The Only Reason

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XVI

"Despedida"

Abrí la llave de la regadera, tomaría mi última ducha en aquel lugar. Aunque de verdad lo extrañaría.

Me tomé tiempo para pensar; ¿Qué pasaría conmigo? ¿Con mi futuro? Y lo que más me preocupaba ¿Qué pasaría con Ashton y yo?

Ninguna de mis dudas tuvo respuesta en ese instante, cerré la llave y enrollé mi cuerpo en la toalla. Tomé mis últimas pertenencias y las guardé en mi maleta.

(...)

—Megan, prométeme que vas a estar bien. —dijo Alexa.

—Trataré, Alex. Vendré a verte tanto me sea posible, te quiero demasiado. —la abracé y besé su frente.

Tomé el picaporte de la puerta entre mis manos y me tomó un segundo mentalizarme y abrirla. Detrás de ella se encontraba mi "padre", cruzado de brazos esperando a que yo me acercara a él.

—¡Megan! ¡Hija mía! —abrió sus brazos para recibirme en un abrazo y yo lo único que hice fue extender mi mano para darle un saludo "cordial".

El solo hecho de que me llame "hija" me daba mucha repulsión hacía él, muchas personas creerían que lo estoy juzgando mal o estoy siendo dura con él pero no, basta con sólo verlo a los ojos para darse cuenta de el cinismo que hay en él.

Romina apareció a lado suyo y corrí a darle un abrazo.

—¿Por qué las cosas tienen que ser así? —mis ojos estaban cristalinos y un nudo gigante comenzaba a formarse en mi garganta.

—Ay nena...—me miró y acarició mi cabello con delicadeza. —Siempre quisiste una familia ¿no es así? Ahora la tendrás.

—Sabes que no es exactamente la familia que hubiera deseado... —incliné la cabeza.

—Te voy a extrañar mucho, lo sabes ¿no?

—También yo, no creí que algún día diría esto, creí que siempre nos odiaríamos y el día que me fuera de aquí sería glorioso y lleno de alegría. —rodé los ojos. —¿No ha venido cierto?

—Dijo que vendría, no podría dejarte ir...o por lo menos no antes de despedirse.

Ashton dijo que vendría y se estaba demorando, a mi padre se le estaba acabando su tiempo de tolerancia y nos iríamos ya.

(...)

—Bien Megan, Ashton no llegó. Vámonos ya.

—¡No! Tenemos que esperarlo.

—Aquí se hace lo que yo digo ¿okay? —susurró en mi oído.

Me tomó del hombro y me jaló hasta el auto con todas mis cosas. Estaba a punto de subir al auto cuando de pronto él llega...

—¡Megan! —gritó mi nombre y corrió hacia mí.

—¡Ash! —imité su acción y me aferré a él.

—¿Llegué a tiempo? —besó mis labios y preguntó.

—Justo a tiempo. —sonreí.

—¡Adelante! Despídanse y tómense el tiempo que quieran, porque yo como lo prometo lo cumplo, NO volverán a verse. —Cristopher se burló.

Nos alejamos unos pasos de él y nos miramos.

—No puede terminar todo aquí. ¿Cierto? —comencé a llorar.

—No llores, por favor, no lo hagas. Eres muy fuerte, yo lo sé y NO, nada termina aquí. Nada ni nadie va a separarnos Megan Johnson. —acarició mi mejilla con su pulgar.

—Te amo. Prométeme que me buscarás y nos iremos juntos, muy lejos.

—Te amo. Lo prometo Meg, nos iremos a Nueva York, París... ¡A dónde tú quieras! Mientras estemos juntos.

Estaba rota en llanto cuando él hacía esa promesa frente a mí, él decía que yo era fuerte pero en realidad no, necesitaba de él para poder ser fuerte, él me hacía fuerte.

—Oh, casi lo olvido, te compré un celular, es para que estemos en contacto. —me lo dio en la palma de mi mano y cerró mi puño. —No te rindas porque yo no lo haré.

Me abrazó muy fuerte como yo a él y supe que esa era la señal de que era hora de partir. Me iba a acercar a despedirme de Alexa y Romina pero Cristopher me jaló como hace un rato y me metió hacía le auto.

—¡Muchas gracias señorita Romina, fue un placer! Ahora si me disculpa mi hija y yo nos tenemos que ir. —dio media vuelta y abrió la puerta del auto.

El auto arrancó y yo volteé hacía la ventana derecha donde se encontraba Ashton, puse mi mano en el cristal y sólo observaba como me alejaba de él más y más...

Ashton's POV.

Me senté en el frío pavimento, escondí mi cara entre mis rodillas y comencé a llorar. No podía mostrar debilidad en frente de Megan, pero la verdad era que ni yo sabía si las cosas saldrían como queríamos.

Alexa se acercó a mí y acarició mi hombro, levanté la vista y limpie mis lágrimas.

—Tranquilo, si necesitas ayuda en algo aquí estoy. —me reconfortó.

—Muchas gracias Alexa, creo que lo mejor por ahora es que regrese a casa. —me puse de pie.

—Muy bien, suerte.

(...)

Megan's POV

Fueron unos 30 minutos de camino hasta mi nuevo "hogar". La casa era grande y no lo podía negar, bonita. Bajé del auto y tomé mi maleta.

—Apúrate, debo presentarte a Jocelyne.

¿Tuvo una hija más?

Entramos a la casa y ahí nos recibió una linda mujer de cabello rubio y ondulado.

—Megan, ella es Jocelyne. —me dio un pequeño empujón para que saludara.

—Hola, no sabía que Cristopher había tenido otra hij-...

—Soy su esposa. —rodó los ojos.

—Ups, lo siento. No se ve tan mayor. —rasqué mi nuca.

—Gracias, que bueno que me hables de usted, porque quiero respeto ya que soy tu madrastra y a Cristopher sólo le puede llamar así yo ¿escuchaste? —me miró con una mirada que casi me mataba.

¡Qué mujer tan celosa hasta la sangre! Soy su hija y estoy segura que cree que soy su amante o algo parecido, ew.

—Sí. —la miré fijamente. No dejaría que me intimidara.

—Tu cuarto es subiendo las escaleras al terminar el pasillo. —me indicó mi "padre".

Subí las escaleras y fui hasta donde me había indicado. Abrí la puerta y me encontré con un cuarto era lindo pero a mi gusto muy infantil.

Deje mi maleta sobre la cama y me senté en la misma. Segundos después se escucharon gritos en la parte de abajo; Cristopher y Jocelyne discutiendo.

Ojalá Dios tenga piedad de mí.
 



torrestorment

#303 en Fanfic
#3064 en Novela romántica

En el texto hay: amor adolescente, 5sos, amor de verano

Editado: 02.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar