Te odio porque te amo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 69.

 

 

He despertado con otros animos. Estoy muy activa y contenta aunque un poco de temor y nervios se asoman a cada rato. Por momentos me planteo si lo de anoche fue un sueño, pero cuando abro la puerta de la habitación para ir a trabajar, se que no lo fue. 

 

Allek esta parado, recostado sobre la pared de enfrente de brazos cruzados. Al verme sonríe y pasea su mirada por todo mi cuerpo, es imposible no sonrojarse! 

 

-buenos días- murmuro tímida. 

 

-muy buenos días Julieth- se acerca a mi y alza su mano para tomar un mechón de mi cabello que llevo suelto. Juega con él y yo solo lo miro. Se acerca a mi oreja y lo siento respirar profundo.

 

-hueles delicioso. Estas hermosa. Y quiero besarte ahora mismo- susurra en un tono amenazador. 

 

Mi piel se eriza y mis mejillas se calientan. Qué puedo contestar a eso?! Deja un beso en mi mejilla muy cerca a mi boca, se aleja, me guiña un ojo y empieza a caminar hacia las escaleras. 

 

No puedo moverme. Estoy congelada y derretida al mismo tiempo. Necesito respirar. 

 

-no vienes? Hoy tenemos mucho trabajo- volteo a verlo y me encuentro con una gran sonrisa. 

 

Aclaro mi garganta y camino hacia él. En el camino va saludando a sus hombres. Él es tan respetado, querido y temido, que no logro comprender como todos aquí pueden sonreír le y verle con admiración. 

 

Llegamos al pasillo de su oficina y saca una llave de su bolsillo, abre la puerta y me hace pasar primero.

 

-hoy llegará el cargamento de armas. Algunas las llevaremos mañana con nosotros, las necesitaremos en Las Vegas. Averigüemos si Rayner ya esta allá- 

 

-supongo que Rayner es el tipo al que vamos a seguir..- 

 

-exactamente- camina hasta su escritorio y alza el teléfono. 

 

-quiero a Ralph inmediatamente en mi oficina- ordena. Ruedo los ojos, tan difícil es pedir el favor? 

 

-desayunaste?- se sienta en la esquina de su escritorio y me mira fijamente. 

 

-si- yo estoy parada cerca a él. 

 

-me encanta cuando te sonrojas..- sonríe y yo siento mi cara aún más caliente. 

 

-ya deja de mirarme así..- me quejo frustrada y cubro mis mejillas con mis manos. 

 

-mirarte cómo?- se burla. 

 

-así.. como lo estas haciendo ahora. Fijamente- lo señalo. 

 

-es que tengo unas ganas inmensas de besarte, pero debo controlarme y llegar a ti poco a poco- 

 

Mierda! Yo quiero que me beses. No tengo ni un problema. 

 

-como llevaremos armas con nosotros mañana si vamos a pasar por el aeropuerto?- cambio el tema. 

 

-eso no es problema. Tengo contactos en todos lados. Y el genio de Ralph puede hacer de todo, así que tranquila- me guiña un ojo. 

 

La puerta suena y entra Ralph. Es el chico hacker que quiso ir a Brasil y Allek no lo quería dejar. 

 

-buenos días- saluda con respeto. 

En sus ojos se puede ver la clara admiración que siente hacia Allek. 

 

-mi querido Ralph, el mejor hacker de todos. Estas preparado para lo que viene?- 

 

-siempre estoy preparado para sus ordenes jefe- contesta decidido y emocionado. 

 

-muy bien. Entonces empecemos- 

 

Nos sentamos en la mesa de reunión. Ralph abre su computador. 

 

-quiero que averigües si ya Rayner esta en Las Vegas. Quiero que reserves tres tíquets para mañana, y dos habitaciones en el hotel donde se llevará a cabo el juego. Quiero una identidad nueva para mi..- Allek empieza a dar ordenes y el joven enseguida empieza a teclear y cumplir con lo que le pide su jefe. 

 

-Julieth, alza el teléfono y marca asterisco tres y dile a Ian que venga aquí junto con Akari- me ordena. 

 

A este hombre hay que enseñarle que la palabra "por favor" existe. Me pongo de pie y llego hasta su escritorio, marco como me dijo y al segundo tono escucho la voz de Ian. 

 

-si?- 

 

-mmm.. Ian. Cómo estás?- saludo incomoda. 

 

-Julieth? Estoy bien y tu?- habla con clara sorpresa. 

 

-bien. Allek dice que por favor vengas a su oficina con Akari- mi mirada viaja al jefe y lo encuentro mirándome distraído, sonrío y se que estoy ruborizada.  

 

-estoy seguro que él no pidió el "favor" pero de todas formas ya vamos- lo escucho reír y me contagia. 

 

Cuelgo el teléfono y regreso a la mesa bajo la atenta mirada de Allek. 

 

-solo tenias que ordenar que viniera con Akari enseguida- me reclama. 

 

-lo siento pero no puedo ser grosera- me defiendo. Ignoro su mirada y miro a Ralph concentrado en su tarea. 

 

-a nombre de quien hago las otras dos reservas?- 

 



EsmeraldaP

#1143 en Novela romántica
#416 en Otros
#63 en Acción

En el texto hay: amistad y amor, peligro y odio, pelea romance

Editado: 02.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar