Te odio porque te amo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 25.

 

Narra Julieth

 

 

Este lugar es asqueroso, las paredes están llenas de moho, la pintura que alguna vez fue beige ahora esta descascarada y manchada. Hay agua filtrando se por las paredes y caen gota por gota en el suelo. No hay luz eléctrica, así que el lugar solo esta iluminado por los rayos del sol filtrando se por las pocas ventas y grietas en las paredes. 

 

Estoy impresionada por como actúan los hombres que me acompañan. No me he despegado de Allek ni un segundo. Cuando llegamos y bajamos de los carros, Valentino con sus dos acompañantes se acercaron con cautela al lugar, por el radio se comunicaron con Ian para que les siguiera, después de unos minutos en los que no se escucha nada, Valentino indica que "entrada despejada". 

 

Allek hace un asentimiento de cabeza y todos excepto Matt, nos encaminamos hacia el edificio. Supongo que lo que dijo Valentino querrá decir que no hay nadie en la entrada del edificio.

 

Soy la sombra de Allek. El chaleco que llevo encima es demasiado incomodo y pesado, quiero quitarlo pero se que no puedo, el frío que desprende el arma en mi espalda me eriza la piel y me hace estremecer. Estoy asustada y nerviosa, demasiado. Pero me obligo a ser fuerte, valiente y decidida para poder ayudar a estas personas. 

En mi mente solo trato de concentrarme en lo que le diré a esas personas para que me crean que somos los buenos y que los sacaremos de aquí, Allek fue muy claro al decirme que si no lo logro entonces los sacara por la fuerza y eso no es buena idea. 

 

Todos mis acompañantes llevan sus armas en las manos apuntando a nadie y a todo al mismo tiempo; nuestros pasos son silenciosos y solo se habla cuando es necesario. 

 

El hospital esta abandonado en la nada, hay monte alrededor y supongo que los insectos que habrá en este lugar estarán molestando a las pobres personas secuestradas. 

 

En el pasillo nos encontramos con cuerpos de hombres ensangrentados en el suelo y sin vida, algunos tienen heridas de balas y otros solo están inconscientes en el suelo. Muerdo mis labios con fuerza para no hacer ni un ruido ante mi desagradable visión, me concentro en ver la espalda de Allek y no voltear a ni un lado. Será mejor para mi. Sus músculos estan tensionados, su cuello esta libre de vello, su corte estilo militar es una fina capa de cabello, su espalda es muy ancha, sus hombros se ven duros... 

 

-Allek, esto es horrible. Pueden venir sin problemaa y que Julieth se haga cargo- se escucha la voz de Valentino a través del radio. 

 

Allek me toma de la mano sin voltear a verme y a pasos apresurados me jala detrás de él. Su mano quema la mía, se siente muy caliente y me estremece. 

 

Mis pasos son pesados y me canso enseguida por el bulto que llevo encima como protección. 

 

Me detengo en seco cuando Allek abre las puertas del que supongo alguna vez fue una sala de cirugía. 

 

El escenario es horrible, mi respiración se corta por unos segundos, observo todo y unas lagrimas salen de mis ojos, todos están sentados en el suelo, unos abrazados a otros, sus ropas harapientas, sus caras pintadas de miedo, terror, confusión; me recuerdo respirar y salir de mi shock cuando la mano que aun sostiene la mía, se siente como acero a punto de aplastar mi pequeña mano. Con mi mano libre toco el brazo de Allek y hago que me suelte. 

 

Niños, mas niñas, jóvenes y algunas mujeres. Todos lloran.. En sus caras se ve claramente el sufrimiento, la desesperación, el temor, la tristeza.. Esto es deplorable. Esto es violación a los derechos humanos. El olor del lugar  me golpea fuerte, es asqueroso! Como les pueden hacer esto?! 

 

Todos nos miran con mas miedo y nosotros con rabia y lástima. Reacciono y me acerco con cautela a una mujer mayor, sus ropas están sucias, rasgadas, su cara tiene grandes ojeras y algunos rasguños. 

 

-hola.. No les haremos daño.. Solo vinimos a ayudarlos y sacarlos de aquí- ella me mira con temor y desconfianza. 

 

No la culpo. Solo espero que entienda inglés. Ella mira de mi, al resto de hombres con los que vengo. 

Tengo que apresurarme, Allek solo me ha dado cinco minutos. 

 

-escucha, entiendes inglés?- me arrodillo frente a ella en el suelo, esto hará que me mire al mismo nivel de ella, hablo mostrándole mis manos para que vea que no le haré daño. Asiente con la cabeza ante mi pregunta. 

 

-vinimos a ayudarlos y sacarlos de aquí antes de que vengan los hombres que los estaban maltratando... Por favor, dile al resto que salgan y se suban a un bus que esta esperándonos afuera, los llevaremos a un mejor lugar- le hablo con amabilidad, mirándola a los ojos. 

 

Con cautela tomo su delgada mano, cuando la tengo vuelvo a intentarlo. 

 

-por favor.. Vámonos de aquí.. Dile a todos que salgan, que pueden confiar en nosotros- le ruego. 

 

-tu iras con nosotros?- susurra desconfiada. 

 

No se si pueda ir con ellos, miro a Allek que esta parado a unos pasos de mi, se que ha escuchado la pregunta de la señora. Asiente con la cabeza en mi dirección y le regalo una sonrisa de agradecimiento. 



EsmeraldaP

#1165 en Novela romántica
#428 en Otros
#56 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar