The Implementers of Justice [t.I.J]

Tamaño de fuente: - +

V.-

Llevamos unos cuatro meses entrenando en la segunda fase de la formación militar. El Sargento Rafael nos dijo que eran tres; El adiestramiento de combate individual, el adiestramiento por funciones específicas y el adiestramiento de unidad.

Por lo menos he descubierto que soy muy buena con las armas al disparar y cargarlas de una forma rápida. Jake es mucho mejor que yo, ha estado practicando para destruir el record del Sargento Rafael, pero siempre se queda corto por segundos. Creo que un día lo va a lograr.

—¿Tienes planes para hoy Karina? —Estaba desarmando su rifle y guardándola en el estuche tal como se nos dice siempre.

—Pues… preparar la mochila para mañana Jake. Recuerda que iremos un mes a las montañas con otro sargento, al parecer es Amalia, la que entrenó a Hana con la herbología.

—¿Crees que esa cosa funcione si estamos en una batalla en el desierto?

—No seas idiota Jake, si no funcionara no tuvieran a un sargento con esa especialidad ¿No lo crees?

Solo encoge sus hombros haciendo que sea la respuesta más patética a mi punto de vista. De todas formas, ya me he acostumbrado a recibir eso de parte de él. A veces suele ser tan indiferente y otras veces muy… sentimentalista.

—Algún día Karina venceré el record de mi hermano… algún día

Ambos dejamos las armas con uno de los soldados en el almacén que se encarga en darles mantenimiento y tenerlas en orden. Después de eso el Sargento nos ha dado permiso de irnos a cenar y descansar.

—Te veo en la cena con los otros.

Jake ha estado tan insistente en estos meses convenciéndome a comer con él y los demás chicos que al final lo hizo, me convenció. Ahora llevo por lo menos un mes comiendo con ellos.

 

~Hana~

—¿Qué tal tu entrenamiento Fantasma?

—Bien como siempre, recibiendo golpes, dando… lo normal ¿Tu?

«¿A eso le llamas normal?»

—Pues hoy aprendí a hacer una pasta de hojas de plantas para tratar heridas con quemaduras de primer y segundo grado.

—Interesante…

Estaba con Fantasma en las regaderas quitándonos la ropa. Ya me había acostumbrado a estar cerca de ella y hacer muchas cosas juntas. Me he vuelto su mejor amiga, aunque ella sigue negando que no es cierto, yo sé que solo tiene pena de aceptarlo.

—Hoy Karina llega tarde de nuevo…

—Deja de preocuparte Hana, no eres su madre para estar detrás de ella viendo a qué hora llega. Mira, hay dos regaderas disponibles.

Fantasma me ha dado un codazo leve para llamar mi atención a las regaderas. Es la primera en caminar a ellas y ocupar la que se encuentra al fondo.

Soy muy feliz al tenerla de amiga ¿Quién no quisiera serlo? Tiene un excelente cuerpo, le gana a Karina que tampoco ella se queda tan lejos. Durante estos once meses he tenido el tiempo suficiente para comparar a ambas y aprenderme en detalle que tiene cada una de ventaja.

«El estar en un prostíbulo por mucho tiempo sirve bastante»

—¿Qué haces allí parada y no estar dentro de las regaderas?

—Sigo insistiendo que si te prostituyes ganarás mucho dinero

—Ya cállate y apúrate. Deja de decir idioteces.

Karina llega minutos después de que hemos acabado de bañarnos, le hemos dicho que vamos a esperarla pero que tampoco demore una eternidad.

—Hana…

—¿Dime?

—¿Por qué una enana como tú estabas en un prostíbulo?  

—Eso es una información personal y te he dicho que no diré nada al respecto a menos que tú me digas tu nombre y por qué estabas en prisión.

—Tsk… eres mala para ser pequeña.

—Es un don, información por información querida.

—Ya estoy ¿Nos vamos ya? —Karina se acerca a nosotras secando su cabello con la toalla y dejarla en su cama.

—Claro

En camino al comedor pasamos siempre por uno de los pasillos principales donde hay colgado varios cuadros de fotografías conmemorando momentos importantes para este colegio militar. Había desde fotos de soldados con aviones atrás, otros entrenando, entre más. Solo que hay una en especial que siempre veo que Karina mira con una expresión diferente. Le he querido preguntar, pero, es alguien seria y difícil de tratar, seguro se negará para hablar.



SarahCarrillo

#7825 en Otros
#871 en Acción
#1166 en Aventura

En el texto hay: tragedia, amor, militar

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar