The Rockers

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6: Bufón


Stuart me mira totalmente enojado. 

—Pudimos hacerlo por las buenas Stuart pero tu decidiste hacerlo por las malas.—me encojo de hombros y tomo una silla posicionándola frente a el y recargando mis brazos sobre ella. 

<<Esto me recuerda cuando era niña y veía Mentes Criminales con mi papá, ¡Era tan emocionante!>> pienso. 

—Te dije que no te metieras con ella de nuevo hermano.—habla Spencer sentándose en el sillón. 

—¡Ustedes fueron los que me dieron la maldita idea de la haría con huevo! —grita frustrado. 

Resoplo y me levanto de la silla, miro a Steven y asiento. Se levanta y va a la cocina. El sabía a lo que me refería. 

<<Si que te tomas en serio esto>> pienso cuando veo la forma en la que hago las cosas. 

—Yo también se jugar Stuart, y te apuesto a que te vas a divertir tanto como nosotros.—tocó la punta de su nariz con el dedo. 

Steven aparece con una pistola, tinta y guantes. 

—¿¡Qué es eso!? —abre grandes los ojos. 

—Una máquina que puede hacer magia en tu piel.—sonrío. 

—¡No te atrevas a poner un dedo encima de mi con esa cosa! —se mueve desesperado. 

—No me digas que tienes miedo —me burlo— estas cubierto de tinta por todo el cuerpo, un poco más no será problema. —me vuelvo a sentar en la silla. 

Se preguntarán ¿como es que se tatuar? Bueno Spencer me enseño a hacerlo, me contó que antes de mudarse a Seattle, trabajaba en un estudio de tatuajes en Portland. 

Algo sorprendente ya que de los cuatro Spencer es el más calmado. Eso no quiere decir que ya sea experta, por que no, en realidad no se nada, sólo le pedí que me enseñara por esta ocasión. 

Giro mi rostro al percatarme que Scott ya conecto la pistola a la máquina. Aunque no lo parezca estoy bastante nerviosa, pero confió en que lo haré bien. 

Miro a Stuart y hago una mueca ¿En que parte lo tatuare? Me levanto de la silla y me acercó a el, alzó su playera. 

—Si querías verme sin playera sólo tenías que pedirlo. —dice con su maldito tono burlón y alzado. 

Ruedo los ojos en su dirección y resoplo al ver que todo su pecho esta cubierto de tinta. 

—¿Hay un lugar en el que no tengas tinta? —pregunto aún con mi mano en su pecho. 

—Sólo en mi… —tapo su boca antes de que acabe de hablar. 

Volteo a ver a los chicos. 

—¿Hay un lugar en el que pueda tatuarlo? 

Se quedan pensativos hasta que Steven se acerca a Stuart y le baja los pantalones de un sólo tirón dejándolo sólo en bóxers. 

—Aquí.— señala. 

Me acercó no lo suficiente para percatarme del espacio vacío a un costado de su cadera. Podía apreciar su marcada V desde en donde estaba. 

—Bien, entonces comencemos. —digo poniéndome manos a la obra. 

Me hinco sobre la pequeña mesita a un costado de Stuart para ponerme los guantes y después tomar la pistola entre mi mano. Enciendo la máquina y siento la aguja vibrar rápidamente. 

Giro sobre Stuart y suelto un suspiro antes de aproximar la pistola a su zona en blanco. 

Dios, que incomodidad. Estar tan cerca de ahí, me pone nerviosa. 

Escucho una risa y alzo la vista. Stuart tiene una sonrisa burlona dibujada en sus labios. 

—¿Qué? 

—Sabes, jamás me imagine tenerte en esta posición, claro que me gustaría estar en otra situación y sobre todo en una habitación. 

Ruedo los ojos al cielo y suelto un soplido. Que idiota. 

Acercó la aguja a su piel. 

—¡Espera, espera, espera! —dice rápidamente. 

Me sobresalto y lo miro fastidiada. 

—¿Qué? 

—¿Qué me vas a hacer? —arruga su rostro. 

—Lo averiguarás después de haberlo terminado. —digo finalmente.  

Hecha la cabeza hacia atrás rendido. Río y esta vez acercó la aguja a su piel perforando. Suelta un leve quejido por la abrupta sensación. 

Durante esa larga hora me concentro en hacer el tatuaje. Sin dejar de lado que Stuart me contaba cuanta idiotez se le cruzaba por la mente y que de vez en cuando se quejaba, pero estoy más que segura que sólo lo hacía para asustarme. Claro que lo lograba y había veces en las que después de hacerlo no dejaba de temblarme la mano. 

Cuando ya he terminado limpio para después admirar mi creación. Realmente creí que no quedaría estando en esta posición, pero creo que quedo bastante bien para ser mi primera vez haciéndolo. 

—Termine. —volteo al ver a los demás. 

Steven levanta los ojos de su teléfono Spencer y Scott dejan de ver la televisión y de comer frituras para voltearme a ver. 

<<De acuerdo, creo que aquí todos hicimos de todo menos divertirnos, como lo habíamos planeado>> pienso.



MonchaGrey.✨

Editado: 06.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar