Te observo

Tamaño de fuente: - +

Solo sonrie- Chloe.

Pensaba que esta idea era una estupidez, no, lo sigo pensando, esto es completamente innecesario y a veces siento que todo esto es apropósito aunque se las razones del porqué.

Hace maso menos tres semanas que Meder trae chicas a la casa y se las coge como si fuera lo más normal del mundo, bueno, lo es pero es realmente innecesario que lo haga. Lo único que me reconforta es que solo son unos minutos cuando escucho los tacones de las chicas ir hasta la puerta, se mete a la ducha y puedo salir en santa paz; sale del cuarto de baño y solo se limita a darme las buenas noches y encerrarse en su cuarto. Es como si estuviéramos en casa diferentes y solo nos cruzáramos de vez en cuando.

Tal vez estoy llevando las cosas muy rápido, apenas lo conozco hace ¿Qué?, seis meses, ocho, no se la verdad, tal vez lo asuste o solo estaba jugando conmigo, (¡Joder!). Me tiro en el suelo del cuarto y miro al techo. Me pregunto que pensara Meder sobre esto, si tan solo le importara (Chloe, está pensando en cómo va solucionar lo de la policía) y como siempre ignoro a mi mente y salgo del cuarto y me dirijo al de Meder, tardo en decidir si abrir o no el cuarto, al final lo hago y para mi sorpresa él no está ahí.

-¿Meder?- me preocupa que…, no, ha estado tomando su medicina, siempre lo hace. Bajo las escaleras en silencio y busco por toda la casa a oscuras pero no hay rastro de él, al final me rindo y me acuesto en su cama aunque me cause conflicto que estuvo con muchas chicas en estos días. Cierro los ojos.

-Abre los ojos dormilona- veo a Meder con el cabello más largo, casi hasta los hombros. Las sábanas blancas y limpias me hacen no querer salir de ellas- vamos linda- hunde su rostro en mi pecho y sube hasta mi clavícula y la besa- Emma esta hambrienta y yo también y solo te estamos esperando.

-¿Emma?- pregunto y me levanto cuando veo una pequeña asomarse por la puerta- Emma- al escuchar su nombre soltó una carcajada tan mona que me partió el corazón. Daba unos pasitos cuando Meder la tomo entre sus brazos y empezó a reírse por esto. La dejo en la cama y se acercó gateando a mí. Balbucea algunas cosas, apenas y puede decir Mamá. Mamá. Pone su manitas en mi cara y beso su hermosa cabecita, sus ojos de un lindo verde y su piel tan suave y clara, sus dientecitos.

-Las dos personas que más amo juntas- Meder nos hace señales para que veamos a la cámara- sonrían lindas- toma la foto y voltea a verme triste- despierta cariño.

Me despierta el sonido de un auto, más bien una patrulla. Me levanto de un salto para ver en la ventana lo que está pasando.

-Está bien, solo está patrullando la zona- volteo tan rápido que me mareo por un momento y logro ver la silueta de Meder acostado del otro lado de la cama, mirándome fijamente- me llamron para hacer un reporte con Carter de lo que he hecho estas semanas, si es lo que te preguntabas.

-¿Tan tarde?-sonríe por mi pregunta.

-Chloe, apenas son las doce- verifico el reloj en la mesa de noche y efectivamente son las doce apenas- me fui a las nueva y regrese a las once y te encontré acostada en mi cama- se mantiene tranquilo recostado en la cama, agradezco que solo tengamos pocos destello de luz de las escaleras o vería mi cara roja de la vergüenza, aunque por la risa que suelta se lo ha de imaginar.

-¿Y?- me recuesto en la cama lentamente, Meder no aparta la vista en ningún momento- ¿Cuál es el problema?

-Estás jugando fuego Chloe.

-No te tengo miedo Meder- me siento sobre mis piernas y lo miro, me sonríe cómplice.

-No debiste haber dicho eso- sin darme tiempo de reaccionar se coloca encima de mí (Esto es lo que querías ¿o no estúpida?). Me sujeta las muñecas sin lastimarme, su nariz roza con la mía- ¿Por qué estás tan nerviosa?-sus ojos me matan, solo quiero una cosa, solo lo quiero a él.

Empieza a besar mi cuello, lo que me provoca un cosquilleo por toda mi columna vertebral y poco a poco va subiendo hasta mis labios donde se detiene, casi pidiendo permiso, tomo la iniciativa y empiezo a besarlo.

-Hoy no p-pequeña- Meder se separa poco a poco hasta que me deja libre de él y se sienta en la cama y aprieta sus manos entre su rostro.

-Meder, si yo no te…

-¡Me gustas, me encantas y me vuelves loco!- sigue con la mirada baja- pero esto no está bien, me estoy aprovechando de ti y tal vez a ti no te guste nada de esto y es como si te obligara a hacerlo.

-No, no, no- lo abrazo por detrás, nos quedamos así por un rato hasta que se relaja- tal vez estábamos destinados a ser algo más que aliados o amigos, no me estas obligando a lo que sea que sea esto, lo hago porque me gusta, porque me gustas.

-No digas eso.

-Cada parte de ti me gusta, incluso tus errores y tus defectos, como yo que tengo de sobra. No tenemos que ir rápido, podeos ir poco a poco y no es como que digamos que nuestra situación es la más común de todas- lo rodeo con mi brazo y él toma mi mano y la besa varias veces.

-¿Me estas pidiendo salir Chloe?- voltea a verme con una sonrisa pícara.

-Si te acojonas es otra cosa- sonríe y me besa con ternura- supongo que eso es un sí.

-Si- lo rodeo con mi otro brazo, toma mis manos y juega con ellas. Miro con detalle que tiene marcas en sus nudillos y se ven algo inflamados.



Kenia Cruz

#373 en Thriller
#159 en Suspenso
#147 en Detective

En el texto hay: tu eres el detective, blablabla

Editado: 10.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar