The Past Of The Kings #2

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 12

Pov's Derek:

Una semana a pasado desde que mi princesa salio del hospital y ya esta recuperada. Esta misma semana entregamos los trabajos atrasados de la universidad y nos enteramos de que Ryan y Cedric se quedaran un tiempo por una misión que realizaran aquí en Mendoza.

Megan a estado lo mas alejada que puede de mi, cada vez que trato de acercarme a ella se va a otro lugar. Me duele cada vez que se aleja, como si no quisiera saber nada de mi.

– Tierra llamando a Derek! –un grito en mi oído me saca de mis pensamientos. Lanzo una mirada asesina a Jake que fue el responsable de ese grito que casi me deja sordo.

– Como decía, por el momento Rick y sus hombres no han hecho ningún movimiento, aun asi no podemos confiar en que no lo harán –la voz de Megan me hace girar a observarla. Todos sabemos que no ha dormido en días, las ojeras bajo sus ojos que trata de cubrir con maquillaje y los gritos que se escuchan en la noche la delatan.

– Tenemos que adelantar la jugada –aconsejo sin apartar mis ojos de ella. Su mirada conecta con la mía por unos segundos y luego la aparta.

– La mejor manera de adelantar la jugada es encontrar a John –los cuerpos de Aaron y Megan se tensan a penas ese nombre sale de los labios de Jack.

– Ni creas que dejare en sus manos a mi hermana de nuevo –Aaron se levanta del sofa alterado.

– Es una ventaja que tendríamos –habla Sara desviando la atención de Aaron.

–NO! NO DEJARE QUE LE PONGA SUS MANOS ENCIMA OTRA VEZ! –Megan se levanta llegando al frente de un Aaron furioso. Todos nos levantamos de los sofás por si algo sale mal.

– Aaron mirame, por favor...

Pov's Megan:

Tenia que calmarlo antes de que abriera la boca y soltara todo lo que no les hemos contado.

– Aaron mirame –coloco mis manos en sus mejillas– Por favor –sus ojos conectan con los mios dejando ver el dolor que siente– A ninguno de los dos nos agrada la idea pero es la unica manera de saber que esta pasando –con mi pulgar acaricio con delicadeza sus mejillas.

– No dejare que te toque, ni siquiera que se te acerque a mas de un metro de ti y si es necesario estaré todo el tiempo a tu lado –murmura rodeandome con sus brazos en mi cintura y deja un beso en mi frente.

– Gracias –susurro apoyando mi cabeza en su hombro. Nos quedamos un rato así hasta que noto que se calmo totalmente.

– La ultima vez que sabíamos su ubicación fue en Milán, Italia –suelta un suspiro sin apartarme de su lado.

– Milán? La camioneta en que los llevaron estaba camino a Murano –el ceño fruncido de Vane nos hace soltar una sonrisa.

– La dejaron en ese camino para despistar, hay nos cambiaron a una furgoneta y dieron ordenes de quemar el otro vehículo –explico sencilla. Observo por unos segundos a Derek quien se encontraba con su rostros marcado por la confusión, es bastante rápido analizando las cosas y se que algo debe sospechar.
Desvío la mirada al notar sus ojos puestos en mi.

– Hasta no encontrar la ubicación de John no harán cosas estupidas, entendido? –cuestione antes de que los chicos dijeran una estupidez. Movieron la cabeza en modo de afirmación dándome la repuesta que esperaba.

Suelto un suspiro y camino al pequeño gimnacio que tenemos en el galpón, estos días nos hemos quedado aquí ya que esta mas alejado de la ciudad que la mansión. Comienzo a golpear el saco cuando cada recuerdo de los últimos 7 meses llega a mi sin quererlo.

Una persona se coloca tras el saco para que no se mueva tanto por los golpes bruscos que estoy dando. Después de unos minutos, o eso paso para mi, mis nudillos comenzaron a arder y parte de mi cabello lo tenia pegado a mi cuello por el sudor. Deje de golpear el saco para apoyar mi frente en él y con las manos lo tome para que no se fuera hacia adelante con mi peso a pesar de que la persona seguía afirmándolo.

– Mejor? –una corriente pasa por mi columna al escuchar su voz.

– Creo –musito sin moverme.

– Megan –me llama con cautela– Princesa mirame –cierro los ojos con fuerza.

– No me hagas esto Derek –suelto en un suspiro.

– Que no haga que? Me has evitado por una semana y aun así me doy cuenta de como te sientes –me toma de los brazos alejándome del saco para estar frente a él.

– No puedo mirarte a los ojos sin preguntarme como no te has alejado de mi –me sincero con la mirada en mis nudillos.

– Escuchame si no me he alejado de ti es por que no tienes la culpa, los meses que estuve sin ti fui un completo desastre y tu eres la única que logra controlarme –los mechones rebeldes de mi cabello que estaban en mi rostro los deja detrás de mi oreja y levanta mi rostros– No podría alejarme de ti aunque quisiera, todo de mi te pide que estés cerca –apoya su frente en la mía sin dejar de mirarme a los ojos.

– Todo lo que toco o tengo cerca termina destruido –le advierto disfrutando de las caricias que da en mi cuello.

– No te estoy pidiendo que me salves, solo te pido que juntos hagamos del infierno nuestro paraíso –solo con esa frase me hizo saber que estaría conmigo a pesar de todas las cosas, buenas o malas. Sin esperarlo junto sus labios con los mios pegandome a su cuerpo.



BadGirl

#740 en Otros
#100 en Acción
#515 en Joven Adulto

En el texto hay: mafias, badboy, badgirl

Editado: 21.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar