The Rockers

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2: Nosotros también podemos jugar.

Abro lentamente la puerta y lo veo dormir en el sofá. 
Dejo las llaves en la mesa y me dirijo a la cocina intentando no hacer demasiado ruido. Haría la comida, en lo que Clark se despertaba, así también estaría entretenida un rato sin pensar en lo de la pulsera. 

Saco los ingredientes y los pongo en la mesita de centro, me volteo y abro un cajón para sacar un cuchillo y empezar a picar, cuando lo tengo giro y pego un brinco. Clark estaba parado en frente de mi con los brazos cruzados. 

—¡Me asustaste!—involuntariamente me llevo la mano al pecho. 

—En donde estabas, tardaste diez minutos más. —dice serio y con voz dura. 

No tartamudees. No tartamudees. 

—Pase a la biblioteca por un libro que necesitaba para una tarea.—digo rápidamente. 

Da vuelta a la mesa hasta pararse junto a mi, acaricia mi cabello y se inclina a mi oído. 

—No me mientas cariño, sabes perfectamente que eres muy mala para mentir —lo escucho tronar los dientes—¡Ahora dime en donde demonios estabas!—Golpea la mesa. 

Doy un paso atrás.—Es la verdad Clark, adonde más iría, la práctica se…

Siento algo duro golpear mi mejilla haciendo que mi rostro se giré a un lado. Me percato que su palma fue la que impactó contra mi cara. 
Tocó mi labio al sentir un líquido caliente derramarse sobre mi labio inferior. No tardo mucho en darme cuenta del característico sabor metálico de la sangre en mi paladar. 

Miro a Clark quien esta hecho una bestia, tenía los puños blancos y respiraba pesadamente. 

—¡Darren me dijo que te vio en la casa de los Montgomery! Ahora dime—se acerca más— ¡Que demonios hacías ahí! 

Volteo la cara y cierro los ojos, me cubro el rostro aún con mi mano en la cara. Las piernas y manos comenzaban a temblarme y a hormiguear. 

—Clark tranquilizante, Grace sólo fue a recoger algo que se le olvidó, no es nada importante.—Digo cuando pude reunir las palabras y el valor. 

—¡No te quiero cerca de ellos! ¡Me escuchaste!—Golpea la puerta de la alacena. 

Asiento rápidamente. 

—Ahora vete a curar ese labio, se te ve horrible. —dice una vez que se aleja. 

Camino hacia el baño y una vez dentro me largo a llorar. Me miro al espejo y mi labio tenía mucha sangre y no paraba de salir. Saco el botiquín de primeros auxilios y coloco un poco de alcohol en un algodón, si Darren no hubiera abierto la boca todo estaría bien y Clark no se hubiera puesto todo loco. 

Darren es el mejor amigo de Clark, los dos boxean en el mismo lugar, y antes de que me mudara con el, Darren vivía aquí. 

Para cuándo termino de limpiarme el labio escucho la puerta del apartamento cerrarse. Un gran suspiro sale de mi, y todo mi ser se tranquiliza.  Asomo la cabeza por la puerta y todo estaba tranquilo, no había rastro de Clark. 

Me dirijo de nuevo a la cocina y miro lo que hace un momento estaba por cocinar, agarro todo y lo guardo en su lugar. Se me había quitado el hambre así que sólo me aria un café con leche  y me pondría a hacer la tarea que tenía pendiente. 


Me despierta un fuerte ruido proveniente de la sala, me levanto y salgo hacia el pasillo, al llegar a la sala, veo a un Clark casi cayéndose de lo ebrio que esta. Camino hacia el para ayudarlo a sentarse, esto era más que normal para mi, ya sabía el procedimiento, yo lo recostaría y en lo que le hacia un té, el ya se habrá quedado dormido, para que a la mañana siguiente se levantará con un terrible dolor de cabeza y se desquitara conmigo. Había veces en las que ocurría todo lo contrario.

—Recuéstate, iré a prepararte un té.—voy a la cocina mientras lo escucho balbucear cosas sin sentido. 

Espero a que el té este y lo sirvo, pongo un trapo bajo la taza y camino de nuevo hacia la sala y como ya sospechaba Clark estaba totalmente dormido. Dejo el té a un lado y voy por una pastilla para el dolor de cabeza, encuentro la caja y decido tomar dos y las dejo sobre la mesita miro la hora ya eran pasadas las tres de la madrugada Clark no se despertaría hasta dentro de unas horas más así que podía irme a dormir. Lo tapo y me dirijo al dormitorio. 

-----

La mañana comenzó bien, me levanté me bañe, y me dispuse a hacer el desayuno. Clark todavía seguía durmiendo en el sofá y esperaba no se despertará en lo que me iba, pero pareciera que la suerte no está de mi lado hoy. Lo escucho quejarse y levantarse del sofá tocando su cabeza. 

—Como te fue anoche.—digo tranquilamente. 

Me mira y cierra los ojos de nuevo haciendo una mueca de dolor.—No molestes, es demasiado temprano, iré a tomar una ducha.

—Lo siento. —agacho la cabeza y me volteo para seguir cocinando.

Al terminar y lavar lo que avía utilizado Clark ya salía del baño. Camino a la habitación y lo encuentro sólo con una toalla en la cintura y todavía tocándose la cabeza. Me recargo en el mural y me cruzo de brazos. 

—Hice el desayuno.—digo cuando lo veo recostarse en la cama. 



MonchaGrey.✨

Editado: 06.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar