The Brothers Clover

Tamaño de fuente: - +

Un nuevo día, una nueva amiga.

 

 

Itzae. Pov.

Me levante con el sonido de la alarma. Hoy era el día. El día en que comenzaría mi vida escolar. No estaba realmente emocionada y aunque conocía ya a algunas personas siempre me causo algo de nervios ser la nueva en el lugar. Solo esperaba que Rebecca estuviera en mi misma aula. Sino las cosas serían más incómodas para mí. Me bañe y vestí luego baje a hacer mi desayudo y me encontré con mi madre. Ella estaba silenciosa y tenía una expresión triste en el rostro. Yo sabía la razón. Aunque Matt no dijo nada cuando Luke y yo explicamos lo sucedido el día anterior, sabíamos que Sarah y su esposo tendría una conversación en privado que por lo visto no le fue muy bien.

_ ¿Estás bien? _ le pregunte a mi madre mientras depositaba un beso en su mejilla.

_ Todo lo bien que se puede estar si le oculta la verdad a la persona que se supone compartiría tus desdichas y tus gozos.

_ Pero en este caso no era tu secreto, si no el de Luke y mío. No podía simplemente decir: “escucha cariño, este chico no es mi hijo es solo de mi antiguo esposo ¿Qué porque cuido de él? Bueno porque se metió en problema en el mundo mágico. Ah, sí porque él es un hada, si como oye tiene magia y todo.”

_ Sé que en el fondo lo sabe y confió en que me perdone, pero también sé que llevara su tiempo. Lo malo es que no es tan fácil soportar su enojo y desconfianza.

 

No sabía que más decirle, pero confiaba que se solucionara pronto. Matt es un buen hombre y odiaría que por culpa nuestra Sarah no pudiera arreglar las cosas. Poco después Luke bajo y desayunamos juntos antes de irnos Matt bajo con Max en brazos bajo y nos dedicó un tímido y apagado buenos días. Luke y yo nos miramos esperando que alguien dijera algo al final nos encogimos de hombros y seguimos nuestro camino.

 

_ Un chico de tu edad no debería tener un auto _ le dije a mi hermano después de que el bus escolar nos dejara y tuviéramos que caminar hasta el colegio.

_ Lo tengo _ lo mire con mis perfectas cejas enarcadas.

_ Lo tienes.

_ Si, está en el taller.

_ Entonces no tienes ningún auto.

_ Porque tan huraña.

_ Porque es mi primer día en cole y sudo como un cerdo en el asador.

_ No exagere que ni sudas y tampoco se te ve agotada

 

Lo mire mal y me adelante, aunque no sabía a dónde ir. Escuche su risa y camine más rápido.

_ ¿Por qué esa cara? _ escucho que dicen a mi espalda y me giro encontrándome con la mirada de Neal.

_ Está enojada por caminar hasta aquí _ dijo mi hermano alcanzándonos.

_ Me hubiera llamado y con gusto hubiera ido por ustedes.

_ Hubiera _ repetí _ mejor vamos. A ver cómo me va el primer día.

 

Seguí caminando y los dos chicos caminaros a mis costados. Minutos más tarde me encontraba sentada cerca de la ventana en el salón donde me asignaron. Los chicos y chicas charlaban como gallina clueca y yo me sentí fuera de lugar allí. Una chica que llego de último se sentó cerca de mí. No preste atención hasta que ella hablo.

_ Eres nueva. No te había visto antes.

 

La mire. Era morena. Cabello negro y piel canela sus ojos eran verdes. Pero su apariencia no me interesaba un pimiento. Lo que me intereso fue el leve, pero existente rastro de magia. La chica podía utilizarla o tenía el don.

_ Si, hoy es mi primer día.

_ Lo sabía. Mi nombre es Cara Johnson.

_ Itzae Clover.

_ No es un nombre muy común.

_ No, supongo.

 

Las clases pasaron muy pronto a mi parecer. Lo que pensé que iba hacer un día aburrido y desastroso se convirtió en un día interesante. Mi nueva amiga Cara sabia de todo. Como evitar a los bufones. A las porristas creída. Y créenme había muchas. Sabias las aficiones, costumbre y gustos de los profesores. Era un manual estudiantil andante. En la pausa nos encontramos con Rebecca estaba hablando con reina de la porrista, Greta. Después de sentarnos con Becca nos dijo que eran primas. Sorpresa, no se parecían en nada. Una era agradable: Rebecca y la otra, la reina de las porristas.

 

Cuando el día termino me encontré con mi hermano y Neal en el estacionamiento, Neal se había ofrecido a llevarnos a casa. Cuando llegue hablaban de una fiesta que se realizaría el fin de semana.

_ Hola _ salude.

_ Hola _ dijo Luke _ iras a la fiesta.

_ No me invitaron, pero si tú vas iré.

_ No lo diga así.

_ ¿Así como?

_ Como si fuera solo a vigilarme.

_ Disculpa hermano, pero está comprobado que donde vas los problemas no se contienen.

Neal rio. Era una sonrisa muy bonita. Itzae que dices. Control. Control.

_ ¿Y dónde será esa fiesta?

_ Hay una casa abandonada que pronto será remodelada por el ayuntamiento y pasará hacer propiedad de él. Algo de ser la casa más vieja de la ciudad o algo así _ dijo Neal sonriendo levemente.

_ Claro y a ustedes no se le ocurre mejor idea que hacerle la despedida.



HBG

#5620 en Fantasía
#1195 en Magia

En el texto hay: amigos, hermanos, magia

Editado: 21.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar