Te odio porque te amo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 37.

Narra Allek

 

 

Reviso la lista con los nombres de los hombres que he seleccionado para armar el equipo de búsqueda. Son diez hombres, con Julieth y conmigo seriamos doce en total, los suficientes para llevar a cabo la misión. Esos dos tienen que aparecer como sea. La recompensa que nos están ofreciendo por ellos es millonaria. 

 

Tomo el teléfono para llamar y ordenar que busquen a mis hombres y vengan a mi oficina, cuando escucho golpes en la puerta. 

 

-pase- dejo el teléfono en su lugar. 

 

Valentino entra, acaba de irse de aquí, que quiere ahora? 

 

-Allek- su tono de voz y su mirada me indican que esta nervioso y avergonzado. 

 

-que pasa Valentino? Siéntate- le ofrezco asiento. 

 

Vacila y luego se sienta. Algo malo me va a decir. Lo miro fijamente esperando que hable. 

 

-yo.. Tengo que contarte algo.. Se que..- no me gusta su nerviosismo porque se que algo malo me va a contar y que él tiene culpa en algo. 

 

-Valentino, ve al grano. Se me esta agotando la paciencia y tengo cosas que hacer- pasa sus manos por su cara frustrado. 

 

-es que es algo que tengo que contarte... Se que debí haberlo hecho antes pero ella me rogó que no lo hiciera. Y tampoco quiere que te cuente ahora. Se que eres el jefe y todo lo tienes que saber pero..- 

 

-basta! Habla de una jodida vez! Quién es ella? Qué paso? Y por que si tenias que contarme desde antes no lo hiciste?- me desespero. 

 

Valentino puede ser el hijo de Matt y lo respeto por eso, pero todo tiene su tiempo y ahora es tiempo de trabajo y él es igual a cualquiera de los demás hombres del cuartel. 

Se que esta asustado de mi reacción, pero jamas le haría daño. 

 

-es Julieth- me tenso apenas pronuncia su nombre. 

 

Frunzo el ceño, y miles de situaciones se pasan por mi mente estando ella en peligro. 

 

-que pasa con Julieth?- trato de controlar mi ira y no descargarme con Valentino.

 

-Connor la ha estado molestando- 

 

Maldito Connor! Siempre buscando problemas. Mis manos tiemblan por querer matarlo. 

 

-que le hizo ese imbécil?- escupo con rabia la pregunta. 

 

-la noche que se fueron por primera vez las chicas a una misión y ella e Isa se quedaron, Connor llego hasta la habitación de ellas- 

 

-QUE?!- golpeo con mi puño la mesa enojado y me pongo de pie. 

 

Valentino se encoge en su asiento. 

 

-yo llegue y lo vi hablando con Julieth que se escondía detrás de la puerta, ella se negaba a salir de la habitación y él le decía que tu lo habías mandado a buscarla..- 

 

-es un imbécil! Por qué no supe de esto desde antes?!- le regaño. Estoy ciego de la rabia. 

 

-cálmate Allek. Por favor- lo miro y solo quiero matarlo. Respiro profundo y vuelvo a mi asiento. 

 

-yo llegue y lo eche de allí. Le amenace y le dije que te contaría, pero después que se fue Julieth me rogó que no te contara nada. Ni siquiera las demás chicas saben de eso- 

 

-te felicito! Ella te pide que le ocultes algo importante a tu jefe y tu lo haces!- me burlo enojado. 

 

-Allek! Ella estaba demasiado asustada. No quería que tu lo supieras y tampoco que lo sepas porque no quiere que mates a Connor porque se sentiría culpable de su muerte!- alza un poco la voz. 

 

-prosigue Valentino. Mi paciencia esta llegando a su limite y no quiero hacerte daño- digo con voz calma pero con clara amenaza. 

Suspira profundo y continua. 

 

-recuerdas el día que estábamos aquí reunidos organizando el plan para rescatar a los niños sirios?- asiento con la cabeza. 

 

-bueno.. Ella.. Se fue sola a su habitación. Recuerdas?- agacha la cabeza. Ese día lo regañe por haberla dejado ir sola. 

 

-déjame adivinar.. Se acerco a ella?- al ver que no sube su cabeza, compruebo que mi respuesta es acertada. 

 

Abro y cierro mis puños seguidamente, necesito controlarme. Sino terminaré matando a dos personas hoy: Valentino y obviamente Connor. 

 

-ella me dijo que Connor la molesto pero que no le hizo ni un daño. Que solo fueron unas palabras..- 

 

-Valentino- le llamo para que me mire a los ojos. Cuando lo hace prosigo. 

 

-sabes el esfuerzo que estoy haciendo para contenerme y no matarte?- 

 

-lo se Allek. Se que quieres matarme y tienes toda la razón. Pero déjame terminar..- hago una seña con mi mano para que siga. 

 

-ahora que vine por Julieth. Yo estaba comiendo una barra de chocolate, ella me robo un trozo y salió corriendo para que yo no la alcanzara, y termino chocando contra Connor. El idiota la agarro de la cintura y no la quería soltar- la ira hierve en mis venas. 



EsmeraldaP

#1018 en Novela romántica
#377 en Otros
#57 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar