Telequinesia Mortal - Libro 1

Tamaño de fuente: - +

Capítulo IV

Violenta graduación

Después del accidente, pasó un largo tiempo. Wyatt continuó con sus estudios, con una sola meta, Graduarse. Terminado su ciclo escolar, llegó el gran día, la graduación de todos los de su curso.

Wyatt comienza a emocionarse, ya que había logrado uno de sus objetivos. Sus padres contentos lo felicitan, dándoles palabras de aliento y motivando para que vaya a la Universidad; él tenía en mente ir a nivel superior, pero tenía miedo de no ser aceptado. En la noche del 30 de Enero de 1995 se celebraba la fiesta de graduación, Wyatt no tenía pareja, pues la única chica que le gustó se fue a vivir a otra ciudad. En el momento de la fiesta todos estaban en pareja, unos reían, otros bailaban y bebían. La música sonaba mientras Wyatt estaba sentado observando. Sus compañeros se dieron cuenta y comenzaron a burlarse:

-¡Hey Wyatt!, ¿qué haces ahí tan solito?, ¿no tienes pareja?-

-Cállense, no me molesten- respondió.

Leonardo, uno de los muchachos del grupo se acercó y lo agarró fuerte, en son de pelea le dijo:  

-¿Qué te pasa marica?, ¿te crees el mucho al responder de esa forma?, ¿no sabes quién soy yo?-

-¡No sé y ni me interesa!- respondió Wyatt ya enojándose.

-Mira nenita, si te crees el muy machito salgamos y peleemos, para que veas quien manda- Leonardo refiriéndose a Wyatt.

-No quiero lastimarte, mejor déjame en paz- Wyatt con son de altivez

-¡Ah! eres muy creído, miren chicos el mudito de mami ya no es tan mudito como antes- le respondió Leonardo en son de burla.

Todos sus amigos se rieron, lo agarraron y sacaron de la fiesta a la fuerza. Wyatt forcejeó pero no pudo. Mientas todos bailaban y disfrutaban adentro, un terrible suceso iba a acontecer. La pelea estaba a punto de comenzar, los jóvenes hicieron un círculo para ver. Wyatt no quería enfadarse; tenía miedo que ocurra algo malo. Leonardo empezó, lo atacó a puños pero, Wyatt no se dejaba y lo esquivaba; Leonardo se sentía un estúpido al no dar ni un golpe, entonces sacó un cuchillo e intentó apuñalarlo. Los amigos gritando y riéndose por lo que pasaba, alentaban a Leonardo para que termine la pelea de una vez. Uno de los chicos agarra a Wyatt por detrás, Leonardo aprovecha y le da un puñete, lo tumba y comienzan a patearlo; golpe tras golpe, patada tras patada, Wyatt escuchaba lo que le gritaban: -Marica, infeliz...- con tantos golpes en su cuerpo Wyatt sangró.

Los agresores salieron corriendo al ver como el joven indefenso botaba sangre por la boca. Entraron a la fiesta fingiendo que nada había pasado. Wyatt adolorido comenzó a enfurecerse. Con lágrimas en sus ojos decide vengarse, se levanta, se limpia y observa la fiesta desde lejos, el viento sopló fuerte, las luces del interior comenzaron a parpadear, pero todos pensaban que era efectos para animar la fiesta. Se fue la energía en todo el plantel educativo; los graduados se asustaron y comenzaron a murmurar. La puerta se abre bruscamente, todos dirigieron su mirada hacia ella y ven una sobra parada en medio. Esta levanta su mano derecha con fuerza y arroja a uno de los muchachos agresores. La fiesta comienza a convertirse en un caos y todos salen corriendo aterrados por lo ocurrido. Mientras la sombra seguía arrojando uno por uno a los adolescentes por el aire, comienza a entrar y camina hacia el medio de la pista de baile. Los focos comienzan a explotar, mientas la multitud de estudiantes corrían. Nadie sabía quién era ese misterioso personaje, el terror era lo único que los consumía. Se cierra la puerta y nadie podía salir, todos gritaban, sentían la muerte muy de cerca. Wyatt era el centro de atención, su furia producía todo este desastre sobrenatural; al levantar sus dos brazos el techo comienza a derrumbarse en pedazos, los fiesteros eran golpeados hasta llegar al punto de morir.

Al terminar la noche, los padres de cada uno se preocuparon, porque sus hijos no llegaban a casa. Se dirigieron al lugar de la fiesta, y su sorpresa fue tanta que algunas madres se desmallaron y los padres llamaron a la policía. Llegaron los patrulleros y bomberos a la zona del desastre, comenzaron a buscar con el fin de hallar algún sobreviviente y encontraron solo sus cadáveres aplastados, con partes de su cuerpo desprendidos, los sesos desprendidos de sus cabezas, tripas entre los escombros. La escena era muy trágica y dolorosa.; los padres de familia no lo podían creer y pedían una explicación a las autoridades de la unidad educativa.

Algunos pensaban que era la mala construcción del salón, ya que observaron el techo caído. La noticia no llegaba aún a los oídos de Holly pero, recibe una llamada para avisarle que su hijo había muerto junto a los demás compañeros. La madre impactada esta suelta el teléfono de la impresión, voltea para ir al lugar y ve a su hijo entrando lleno de sangre, se sorprendió, lo abrazó y le preguntó:



KevinWriter

#120 en Paranormal
#113 en Ciencia ficción

En el texto hay: companeros, romance, gay

Editado: 15.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar