Telequinesia Mortal - Libro 1

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO XXVII - VIVE Y MUERE (Part 3)

Wyatt se sentía muy vivo, e incluso comenzaba a controlar mejor su poder, de la misma forma quería ir a visitar a su madre para conversar con ella y que ya no se sienta tan sola. Eline lo abraza y besa, comienzan a recordar todo lo que pasaron mientras dejaban salir sus deseos más exóticos que serían cumplidos en la cama de su cuarto oscuro. Eline la saca la camisa a Wyatt mientras él le quita su brazier. Seguían en su deseo apasionado de lujuria hasta terminar con su excitación.  Ángela sigue estudiando en la universidad con Yuliet, estando en su cuarto recibe una llamada de su madre Eline y le dice que irán a conocer a su abuela paterna. Ángela se emociona porque nunca ha conocido a Holly. Por otro lado, Denise no se siente tan feliz; vive en un cuarto solo. Aunque salga con Yuliet no está contento con su nueva vida. Él siempre ha sido un chico muy antisocial y no le gusta las fiestas ni nada de eso. Por lo tanto, Denise toma una decisión y habla con Yuliet y decide que ya no quiere salir con ella. La llama por celular y le dice que si pueden hablar, ella le responde que claro que la vea en el cuarto de la universidad porque Ángela se va. Denise llega y entra al cuarto, Yuliet lo abraza y besa pero Denise se aleja le dice la verdad, que ya no quiere estar con ella.  A Yuliet le afecta un poco pero lo acepta con una condición, la cual era que lo bese y si no siente nada que lo dejará en paz. Denise la besa y no siente nada, la suelta y Yuliet lo vuelve a besar. Comienza a manosearlo y a coger su entrepierna para excitarlo, le funciona y Denise se excita pero no quiere nada. Yuliet le dice:

-Denise, no seas cobarde, ya no estás muerto, ahora tienes una nueva vida, vuelvela a vivir. Si no quieres estar conmigo no importa, pero matemos el placer que tenemos y calmemos la excitación del momento.- lo vuelve a besar y seguir manoseando. Denise se deja llevar y aprovechan el momento de soledad y calma que hay en el dormitorio. Comienzan a dejarse llevar por sus deseos de placer. Besos van y vienen, mientras Denise le agarra la nalga a Yuliet, quien gime de placer por el sexo del momento. Al haber acabado y acostados abrazados, Denise le dice que es hora de irse que lo pensó bien y su decisión no la ha cambiado. Se va del cuarto y Yuliet le grita:

-Cobarde eres un cobarde- mientras Denise cerraba la puerta. Mientras tanto, las hermanas tenían todo preparado para comenzar el ritual de resurrección para su madre. Hacen el mismo procedimiento que Ángela usó, les funciona y Lucy volvió a vivir. Caroline la abraza y le sugiere:

-Mamá, ahora que te tengo aquí conmigo quier pedirte que nos olvidemos de todo. Dejemos esta absurda batalla del bien y el mal. Vivamos sin preocupaciones y sin temor de que algún día una de nosotras tenga que morir.-

-Caroline, pero qué dices- Lucy le dice sorprendida. 

-Es que no quisiera perderte a ti nuevamente y a ninguna de mis hermanas- Caroline.

-Tranquila cariño, esta vez será diferente, ya no me vas a perder.- Lucy dice y las otras hijas van a abrazarlas.



KevinWriter

#132 en Paranormal
#112 en Ciencia ficción

En el texto hay: companeros, romance, gay

Editado: 21.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar