Te odio porque te amo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 53.

 

 

He cambiado mi ropa apenas llegue a la habitación, no quería hacerlo porque las prendas de Allek tienen su olor y la verdad es que me estaba embriagando con su aroma, pero no se ve bien que ande por ahí con su ropa. Que pensarían de mi las chicas? 

 

Estaba medio dormida cuando llego Isabel, al verme golpeada se asusto y empezó las preguntas, no había terminado y llego Akari para unirse. Les conté lo que sucedió pero sin tantos detalles. 

 

-lo mataré con mis propias manos!- gruñe Akari, se abalanza hacia la puerta y Valentino enseguida la agarra del brazo. 

Ella se suelta e intenta salir. 

 

-Akari. Ya basta!- la regaño. 

 

Valentino la toma de la cintura y la carga hasta regresarla a su cama. 

 

-déjame Valentino!- chilla y patalea. 

 

-ya Allek se hizo cargo. Cálmate Akari- la regaña Valentino. 

 

Ella se relaja y deja de luchar contra Valentino, que luego la suelta. 

 

-estas bien Juls?- Akari se sienta a mi lado y me abraza. 

 

-si, estoy bien. Solo estoy adolorida- 

 

No quiero que sientan por mi lástima, gracias a Dios no me paso nada. Los golpes sanarán y pasarán al olvido, al contrario de la hermana de Valentino que si fue violada por el que fue su esposo. 

 

Valentino ha conseguido unas pastillas para el dolor. Me han calmado, pero solo un poco. Sinceramente quiero estar sola, recapacitar. Quiero tener un momento a solas conmigo. 

Me pierdo en mis pensamientos y dejo de escuchar lo que pasa a mi alrededor. 

 

Estoy tan confundida. Por qué Allek no había aparecido en todo el día? Qué estaba haciendo? Cómo se dio cuenta que yo estaba en problemas? Por qué me siento segura y protegida a su lado? Será porque fue él el que me salvo? El miedo que siento hacia él se evaporo? 

 

Creo que estoy loca, quiero que vuelva por mi, quiero estar a su lado para que esa paz y tranquilidad que me inspira me relaje. Por qué me besa? Será que le gusto? Tengo tantas preguntas. 

 

Él me gusta, y ahora más por haberme auxiliado. Necesito saber porque me besa. Quiero saber la razón. Algo dentro de mi esta creciendo hacia él, pero no tengo un nombre para definirlo. Solo sé que quiero que venga a sentarse a mi lado. No es necesario que hable o haga algo, solo necesito de su presencia. 

 

-Julieth, estas bien?- salgo de mis pensamientos cuando escucho la voz de Keith. 

Volteo a verlo. 

 

-oh mierda!- maldice cuando ve mi cara. 

 

-estoy bien Keith. Solo fueron unos golpes- sonrío para que todos dejen de estar tan preocupados.

 

-es un desgraciado!- acusa. 

Keith esta enojado, claramente se puede ver en su cara. 

 

-ya te reviso alguno de los doctores?- no quiero que nadie me toque. Cómo lo expreso sin sonar asustada?

 

-Allek me ha revisado. Todo esta bien, no hay de que preocuparse- 

 

-esta bien. Si necesitan algo por favor avísenme- da media vuelta, mira a Isa, le guiña un ojo y ésta se sonroja tanto a la vez que una sonrisa tímida aparece en su hermoso rostro.

 

Oh mi Dios! Al parecer no soy la única a la que hoy le ha pasado algo. Por cierto, dónde esta Rita? Hago la pregunta. 

 

-esta con Jack- dice Valentino sin darle tanta importancia. Las chicas y yo nos miramos cómplices. 

 

Que día tan agotador. La puerta suena y ésta vez aparece Allek. 

 

-buenas noches- saluda cuando entra. 

 

Respondemos su saludo, en mi interior una felicidad crece al verlo aquí. Se acerca a mi cama y se sienta a un lado. Valentino muy discretamente se aleja y se va a acostar al lado de Isa en su cama y Akari se les une, entablan una conversación dándonos privacidad a mi acompañante y a mi. 

 

-como sigues?- murmura mirando mi cara detenidamente. 

 

-mejor. Pero.. Quiero estar sola. Necesito estar sola- hablo en el mismo tono que él. Me sonrie, mira a un lado donde ríen el grupo de tres y vuelve a mi. 

 

-vamos. Sé de la compañía de alguien que te hará bien- me da su mano y ayuda a ponerme de pie. 

 

Suelta mi mano cuando estoy totalmente de pie, caminamos hasta la puerta y salimos sin decir nada a nadie. 

Llegamos a la puerta, la abre y me deja pasar primero. Automáticamente camino hasta la ventana, la abro y busco a Azul, pero no lo veo. 

 

-ha bajado el dolor?- volteo mi cara para verlo. Allek esta parado a tres pasos de mi, con su mirada al frente, viendo por la ventana. 

 

-si. Aún duele pero no tanto- 

 

-es necesario que un doctor te revise. Para que te recete medicamentos adecuados, aún estas asustada y alterada, pero mañana tendremos que ir. Estaré contigo- me mira y me regala un sonrisa floja haciendo que pase por alto su orden. 

 



EsmeraldaP

#1112 en Novela romántica
#402 en Otros
#61 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar