The Secret Key

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Lilith estaba confundida después de lo que Minho le había confesado, pero realmente no se podía permitir frustrarse, no era el mejor momento así que acepto toda la ayuda que aquel ángel le había brindado y más ahora que se sentía completamente destrozada.

- Gracias por traerme a tu casa - dijo Lilith fingiendo una amplia sonrisa.

- No te preocupes - dijo Minho tiernamente -. Creo que es lo menos que puedo hacer después de haberte causado tantos problemas.

- Sabes que no fue así.

- Claro que sí - dijo Minho de golpe -. No puedo superar el daño que te hice física y emocionalmente.

- Pero tenías tus razones.

- ¿Recuerdas la primera vez que nos vimos? - interrumpió Minho y la respuesta de su compañera solo fue asentir con la cabeza.

--------Flashback-----------

Lilith se encontraba sentada en el sofá de la hermosa mansión donde vivían todos los ángeles, era una casa de ensueño, de hecho, a Lilith le gustaba mucho estar en la sala de estar, el hermoso ventanal daba vista a un hermoso bosque, ahí era donde Lilith se podía perder en sus pensamientos sin que nadie la molestara.

- Lilith - dijo Geun Suk colocando su mano sobre uno de sus hombros para sacarla del trance en el que la chica se encontraba -. Tengo un trabajo muy bueno para ti.

- ¿Es algo bueno? - preguntó la chica con emoción.

- De hecho es más que bueno - dijo su maestro sonriéndole dulcemente -. Tienes un nuevo protegido, pero es muy especial.

- ¿Especial?

- Es la primera vez que te asignan un chico - dijo Geun Suk un poco pensativo -. Es la llave.

- ¿La llave?

- Sí - dijo mirándola fijamente -. Sí, este chico es la llave de que podamos seguir cuidando a los humanos, es una responsabilidad muy grande, si él llega a saber de nuestra existencia no podremos volver a la tierra en ningún momento.

- Vaya - exclamó Lilith un poco preocupada -. Es una tarea muy importante.

- Lo sé - dijo Geun Suk con una sonrisa -. Pero creo que eres la mejor candidata como para tener una tarea de este tamaño.

Lilith asintió con la cabeza y recibió los papeles que su maestro le acababa de entregar, era un archivo muy delgado como para ser una tarea de mucha importancia y aunque la preocupaba un poco tanta responsabilidad se sentía muy feliz de haber sido tomada en cuenta para dicho trabajo.

- No te merecías ese trabajo - dijo E-Young quien se encontraba detrás de la hermosa chica -. No eres lo suficientemente buena como para este trabajo.

- ¿Qué vas a saber tú? - interrumpió Hyun Joong quien entraba a la sala -. A ti nunca te han entregado un trabajo tan importante.

- ¡Cállate Hyun Joong!

- Mejor vete E-Young - dijo Hyun Joong un poco molesto a lo que la chica solo refunfuño, dio la media vuelta y se marchó de la sala -. No le hagas caso Lilith.

- Gracias amigo - dijo Lilith con una sonrisa -. Aunque no me siento tan genial como para hacer este trabajo, además no hay mucha información.

- No te preocupes - dijo Hyun Joong sentándose a su lado -. A mí también me han otorgado una tarea, así que estaré cerca de ti por si necesitas ayuda.

- Muchas gracias amigo - dijo la chica con una sonrisa -. Sera mejor que me vaya, no quiero arruinarlo desde el comienzo.

- Cuídate mucho Lilith - dijo el chico abrazándola -. Recuerda que estoy al alcance de un silbido.

Lilith sonrió antes de desaparecer, tenía que dirigirse lo más pronto posible a lado de su protegido y vaya que sería un trabajo algo complicado y un poco más independiente ya que tenía que comportarse de acuerdo a lo que el chico hiciera. Lo único que sabía es que su protegido vivía en un pequeño cuarto de azotea, y su primer trabajo era conseguir un lugar adecuado para vivir que se encontrara muy cerca de él, pero antes de que se diera cuenta, su maestro había arreglado absolutamente todo; un cuartito de azotea frente al de su protegido y además, su maestro había conseguido inscribirla en la misma escuela en la que el joven asistía.

- Jóvenes - dijo el director de la escuela donde Lilith vería por primera vez en vivo a su protegido -. El día de hoy nos acompaña una nueva estudiante de intercambio, pasa por favor.

La chica entro sigilosamente, realmente no quería llamar la atención y vaya que ese era un problema para los ángeles que habitaban la tierra, gracias a su divinidad se hacían incomparables, ósea que eran seres maravillosos llenos de encanto y hermosura.

- Preséntate por favor - dijo el director mirando a la chica con una enorme sonrisa.



Mily Morita

#1196 en Fanfic

En el texto hay: angeles, corea del sur, angeles caidos

Editado: 17.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar