Telequinesia Mortal - Libro 1

Tamaño de fuente: - +

Capitulo XII Coraje y pasión

Denise al escuchar eso le dice:

- Hey qué te pasa, él no es tu tío, es mi cuñado-

-Perdón pero te pareces mucho a mi tío, no serás algún pariente perdido?-

-No, lo siento pero yo no te conozco. Es la primera vez que vengo a este lugar- dice Wyatt.

-A bueno, y qué desean? Pregunta Caroline.

-Vinimos a ver a tu madre, se encuentra?- Denise

-Sí, ella está acostada, ya le aviso que vinieron.

Caroline entra y le dice a su madre que la buscan, Lucy ordena que los dejen pasar, su hija va a decirle que pasen. Al entrar, Wyatt y Denise se dirigen hasta donde se encuentra acostada Lucy; ella se levanta y al verlos se cae, la impresión fue tan grande cuando vio a Wyatt, el parecido a su hermano era increíble. Wyatt se asusta, y le dice a Denise que ya se quiere ir. Éste le agradece a Lucy por las hierbas, ya que le funcionaron para curar a su madre. Se despiden de Lucy, Denise le da la mano y mientras la agarraba lo hala a Wyatt para que se despida también. En ese momento Denise tiene una premonición, en donde vuelve a ver lo mismo, a la mujer embarazada que al dar a luz, dejó su hijo votado; pero esta vez los tres la interceptan y ven esa escena; fue como que se trasladaron al momento exacto del hecho, vieron todo de nuevo. Wyatt quedó asombrado, ya que la premonición siguió hasta donde Chris recogía al niño. La impactante escena, hizo entrar en duda a Wyatt, y, al terminar de verlo, éste salió corriendo. Denise trató de detenerlo pero no pudo; fue arrojado por el aire. Lucy ayudó a levantarlo y le dijo a Denise.

-¿Por qué vuelvo a ver mis errores del pasado?

-¿Qué. Cómo que errores del pasado, de qué habla?-

-Lo que acabamos de ver, fue lo mismo que vimos antes, esa muchacha soy yo, dejé a mi hijo, quería librarme de la maldición gitana, pero me doy cuenta que alguien lo rescató-

-Ese señor yo lo conozco, es el papá de Wyatt-

-¿Qué, osea que el chico que estuvo aquí es mi hijo?

-No lo sé, creo que sí, ya que no tiene hermanos, es hijo único.

Mientras ellos hablaban, Wyatt corría, con el fin de ir donde Eline. Al llegar al hospital, la abraza y besa. Eline le pregunta que le pasaba, por lo que deciden ir a su casa. En el transcurso del camino Wyatt le cuenta lo que pasó, ella se asombra, pues no sabía que su hermano podía hacer eso. Llegan a la casa y entran, Eline le prepara un café para que se calme, lo comienza a besar muy apasionadamente, las caricias no faltan, Wyatt siente un poco de vergüenza, era la casa de los padres de ella y nunca había estado con una mujer. Eline le dice que no se preocupe, también es la primera vez para ella. Con eso Wyatt y Eline se van al cuarto, se acuestan en la cama y comienzan a dejar salir sus deseos más íntimos. La experiencia no los acompañó, tenían que aprender solos. El amor que sentía el uno por el otro era intenso. Ella le agarraba su espalda mientras él estaba encima de ella entrando en lo más profundo de su amor. Con tal pasión, Wyatt acariciaba el pecho de su amada mientras sentía las manos bajando hasta su glúteo que presionaba para que no se acabe el momento. El tiempo no alcanzaba para la lujuria que los invadía, fue una noche de pasión entre ello.

Al terminar su romántico momento, Wyatt se levanta, se viste y se despide de Eline, tiene que ir a su casa a buscar respuesta de la premonición que vio y cuál es la razón por la que su padre estaba ahí. Eline lo entiende y quiere acompañarlo, se alista y salen. Llegan a la casa, Holly se alegra al verlo, lo abraza, saluda a Eline y los invita a comer. Se sientan, y Wyatt le pregunta a su madre dónde estaba su padre, ella le responde que se fue a trabajar, deciden esperar. Al pasar una hora llega Chris, se pone contento al ver a su hijo, se saludan y Wyatt le pregunta lo que quiere saber:

-¿Papá, tú encontraste a un niño botado en la basura?

-¿Qué, hijo por qué me preguntas eso?

-Solo responde papá, encontraste o no a un niño en la basura?-

-Eh- se pone nervioso y ve a Holly, quien le asienta con la cabeza para darle entender que debe de decirle la verdad.

-Sí hijo, lo encontré, era un niño hermoso, blanco y rubio. No podía creer cómo una madre habría hecho eso con un angelito de Dios. Lo traje a casa, se lo mostré a tu madre y ella aceptó criarlo, ya que no podemos tener hijos y juntos decidimos llamarlo Wyatt-

Wyatt impactado con lo que su padre le había contado, cae en llanto, el coraje comenzó a invadirlo, no podía creer que sus padre le ocultaron tan dura verdad. El viento soplaba fuerte, Eline se asusta e intenta calmar a Wyatt.

-¿Osea que no soy su hijo, por qué me lo ocultaron?-



KevinWriter

#120 en Paranormal
#113 en Ciencia ficción

En el texto hay: companeros, romance, gay

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar