Tentación

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5 - Vampire Gesetze

P.O.V Gabriela

Me había besado!! eso no es lo malo lo malo es que me ha gustado, al principio no sigo su beso, estaba muy sorprendida como para hacerlo, poco a poco siento como la simple atracción que sentía por él va aumentando, sigo el compás de sus labios carnosos, una vez nos separamos por falta de aire nuestros ojos conectan, sonrío tímidamente y él besa mi mano, caminamos hasta la barra, al llegar, mi mejor amigo hace aparición.

– Sabes dónde está Sam?_ Pregunto a Nicolás.

– No, la última vez que la vi fue en la barra con Kian ¿por?

– Ya me quiero ir.

– ¿Tan pronto preciosa?

– Sabes que las fiestas no son lo mio.

– Entonces ¿Porque viniste?

– No tenía nada que hacer el fin de semana y Sam propuso esto_ Dije señalando a mi alrededor.

– Bueno en ese caso ¿quieres que te lleve a casa?, o ¿que propones?

– No, tu estas con esa chica_ Dije mirando a sus espaldas donde se encontraba una morena contoneando el culo exageradamente – No creo que se muy cortés dejarla aquí sola.

– Gaby solo me la quiero llevar a la cama, cosa que en cualquier momento puedo hacer, y además ninguna chica es más importante que mi mejor amiga_ Dicho eso nos dirigimos a la salida, estamos a pocos metros de llegar pero mi muñeca es sujetada, volteo y mi vista se encuentra con la de Diago.

– ¿A dónde vas?

– La llevo a casa_ Dice Nicolás metiéndose en nuestra pequeña conversación.

– Te puedo llevar, si tu quieres_ Habla sin apartar su vista de mi, cosa que me intimida, los dos me miraron para que decidiera.

– Yo creo que me voy con él_ Volteo y le digo a Nicolás, este asiente y vuelve a la fiesta.

– Que fácil ha sido eso.

– Agradece que no quería dejar a mi amigo caliente y con ganas de tirarse a esa morena_ Sonrie y se dirige a su auto, más me demoro en subir al auto que en quedarme totalmente dormida.
 

***

Me despierto al sentir otra fuente de calor a mi lado, abro los ojos perezosamente y siento unos brazos rodeando mi cintura volteo, lo primero que veo es su perfecto rostro dormido, lo contemplo por diez segundos e intento zafarme de su agarre pero me fue inútil y resulto despertándolo. 

– ¿Pensabas huir?_ Dijo con voz ronca.

– ¿Acaso me tienes secuestrada?

– Ya quisieras.

– Uy si mírame, como me derrito porque dormí una noche contigo_ Digo con sarcasmo, la distancia es cada vez menos hasta que nuestros labios se rozan, siento cada vez su agarre menos fuerte y me separo unos centímetros.

– Besame_ Gruño

– Atrapame_ Salgo corriendo de su cuarto escaleras abajo pero sentía que me pisaba los talones_ NO!! suel... Suéltame, no me gus... Gustan las Cos...quillas!!

– No me importa, Soy el rey de las cosquillas_ Hace una pose toda rara sobre mi.

No se como pero resultamos en una guerra de cosquillas [en la cual yo estaba perdiendo] encima del sofá, lo único que hacía era patalear y rogarle que me soltara pero cómo hizo caso omiso a mis suplicas tome medidas extremas, di un pequeño bote hacia el lado haciendo que los dos cayéramos al suelo yo encima de el.

– Me vuelves hacer cosquillas y te dejo sin hijos_ Lo amenace con el dedo índice.

– Pero primero me los haces tú_ Hace una cara pervertida acompañada de una sonrisa picara.

– Para tu información la pervertida aquí soy yo_ Dije antes de levantarme.

– Eso ya lo veremos peque.

Subo a su cuarto para buscar mi ropa ya que por una u otra razón no tengo la mía, abro uno tras otro cajón del armario hasta que por fin la encuentro, cojo la ropa y veo que hay un libro, en su portada aterciopelada hay escrito "Vampire Gesetze", Diago entra en la habitación haciendo que me lo tome por sorpresa y salte de mi puesto.

– ¿Que haces?_ su ceño se frunce – ¿Leíste algo?_ Me rapa el objeto de las manos.

– No, pero suena interesante.

– ¿Sabes que no me gusta que estén fisgoneando en mis cosas?

– Solo estaba buscando mi ropa y vi...

– Es mejor que te vallas_ No me dejo terminar.

– ¿Porque? yo solo...

– ¡¡Vete!!_ Me volvió a interrumpir, su voz sonaba enfadada, pero... ¿por qué?, me echó de su casa y no me da un por que?

¿Como todo puede cambiar en cuestión de segundos?, ¿que cojones había en ese libro para que se pusiera así?



AngelCaido

Editado: 12.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar