Te observo

Tamaño de fuente: - +

Epilogo.

Chloe.

-¿Cómo empezar con esto?- me recargo en la silla, de alguna forma bastante incomoda por la presencia de ellos.

-Por favor, no tengas miedo a contarnos los detalles de lo que paso- me dice uno de ellos mientras me acerca un vaso de agua, por lo que veo es más fácil sacarme la información a mí, par de capullos sin cojones.

-¿Detalles?- uno de ellos hecha a reír mientras el otro solo se limita a sonreír.

-No, son necesarios los detalles, no creo que quieras contarnos más de la cuenta, tranquila.

-Por favor, empieza Chloe.

-Escuche el timbre de la casa…

Hace tres días…

El bastardo no se le pasa levantarse, menudo perezoso. Lo empiezo a mover para que se levante.

-Meder, Meder- le susurro hasta que por fin se inmuta en mí.

-¿Qué pasa?- dice adormilado.

-Tocaron el timbre- no tuve que repetirlo dos veces cuando se levantó en friega para atender.

Supongo que hoy duermo en mi cama- pensé mientras me acercaba a las escaleras.

Escuche una voz femenina en la parte de abajo, me asome un poco y distinguí a una chica con el cabello rosa, llevaba unos pantalones acampanados y con una chamarra morada. Pareció notar mi presencia cuando volteo hacia mi dirección y se quitó las gafas de sol (es media noche) para verme mejor. Rápidamente me incorpore mientras escuchaba pasos acercarse hacia las escaleras y la voz de Meder, diciéndole que era demasiado tímida (yo no soy tímida y que se deja de cuentos).

-¡Dios, Meder!, solo quiero verla- decía cuando la tuve enfrente mío, era más alta que yo, sus ojos eran verdes y tenía pecas por todo su rostro, su cabello le llegaba hasta los pechos y a decir verdad contaba con un cuerpo bastante esculpido.- Hola linda- me dijo mientras me daba un beso en la mejilla.

-Hola Noa- le respondí y esta se colocó a mi lado.

-No esta tímida- por cómo veía a Meder, me di cuenta de que todavía había bastante odio acumulado en cambio de Meder que la veía como un cachorro perdido- ¿Cómo te llamas?

-Chloe- al escuchar mi nombre me soltó y me miro estupefacta, en acto de reflejo miro a Meder- Son unos hijos de puta.

-¿Perdón?- le contesto el sorprendido por su reacción, por mi parte empecé a retroceder poco a poco, creo que necesitan un poco de privacidad.

-Quieta ahí- dijo Noa sin verme- ¿Dónde piensas llevarla?

-Burketfill- dijo agachando la cabeza.

-Bien, llévala con otros monstruos para que terminen con ella como hiciste con Violet- todo quedo en silencio cuando menciono este nombre, Meder estaba estupefacto, podía ver como sus ojos se cristalizaban, mientras que Noa apretaba sus puños. De repente hervía de la furia, ¿Con que derecho podía decir eso?

-Eres un pedazo de basura- le dije y esta voltio a verme tan rápido que casi cae al hacerlo- no vas a echar a la mierda todo el puto trabajo que hemos llevado solo porque te salió de tus ovarios decir eso.

-Linda no te metas, no lo podrías…

-¿Entender?, no me jodas con eso que por algo te lo estoy diciendo, no soy la mierda que lo estuvo medicando por tanto tiempo sin su consentimiento teniendo en cuanta el estado en el que estaba.

-¿Lo estas justificando?

-Nada justifica lo que hizo y lo que tu hiciste, Violet tenía sueños y aspiraciones, todos las tenemos ¿Crees que me gusta estar las veinticuatro horas metida en esta casa?, ¿Crees que me gusta estar en un puto lio que no me corresponde?

-Para ser tan pequeña de estatura tienes las agallas de dirigirte así a la persona que bien los puede traicionar en cualquier momento.

-Si muero mañana- me acerco a ella y esta hace lo mismo- me tiene sin cuidado, he estado en la oscuridad más tiempo que tú, morir solo es otra etapa…

-¿A si?- esta vez siento el filo del cuchillo acariciando mi garganta.

-Sí, porque cuando vuelva, iré a por ti y todos los que te sigan hasta que no quede ni rastro de tu linaje.

-Te lo estas tomando muy a la ligera Chloe- me mira y sonríe- me encanta eso, me doy cuanta porque le gustas tanto- aleja su cuchillo y me roda con su brazo- de igual forma te propongo una propuesta, no te criticare por cual tomes y nadie lo hará.

-Escúpelo de una vez- le devuelvo la sonrisa, Meder intenta decir algo pero al final no sale nada de su boca.

-Chelina- la volteo a ver, tengo los ojos como platos- se encuentra en un muelle lejano, donde no le pasará nada, si vienes conmigo podrás reunirte con ella- esta voltea a ver a Meder quien está analizando los pros y contras.

-¿Meder?- intento que me rime pero este no lo hace.

-¿Podre verla?- le pregunta a Noa, esta se queda callada por unos minutos y después sonríe burlona.

-Tienes tanto derecho de entrar a ese lugar como yo.

-Por mi está perfecto, estarás mas segura contigo que conmigo- supongo que es en lo primero que concuerdan esos dos, pero yo no.

-Ni de coña- me separo de Noa y me acerco a Meder pero este me detiene poniendo su mano sobre mi frente.

-Escucha niña, es más seguro si te quedas con ella que conmigo-quito su mano.

-Chelina es como mi hermana- volteo hacia Noa- por eso sé que ella la va cuidar bien- Noa se ruboriza un poco al escuchar esto- voy contigo.



Kenia Cruz

#231 en Thriller
#103 en Suspenso
#118 en Detective

En el texto hay: tu eres el detective, blablabla

Editado: 10.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar