina- ¡¿Por qué demonios no entiendes?! ¡Comportarte como una niña normal!- cierra la puerta.

 

-¡Mami, mami!- empiezo a golpear la puerta- ¡Por favor! ¡Déjame salir!- mis ojos se empiezan a humedecer- ¡Prometo...prometo ser normal!- y las lagrimas empiezan a caer- Lo prometo- termina siendo un susurro hasta que simplemente hay silencio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se que es la septecima vez que lo digo pero odio la escuela, es como estar en la cárcel pero la diferencia es que vienes casi todos los días y los fines de semana tienes un pase para ir a ver a tu familia y disfrutar tu día y luego otra vez.

 

-¿Noa me estas escuchando?- me quite un audífono para escuchar a Meder.

 

-¿Qué decías?

 

-Contigo no se puede.

 

-Esteff déjala en paz, después de todo ella no quería venir- dice Violet mientras me da 5 dolares para que me compre algo.

 

-Gracias, tu si me entiendes.

 

-Solo te quería recordar lo que practicamos.

 

-Si lo recuerdo- Mi nombre es Alice Miller Baley, mi hermano es Esttefan Miller Baley, nuestros padres están divorciados y no se que mas mentiras pero bueno dejemos lo en lo básico.

 

-Bien pues empezamos- cursamos una calle cuando escucho como se cae algo metálico, volteo atrás, Violet esta agachada recogiendo algo, reojo observo que se acerca un auto y por instinto la traigo hasta mi.

 

-Violet- justamente paso el auto- ¿Estas bien?- digo mientras esta se para y me ayuda a levantarme.

 

-Si, lo siento y gracias.

 

-¿Qué paso?- dice Meder acercándose.

 

-Nada- dice Violet con una sonrisa.

 

-Casi la atropellan, ¿Qué estas haciendo?-digo con tono sarcástico

 

-Atropella...

 

-Se me callo mi llavero- nos lo muestra, es una flor, una Violeta.

 

-Supongo que es especial- digo.

 

-Si, me lo regalo mi hermano- forma una sonrisa pero en sus ojos hay melancolía.

 

-Bueno al menos estas bien- dice Meder rodeando su brazo en sus hombros- prosigamos con el camino- (Ocultan algo)

 

Llegamos hasta la escuela.

 

-Recuerda que si necesitas algo, solo llámame- dice Meder mientras Violet lo empieza a jalar hacia el aula- si te molestan solo avísame, nos vemos en el tiempo de descanso.

 

-Adiós Mamá- digo mientras me empiezo a alejar y me meto en mi salón.

 

Casi todas las sillas están llenas, elijo una que esta en la tercera fila hasta atrás, ni en la ventana ni la pared, me siento y simplemente me colo mis audífonos y tomo uno de mis mechones naranjas sueltos, odio este color, (Normal) tengo el pelo amarrado en una coleta alta, se acercan tres chicas a mi y no creo que tengan buenas intenciones, me quito mis audífonos.

 

-Hola nueva.



Kenia Cruz

#420 en Thriller
#181 en Suspenso
#160 en Detective

En el texto hay: tu eres el detective, blablabla

Editado: 10.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar