The Amazing Orphelia Adventurers' World Vol 2

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3: Coma

Mi amo llevaba dos horas en coma, sigue sin despertar, lo llevé a un lugar algo seguro en mi forma lobo, necesito que despierte ya, no sé como le haré pero tengo que protegerlo, la marca negra que tenía se expandió por más partes de su cuerpo, al parecer seguirá propagándose.

- Amo, despierta ya... te necesito...

Creo que tendré que asegurarme de llevarlo al punto de reunión en ese estado.

Saqué a mi amo del refugio donde estábamos para empezar a movernos, no parecía que fuera a despertar, tenía que ver su estado con la marca que tiene y la energía que gastó durante la pelea.

 - ¿Alguien? Necesito ayuda... mi amo no despierta...

Quería ver si había alguien que nos ayudara, o si había un amigo que nos apoyara, ahora si hubiera venido bien que aparecieran Chiko y Yui, siento que ambas están enamoradas de mi amo, a veces me peleo con Chiko en el departamento por eso, ambas chicas tienen cosas que podrían ser útiles para mi amo.

Han pasado días desde que mi amo me adoptó en esas rejas donde yo estaba encerrada, me había sentido muy sola todo este tiempo, nunca creí que encontraría un amo que de verdad me cuidara, no que me golpeara y me mantuviera encerrada en jaulas para mascotas... Por algo, quiero mucho a mi amo, me gusta como me acaricia la cabeza... me hace sentir bien... actualmente me cuida mucho, no sabe cocinar, y yo tampoco, pero me gustaría que Yui me enseñara para así poder cocinar para mí amo, darle un platillo lleno de cariño para él, si, sigo siendo una niña, pero de verdad adoro a mí amo, ahora solo quiero protegerlo y llevarlo al punto de reunión, lo cuidaré para que no le suceda nada.

Seguí caminando, al parecer no había ninguna criatura por el momento.

Espera.

Miré a un edificio y vi a un sujeto asomándose por una ventana. 

- ¡Oye tú!.

El sujeto salió corriendo, ya no lo podía ver.

- Ayy... se fue, necesito ayuda...

Al parecer me está entrando hambre, las bayas que conseguimos no fueron suficientes para alimentarme, pero no puedo buscar alimento con mi amo en mi espalda, debo dejarlo en algún lugar.

Miré hacia los lados, buscando algún edificio donde dejar a mi amo hasta que miré a un pequeño local debajo de un edificio, al parecer se veía en buen estado como para descansar.

Dejé a mi amo en esa ubicación para poder buscar algo de alimento.

- Amo, solo espere... necesito comer para poder llevarlo al punto de reunión... prometo volver por usted... lo quiero mucho...

Salí del local para poder buscar más cadáveres de aventureros que puedan tener suministros, podía olfatear uno muy cerca de esta ubicación.

Seguí caminando por un buen tiempo, ya había recorrido algo de paso por aquí, espero no haberme alejado mucho de mi amo.

- El rastro de olor a cadáver terminó aquí - murmuré a mi misma observando que no había ningún cadáver que se mostrara estando al borde de un risco, al menos que...

Miré a un lado del risco y pude ver que el cadáver que estuve buscando estaba colgando del risco.

No puedo arriesgarme demasiado solo por alimento, pero es la única alternativa que tengo, si no tengo cuidado, caeré en ese gran lago de lava.

Di un salto a una de las calles más cercanas a la parte baja, me resbalé un poco pero logré agarrarme bien.

Me trepé y volví a saltar, esta vez para agarrar la bolsa del aventurero muerto y dar un salto de vuelta a la zona de arriba.

¡Ahhh! - logré saltar.

Con la bolsa agarrada en mi boca y mis garras, me impulsé con ellas y logré regresar a la calle donde estaba al principio.

Solté la bolsa en el suelo.

- Esta bolsa debe contener algo de alimento y agua.

Volví a mi forma semihumana, revisé la bolsa pero solo contenía unas pocas frutas, pero no había agua, hubiera deseado que tuviera carne, pero ya era mucho pedir.

- Ya es hora de volver con mi amo - murmuré para mí misma.

- ¡GRRR!¡Bzzz!.

Volteé detrás de mí, eran más criaturas de esas.

- Los mataré rápido con mi...

No tenía mi martillo conmigo, lo dejé con mi amo.

¿Qué hago?, no voy a pelear en mi forma lobo contra ellos, tal vez se me suban las cosas que enfermaron a mi amo.

Me convertí en mi forma lobo y con mi boca recogí la bolsa, empecé a correr de las criaturas, tenía que perderles de vista antes de poder acercarme con mi amo.

Corrí a uno de los lados, di una vuelta rápida, al parecer los terrestres se quedaron atrás, pero los voladores me seguían.

¿Podrán ver si doy una vuelta rápida?.

Giré a otro lado, al parecer cuando dí la vuelta me perdieron de vista.

¿No tienen inteligencia?.

Eso no importa, debo volver con mi amo.

Regresé con mi amo Izumi, saqué el alimento y empecé a comer, al parecer aun estaba en buen estado.

Miré al amo un rato.

El cuerpo del amo se mueve un poco...

 Me acerqué a él y lo toqué en la cabeza.



CraftblastHK

#245 en Ciencia ficción
#1256 en Fantasía

En el texto hay: fantasia, destrucción, aventura

Editado: 06.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar