Tenías que ser Tú

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

...Aura...

Nunca pensé que me dolería tanto ver aquella escena, ver a Fidelmar y a Samantha devorándose las bocas fue lo más doloroso que pude sentir, Mala tiene razón, me gusta Fidelmar, más que eso al parecer estoy enamorada de él lástima que él no sienta lo mismo, al parecer el tipo de mujer que le gustan son como Samantha, falsas y huecas, al parecer ya no solo la odiara Mala, sino yo también.

Tengo ganas de arrancarle las extensiones, pinche rubia oxigenada, hija de su puta ma..., Aura contrálate que es tu tía, tranquila, tranquilízate no le vas a arruinar mas la fiesta a tu hermanita, Mala me trato de convencer que Samantha solo lo hizo por veganza porque la encare, pero a él no le vi ninguna resistencia, se que no somos nada, pero los celos me carcomen, me consumen lentamente, nunca he sido agresiva, eso se lo dejo a mi hermana, pero para ser sincera estoy cambiando muy fácil de opinión.

Me tranquilizo para regresar con Mala a su fiesta ya que es la hora de la sorpresa, por fin va a saber que Oscar está en su fiesta, y lo mejor del asunto que ambos se corresponde en sus sentimientos, solo espero que no lo echen todo a perder.

Salimos ya encontrándome más calmada, logro ver a Oscar con Fidelmar, nunca pensé verlos así, hasta donde sabia no se podía ni ver, que fue lo que cambio, mi mamá le habla a Mala, llego la hora de la verdad.

-Te habla mamá

-Vamos a ver qué es lo que quiere, ¿me acompañas?-se ve angustiada, si supiera para lo que en realidad la están llamando.

-Vez tú, es tu cumple año, no creo que te regañe, además eres la consentida de papá y mamá-me saca la lengua como niña malcriada, para luego dirigirse a donde esta mamá, sigue siendo la misma niña dulce que recuerdo, aunque lo trate de ocultar detrás de esa careta de chica rebelde, siempre será nuestra pequeña.

Doy la media vuelta y me topo con un dorso fornido, levanto la vista, y me topo con unos ojos avellanas, los cuales tanto amo, pero en estos momentos son los que menos quiero ver, trato de esquivarlo pero me toma del antebrazo intento zafarme pero su agarre se vuelve mas fuerte.

-Tenemos que hablar- me dice con una voz ronca y autoritaria, se ve abatido, cansado y su rostro refleja tristeza.

-No tenemos nada que hablar.-tengo que huir de aquí sino perderé los estribos con él-por cierto, bienvenido a la familia, primo-le digo con desdén para así darme la vuelta.

-Entonces será por la mala- es lo último que logró escuchar cuando siento como me carga, como costal de papas, nunca se había comportado como un cavernícola.

-Suéltame.-demando, pero es como si le hablara con un tronco, no recibo ninguna respuesta-idiota te estoy hablando, bájame, eres un pinche cavernícola.

-Eso es nuevo, así que es de familia, pequeña fiera-me dice contoda la tranquilidad, y con diversión en su voz, casi estoy segura que tiene dibujada una sonrisa en su rostro

-Borra esa estúpida sonrisa de tu rostro

-Así que además de fiera, bruja, vaia, vaia, quien lo diría-al parecer esto le está divirtiendo, y para ser sincera a mí también.

-Mendigo simio, cavernícola-no sé de dónde me está saliendo tanta estupidez.

-Sí, soy un simio cavernícola y todo lo que tú quieras, pero soy solo tuyo-no puedo evitar sonreír, pero es solo mío, espera un momento me dijo que soy suyo, eso significa que siente algo por mí, Mala tenía razón.

-Suéltame, tengo pies, puedo caminar perfectamente con ellos-empiezo a patearlo, se lo que dirán parezco niña caprichosa, pero no es así.... bueno tal vez, pero suelo ser muy persistente, así que ganaré esta batalla.

-Calama té pareces loca-que se cree, tengo su redondo trasero serla de mi cara, así que se me cruza una loca idea y la llevó a cabo, le muerdo y aprieto el trasero.

-Para eso son pero se piden-ups creo que fue un gran error, cuando siento un azote en el trasero

-OYEEEE

-¿Qué?, tú empezaste-dice en tono inocente, al fin me baja, ¿que hacemos en el despacho de mi papá?

****************************************************************************************************************************

Hola,

Espero y esten muy bien, gracias por la paciencia que me han a tenido en todo este tiempo.

Una disculpa se que no he publicado desdé hace ya un tiempo, pero me fue imposible.

 

Me enferme, por mis estudios me tuve que cambiar a otro estado, aunque queria publicar me era imposible, hacerlo, con todo el trabajo la escuela, se me esta haciendo muy pesado, no tengo día de descanzo, una disculpa, se que este capítulo es muy corto, espero y le guste.



Amy Shaddai

#6395 en Novela romántica
#1095 en Chick lit
#2397 en Joven Adulto

En el texto hay: mejoresamigos, amor de infancia, desilucion

Editado: 07.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar