The Rockers

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14: Salgamos mañana


Hoy todo mundo andaba vuelto loco. O es por que los talleres han comenzado o por que han anunciado que los viernes servirán pizza. 

—Adelantate, pasare al baño primero.—asiento y sigo mi camino. 

Hoy comeríamos con los Montgomery, y digo comeríamos por que también invite a Grace. Ya había pasado una semana desde que hable con ella y e visto que a avanzado bastante bien, así que cuando le propuse la idea pensé que diría que no pero al contrario, lo tomo bastante bien. 

Dijo que era un buen paso para olvidar a Steven. Y estaba de acuerdo con ella. 

Empujo la puerta y veo a una multitud formada en la fila de la pizza. Tampoco es como que moría de ganas por comer pizza, pero si se me apetecía comer hoy. 

—¿Que ves? 

Alzo la cabeza y me encuentro con Stuart parado a lado de mi, viendo hacia la fila. 

—Mis ganas de comer pizza. 

Me sonríe tomando mi mano —Cuando vi que no llegabas, te guarde dos pedazos. —comienza a jalarme detrás de el. 

Cuando consigo seguir su paso y caminar a lado de el. Visualizo a los chicos en una mesa. 

—¡Al fin! —habla Scott. 

—Lo siento, el pasillo esta vuelto loco y el que los elevadores no sirvan no ayuda de mucho. —digo sentándome enfrente de Stuart. 

—Entonces ya podemos comer.—se soba las manos Steven y agarra un pedazo de pizza. 

—En realidad invite a… 

—Ya estoy aquí. 

La cara de Steven se convierte en una de póker y suelta la pizza volteando a su derecha. 

—¿Quien te invito?

—Tu mamá.—dice Grace sentándose. 

—Con ella te dijo que no se aceptan animales de circo aquí.—dice burlón mirando su atuendo. 

Al parecer hoy Grace había escogido ponerse una playera con estampados de gato, una falda rosa con varios moños de color morado pegados a ella y unas sandalias. 

—No, pero si estas tu aquí es por que si. —dice recargando sus brazos en la mesa. 

Sus hermanos comienza a hacer sonidos con la boca tipo "Uuuuuuh". 
Volteo a ver a Grace quien tiene una sonrisa burlona en su rostro. 

El resto del almuerzo no la pasamos platicando y una que otra vez Steven hacia una indirecta como comentario hacia Grace. Claro que mi hermana no se quedaba atrás y le volteaba su comentario a otro mucho mejor. 

Al terminar cada quien se fue a su respectiva clase. Menos Stuart y yo, como había dicho desde un principio, hoy comenzaban los talleres y en este preciso momento nos dirigíamos al lugar de carpintería. 

Al llegar nos instalamos en una mesa amplia y rectangular junto a más compañeros, había cinco más de aquellas mesas en todo el lugar. En la pared había repisas con materiales y herramientas que necesitaríamos, a un costado de ellas una gran herramienta para cortar madera. 

Todo era muy bonito y olía delicioso ese aroma a madera me recordaba a casa. A mi madre haciendo galletas mientras papá ponía leña en la chimenea para calentar la casa. 

Un ruido interrumpe mi pensamiento y volteo a ver hacia el frente en donde se encuentra un señor, si es que así se le podía llamar por que no veía que tuviera más de 30 años, dejar sus cosas en el escritorio. 

—Me presento, me llamo Tomás y seré su maestro de carpintería durante este año, para aprender a desarrollar un proyecto de carpintería tendrán que seguir ocho pasos básicos —agarra una tiza y comienza a escribir en el pizarrón— el primero; medir y marcar, segundo; cortar, tercero; cepillar, cuarto; tallar y desbastar, quinto; perforar… 

—De haber sabido que sería así de difícil me abría anotado en repostería. —susurra a mi lado Stuart. 

Río y me cubro con la mano la boca, el profesor da media vuelta y se queda mirando a la clase. Hago como si estuviera poniendo atención a lo que esta anotado en el pizarrón y se voltea cuando no encuentra al culpable de aquella risita. 

—Tu me dices cuando nos cambiamos.—susurro de vuelta. 

Una sonrisa burlona aparece en su rostro y me contagia provocando la misma sonrisa en mi. Durante el resto de la clase el profesor nos estuvo dando indicaciones de como se trabajaría con el y como llevaríamos los pasos. 

Salgo riendo por un mal chiste de Stuart sobre el cabello de un chico que parecía peluquín. Nos detenemos afuera de la entrada de la escuela. 

—Ya espero con ansias el próximo viernes. —sonrió. 

—No puedo esperara para ver al siguiente Donal Trump.—río cuando recuerdo el cabello del chico. 

Realmente si se parecía y eso era lo más chistoso del asunto. 

—Bien, nos vemos mañana. —me despido con la mano. 

Lo veo asentir y doy media vuelta para caminar al carro de Grace donde supongo ya a de estar esperándome. 

—¡Holly espera! —me giro cuando lo escucho gritar detrás de mi. 

—¿Pasa algo? 

Me quedo muda cuando lo escucho pronunciar las siguientes palabras. 



MonchaGrey.✨

Editado: 06.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar