The Prison

Tamaño de fuente: - +

Capitulo Uno

Abril 20 de 3054, 11:45 p.m, Satelite Artemis-8011320 

Samantha Scott

Acabo de ingresar a mi unidad de descanso o "dormitorio", ya que no creo posible que a este lugar se le pueda llamar de tal modo, solo consta de una pequeña y estrecha cama plegable, una mesa de noche y un mini armario del tamaño de una puerta, desato la trenza apretada que he llevado todo el día y me dispongo a desabrochar los botones de mi bata, cuando de repente el intercomunicador implantado en mi pulsera, comienza a chillar anunciando el llamado de mi jefe, el señor Willyiam Ross. Sin perder tiempo, pulso un botón permitiendo que la llamada sea respondida, no pasa ni un microsegundo para que frente a mi se proyecte el olograma en tiempo real de mi jefe, un hombre extremadamente delgado con tez palida como la de una calabera, sus cuencas undidas y sus ojos marron oscuro inexpresivos que lo unico que producen al verlos es un panico terrible, su estatura es mas o menos de 1.98 si es que no es mas.

-Señorita Scott, espero que mi llamada no la haya incomodado, pero necesito su presencia urgente en mi despacho, por favor no se tarde demaciado y cuando haya llegado, toque la puerta dos veces antes de entrar- habló tan autoritario como siempre, luego de terminar cortó la llamada y como se que no le gusta esperar agarre una liga para el cabello y me hice una coleta alta antes de salir rumbo a su oficina, en el camino me detuve unos segundos para poder conseguir una taza de "café" en la maquina alimentadora del pasillo, una vez tuve la taza entre mis manos retome mi camino y al cabo de unos cinco minutos estaba frente a la puerta que comunicaba a la oficina del Sr. Ross con el pasillo principal, ésta estaba entre abierta y de el interior de la oficina se oian voces, al parecer la señora Greisy y el señor Willyiam estan discutiendo, se que no deberia estar espiando, pero cuando me dispongo a golpear la puerta con mis nudillos escucho algo interesante que le grita la señora Greisy a su hermano

- Willyiam, ¿que te pasa?, porque dice en estos papeles que los nanomicrobioorganismos criogenizados para mejorar, son de tu propiedad cuando fui yo quien impulso el proyecto, ¿acaso te estas robando mis ideas para tu propio beneficio? te desconozco, ¿donde quedo mi hermanito menor? -solto euforica arrojando los documentos en el escritorio de marmol que estaba frente a ella-

- esos proyectos son mios, tu estas loca, ni se te ocurra decir nada de esto a nadie, o te ira mal hermanita, me conoces perfectamente y sabes de lo que soy capaz -dijo de manera indiferente-

- ¿que me haras si le digo a todo el mundo la verdad?, no te tengo miedo Will -dijo socarronamente sentandose en una de las sillas de cuero del lado derecho del despacho. Cuando me doy cuenta del tiempo que llevo aquí, toco la puerta con mis nudillos un poco fuerte y del otro lado de esta se escucha un "siga" por parte de ambos hermanos, yo obedecí y cerré la puerta tras de mi y me quedé parada expectante de lo que me tenia que decir mi jefe y de porqué estaban discutiendo por esos nanomicrobioorganios criogenizados...-



Lizeth Perez

Editado: 29.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar