Techiayotl y la batalla por el ultimo de los Axolotl

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4 Axololt

Tenoch observaba con mucho cuidado a la pequeña Techiayolt, la cual de igual forma la miraba desafiante.

—¿Cómo es que domina el tonalli?

—Solo fluye, no domina el tonalli, en cuanto se le retira el axolotl vuelve a la normalidad. He estado investigando en cada documento que he encontrado y hay cientos de registros cuando un animal se unía con un ser humano, con el paso de los años algunos lo habían dominado, solo que ellos fueron después de cientos de años de meditación, mientras purificaban sus técnicas hasta llegar a un nivel inimaginable. Solo algunas creaturas habían sido capases de unirse a un ser como el axolot a esa edad. Pero ciertamente es más una leyenda. —Aquetzali tomo al pequeño axolot y la luz azul desapareció—, concéntrate mi niña, quiero que acerques un poco de rocío de la mañana mi niña.

Techiayolt hiso los mismos movimientos que su abuela, con mucha más dificultad acerco unas pocas gotas de agua.

—Es todo lo que puedo acercar tata.

Algunas gotas de agua se habían acercado de la parte de afuera de la casa para llegar a las manos de Aquetzali quien las movió con una inmensa facilidad con la punta de los dedos

—Es bastante buena, la mejor del pueblo.

—¿Cuántos años tienes pequeña? —pregunto Tenoch con una voz más baja para no espantarla.

—Tengo 12 años, los cumple en el décimo cuarto meztli, en el quinto día.

—No falta mucho para tu cumpleaños, dime. ¿piensas ir a la capital para estudiar?

—No lo sé, creo que estoy muy bien con mi abuela y mis amigos. No creo que la capital me enseñe algo que no sepa mi abuelita.

—Me parece maravilloso Techiayolt, hablando de tus amigos, ¿Dónde están?

—Apenas se están levantando, algunos comenzaron su trabajo en el campo y otros en las artesanías de sus padres.

—Espero que alguien este desocupado en su agenda, creo que es hora de que salgas a jugar y disfrutar el día.

Techiayolt giro rápidamente la cabeza para observar a su abuelita, no podía ocultar su rostro de felicidad al escuchar esas palabras, su abuela le regreso una enorme sonrisa y después ella se marchó como un relámpago.

—¿A quién más se lo has dicho?

—A nadie, solamente a personas que creo que valen la pena, en pocas palabras, eres la primera.

—Esto lo debe de saber la capital.

—¿Para qué?, ¿para llevársela de mí?, ¿para enseñarle la parte de la verdad que les conviene?

—No lo entiendo profesora, usted salvo a la ciudad en más de una ocasión, usted fue nombrada como la última gran tlatuani que marcho a una guerra tras otra y gano. En la ciudad susurran su nombre como si fuera una leyenda, su nombre ahora es un título que se debe ganar a pulso. ¿Qué le sucedió?

—Si, gane una guerra. ¿A costa de quiénes?, ¿Quiénes murieron por una ciudad que los desprecia?, ¿trate de cambiar las cosas una y otra vez?, pero nada resulto, mientras más dicen que hacen la ciudad perfecta, más aparecen horrores en ella.

—En la capital aprenderá mucho más, en la gran biblioteca y en el Calmécac.

—La capital está en decadencia, la gran biblioteca está cerrada, el Calmécac oprimida y en el Macehualtin, no me obligues a hablar del Macehualtin. Aprenderá más conmigo.

—El consejo no te lo permitirá, los niños deben de ir a aprender.

—Ellos si van olvidaran como aprender. Pero eso no pasara. Abra una nueva escuela muy pronto, donde todos los niños podrán aprender un poco de todo.

—¿A qué se refiere?

—Ya fueron enviadas las primeras cartas como invitación a las capitales, pronto llegaran más profesores. Estas más que invita a dar clases.

—¿En dónde?

—A unos kilómetros de aquí, no vendrán muchos, tal vez 250 estudiantes.

—¿De dónde vendrán?, ninguna ciudad permitiría que se expongan sus secretos

—Hay algunos que vendrán del El Tajín. Ya aceptaron mi invitación, otro de Kalatmul.

—No se lo permitirán. El consejo del Tlatuani no lo permitirá.

—Cierto, pero ¿quién podría ayudarme para este predicamento?, aguarda, ¿no conozco a tres miembros de ese consejo?, al gran Tlatuani y a dos Guerreros Quetzalcóatl.



Dagresk

#3217 en Fantasía
#682 en Magia
#4184 en Otros
#619 en Aventura

En el texto hay: criaturas fantasticas, aztecas, guerras epicas

Editado: 20.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar