Te odio porque te amo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 49.

 

 

Mi ritmo cardiaco se dispara. Mi respiración se vuelve pesada. Y si es Connor? O algún otro hombre? Temblando del miedo giro mi cara hacia atrás para ver quién es. 

 

-suéltame!- escupo mientras trato de sacar mi brazo de su agarre duro y firme. 

 

-por fin solita..- susurra con una sonrisa triunfante. 

 

No lo dudo dos veces y empiezo a gritar.

 

-AYUDA! AUXILIO!- mi cara gira hacia un lado por el fuerte impacto del golpe que acaba de propinarme este malnacido con la palma de su mano. 

 

Me desoriento por unos segundos y un pitido se instala en mis oídos aparte de la sensación de hormigueo que viaja por toda mi cara. 

 

-cállate pequeña puta! Aun no es tiempo de gritar..- me arrastra del brazo aprovechando mi aturdimiento y me tira con fuerza dentro de la primera habitación del pasillo.

 

Caigo de bruces al suelo pero alcanzo a poner mis manos antes de que mi cara golpee el piso. Mis rodillas me duelen y las palmas de mis manos tambien.

 

-AUCH!- chillo cuando su mano tira con fuerza de mi cabello y me hace poner de pie. 

 

Mi mano toma la suya que agarra mi cabello para tratar de quitarlo, pero no logro hacerlo. 

 

-suéltame Connor!- le ordeno.

 

Acerca mi cara a la suya, solo unos centímetros nos separan. 

 

-hoy por fin serás mía muñeca. Y Allek no podrá hacer nada- sonríe con malicia. 

 

Aprovechando su cercanía, alzo mi pierna con fuerza y lo golpeo en la entrepierna. Eso hace que me suelte para agarrar sus partes adoloridas, aprovecho y corro hasta la puerta que esta cerrada pero no alcanzo a llegar cuando sus brazos rodean mi cintura por atrás y me jala hasta apegarme a su cuerpo. 

 

Pataleo, chillo, grito, pero me quedo muda en el momento en que Connor me tira con brusquedad sobre algo suave. 

Oh mierda! una cama. 

Connor me va a violar! No puedo permitirlo. Él se queda de pie mirándome con lujuria. 

 

-eres un enfermo. Crees que vas a poder salirte con la tuya?- tengo que jugar con su mente. Tengo que hacer todo lo posible para que no me viole.

 

-relaja te muñeca. Lo disfrutarás!- dice arrogante, se saca su blusa blanca dejando su torso desnudo y aprovecho para alejarme de él y llegar hasta el otro lado de la cama. 

 

-quieres jugar al gato y al ratón?- se burla. 

 

Busco con mi mirada algo con que golpearlo, me acerco a la mesa de noche y tomo la lámpara, pero un gran peso se estrella contra mi y me hace caer al duro suelo, recibiendo otro gran golpe que adormece mi cuerpo por unos instantes para luego sentir un fuerte dolor punzante, la lámpara sale disparada de mi mano y no se donde termina estrellando se.

Mierda! Este enfermo se me ha tirado encima. 

 

-quítate de encima! No me harás nada!-  le ordeno y empujo con mis manos. 

Pero mis tácticas no están funcionando con él. 

 

Huele a alcohol pero sé que no esta borracho porque sus movimientos están muy coordinados. 

 

Connor mete su cara en mi cuello, empieza a dar besos y pasar su asquerosa lengua. Me remuevo e intento quitarlo de encima de mi pero él pesa el doble y triple de mi. Entonces lo pellizco, le pellizco el cuello y logro sacarlo de mi cuello pero ganándome un puño en mi costado derecho. El aire se escapa de mis pulmones y trato de recuperarlo con grandes bocanadas. 

 

-deja de hacerte la difícil. Se que lo quieres- 

 

-ja.. mas.. Eres.. Un.. Cer..do- digo entre jadeos mientras recupero aire. 

 

Él ríe a carcajadas, su cuerpo es muy pesado, sus manos bajan a mis piernas y empiezan a ascender por mis muslos. 

Estoy perdida. 

Dios, ayúdame por favor. Cierro los ojos con fuerza, no puedo dejarme violar. Tengo que ser fuerte. No puedo demostrarle cuán asustada estoy. 

 

Abro los ojos y le miro fijamente.

 

-eres poca cosa Connor. No eres suficiente hombre para mi. No te tengo miedo!- estoy muerta del miedo pero he sacado fuerzas y valentía para herir su ego y demostrarle que no le tengo temo. Es lo que recomiendan en los pocos libros que he leído. 

 

-crees que Allek si es mejor que yo?- se que he logrado mi objetivo porque escupe las palabras con rabia. 

 

Busco sus manos que acarician mis muslos con violencia seguro dejarán en mi piel morenotes, las pongo sobre las de él y trato de apartarlas. Entierro mis uñas en sus manos. 

 

-QUÉDATE QUIETA Y DEJA DE MOVERTE!- grita y su mano se aleja de mi muslo para impactar su palma en mi cara. 

 

Prefiero que me golpee a que me viole. 

Se sienta a horcajadas sobre mi, su peso me aplasta! Me dificulta mis movimientos y respiración y eso me exaspera. 

 

Toma mis manos con fuerza y las pasa sobre mi cabeza para que las deje quietas. Aprovecho y alzo mis rodillas con fuerza para golpear su espalda y dejarlo sin aire por unos segundos, apenas lo hago él suelta mis manos y lo empujo con fuerza hacia un lado. Gateo para alejarme de él y poder llegar a la puerta. 



EsmeraldaP

#1187 en Novela romántica
#425 en Otros
#57 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar