Telequinesia Mortal - Libro 1

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO XXII LA RESURRECCIÓN

Ángela al presentir ese enorme poder, se va a su cuarto en la Universidad. Al entrar ve la cama de su amiga muerta y se pone melancólica, pero se acuerda que pudo curar al chico que conoció en la calle. En ese momento, se pone un buso negro y se dirige a la morgue donde tenían el cuerpo de Yuliet. Llega al hospital pero el guardia no la deja entrar, le dice que sólo personal autorizado puede permitirle el paso.

-Por favor, déjeme entrar, sólo quiero despedirme de mi mejor amiga-

-Lo siento jovencita, mientras no tenga una autorización no puedo permitirle el paso pero si acepta salir conmigo podría considerarlo- responde el guardia de forma morbosa.

-Típico de los hombres- expresa Ángela y le pone la mano en la cabeza al guardia y lo duerme.

Al entrar a la sala fría y oscura, ve el único cuerpo en el lugar, su amiga, cuya vida fue arrebatada por tres vándalos, yacía tapada y helada. Ángela se acerca hasta el cadáver, tiene la esperanza de que su amiga reviva pero tenía miedo de no poder hacerlo. Entonces aparece Wyatt y le dice que lo intente que ella puede.

-Vamos Ángela, tú puedes. Resultaste ser más poderosa que yo. Aunque para revivirla necesitas un hechizo de resurrección.

-Cómo que un hechizo? Si le doy mi sangre no revivirá?

-Acá en el mundo de los muertos se ve de todo y yo sé el hechizo que necesitas- dice Wyatt.

-Entonces dímelo. Dime el hechizo y qué tengo que hacer? Le pregunta Ángela.

-Primero debes de darle tu sangre y cuando lo hagas recita estas palabras.

novo excitat desiderium meum sanguinem in me. Spiritus eius mors et vita vel adversas.Ángela hace todo lo que le dice Wyatt, le inyecta su sangre y comienza a resitar el hechizo de resurrección. El lugar comenzaba a temblar y las cosas se caían. La poderosa bruja lo estaba logrando. Los dedos de Yuliet comenzaron a moverse hasta que en un momento abre sus ojos y respira desesperadamente. Voltea la cabeza y ve a Ángela parada junto a ella con miedo y admiración por lo sucedido. Yuliet pregunta.

: - Qué pasó, cómo llegué aquí y en dónde estamos?-

-Amiga estás viva- le dice Ángela ya con cara de felicidad y la abraza. -Claro amiga, si estoy aquí hablando contigo. Pero dime, por qué te pintaste el cabello de negro y ese vestido está increíble.- le responde Yuliet con su actitud de siempre.

-Es una larga historia, tenemos que salir de aquí amiga antes de que vengan los guardias y nos metamos en problemas.-dice Ángela.

A lo que van saliendo Yuliet se tropieza y se corta el lado derecho del abdomen, comienza a sangrar pero a la vez se va curando. Ángela se da cuenta y se asombra pero se van de prisa a la universidad, entran al cuarto y comienzan a charlar.

-Amiga, te sanaste igual que yo. Lo vi, te cortaste y sanaste. ¿Cómo es posible esto?- dice Ángela admirada.

-¡Ay amiga, no lo sé! Pero cuéntamelo todo, por qué estábamos en la morgue, qué sucedió? No me digas que me morí!- le hace muchas preguntas Yuliet.

Ángela le comienza contar todo lo que pasó. Yuliet no puede creer que murió pero la revivieron con magia, ella aún no sabía cosas sobre brujería y hechicería. Las amigas se volvieron a juntar, tenían una nueva oportunidad para seguir siendo las mejores amigas. Yuliet comenzó a recordar todo sobre el accidente en la terraza del bloque de la fiesta. Tiene en su mente plasmado el rostro de sus agresores, quiere venganza y le pide a Ángela que la ayude a encontrarlos.

-Amiga, hay que encontrar a esos desgraciados y hacerlos pagar por lo que me hicieron- le exige Yuliet a Ángela en son de venganza.

-Sí amiga. Esos miserables van a pagar por haberte asesinado sin motivo.- le responde Ángela.

-¡Ah sí por eso también hay que vengarnos!

-¿Osea que no estabas hablando de eso?

-Eh jaja pues estaba pensando en que me cortaron chance con ese chico que conocí. No me dejaron aprovechar. Pudo haber sido el amor de mi vida.

-Ay Yuliet tú no tienes remedio. Te matan pero piensas en el chico.-

En ese momento Wyatt aparece y le habla a Ángela previniéndola del poder que fue soltado en la tierra. -Ese poder es tan grande que hay la probabilidades de que te gane Ángela y no necesito que mueras aún, tienes que revivirme- Wyatt un poco asustado. -¿Quieres que te reviva? Pero yo no sé dónde estará tu cuerpo. Y hace 3 o 4 años te me apareces, tu cuerpo ya ha de estar hecho polvo- le responde Ángela.

-Oye Ángela, quién es ese hombre tan guapo y de dónde salió?- Pregunta Yuliet al ver a Wyatt.

-Yuliet, tú lo puedes ver?- Yuliet asienta con la cabeza. - Creí que sólo yo te podía ver.- dice Ángela.

-Pues tu amiga me ve porque ella aún está muerta. No la reviviste por completo. Ella esta en un plano diferente. No está ni viva ni muerta. Estaba muerta pero por tu sangre y el hechizo combinados la trajeron al limbo pero de una forma que exista en la vida y la muerte.-

-Osea que estoy muerta? -dice Yuliet al escuchar a Wyatt.

-Tranquila preciosa, si Ángela hace lo que le digo le doy el verdadero hechizo de resurrección pero tendrá que usarlo conmigo también. Así revivirás a dos pajaros de un sólo tiro.- le propone Wyatt a Ángela. Quiere que lo reviva y está seguro que su primogénita lo podrá lograr.



KevinWriter

#130 en Paranormal
#109 en Ciencia ficción

En el texto hay: companeros, romance, gay

Editado: 21.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar