Tierra de Héroes #1: Los Héroes Nunca Mueren

Tamaño de fuente: - +

La Trampa

Como le había dicho Anna, ella estaba en el parque sentada en un banco esperando. Detuvimos el auto de frente de ella y abrimos la puerta del auto. 

─Su carruaje a llegado señorita Anna ─dijo Andre, con una voz sofisticada.

Anna respondió con una sonrisa y subió al auto. Partimos a cualquier lugar, esperando que Anna nos diera indicaciones hacia donde ir.

─Dime tu idea para detener a La Incertidumbre y salvar a tu hermana ─me dijo Anna.

Ella esperaba decirle un plan que pareciera ideado por años. Pero lo único que vino a mi mente era el plan que le explique a Andre, en donde le decía que llegaríamos a la Aldea de Héroes, llevaríamos un escuadrón de combate y atacaríamos a La Incertidumbre por sorpresa.

─Atacaremos por sorpresa... No, espera ─dije estrujándome la cabeza.

─No tienes un plan, ¿verdad? ─añadió Anna, con un tono sarcástico.

─¿Escuchan ese sonido? ─preguntó Alicia.

Guardamos silencio por unos segundos. El silbido de un objeto se escuchaba acercándose. De pronto una explosión estallo a lado de nuestro auto. Haciendo que el coche por poco se volcara. Alicia soltó toda su adrenalina, acelerando con más velocidad. Hacia movimientos en zigzag, para que la persona que nos tenia en mira, no pudiera tener un objetivo fijo. Sombras se movían a toda velocidad a lado nuestro. 

Mi corazón daba latidos a gran velocidad por la persecución. Andre y yo gritábamos de terror. Las sombras que nos seguian chocaban contra el auto, intentando pararlo.

─¡Pónganse las mascaras, debemos pelear! ─exclamo Anna.

Varias explosiones rosaban el auto, saliendo ajetreados de los movimientos del coche. El auto derrapaba cada vez que Alicia cambiaba de carretera o dirección. De la nada Anna salto de la parte trasera de auto, llegando a una de las sombras que nos perseguían. Anna golpeaba con fuerza a la sombra, al caer el tipo con la capucha, Anna hizo lo mismo con el más cercano antes de caer con la sombra que golpeo. Cuando Anna derribo al segundo, dio un gran brinco, cayendo en la camioneta nuevamente. Una esfera oscura entro al auto, Anna lo tomo rápidamente y la lanzo afuera del coche. La explosión de la esfera, fue un humo oscuro que ocultaba cualquier cosa a su alrededor. Andre y yo, mirábamos a Anna con impresión, mientras caminaba al frente del coche, sin mirar atrás la explosión. «wow» solo pasaba por mi cabeza.

Intercambiábamos miradas de alegría, convencidos de que eran los únicos que nos seguían. Pero de la nada aparecieron más sombras. Un muro apareció delante del auto, rápidamente Alicia evadió el muro, pero una parte del coche choco contra la gran pared de piedra. El auto se volcó y dio varios giros. Durante los movimientos bruscos del auto, Anna abrió la puerta de un costado del coche, Alicia abrió la puerta que estaba a su lado y salimos del auto al mismo tiempo que giraba.

Corríamos sin detenernos en algún momento. Bolas de fuego, pinchos de hielo, piedras gigantes, rayos, vientos intensos y armas de fuego nos atacaban detrás de nosotros. Una esfera hizo un explosión detrás mio, haciéndome volar por los aires.

─¿Estas bien Alex? ─pregunto Anna, acercándose rápidamente a mi.

Las sombras que nos perseguían nos rodearon, haciendo un circulo alrededor de nosotros. Un gran silencio se hizo por unos segundos, pero de pronto se adentro en el circulo Natalia. 

─Por favor, pueden retirarse las mascaras ─indicó Natalia.

Nadie hizo caso a su indicación, solo la mirábamos con atención y que no intentara algún movimiento. Ella estaba parada de frente de nosotros, sin moverse.

─Nos es necesario que hagan esto tan difícil. Solo necesito a Anna, para dar una visita a la Aldea de Héroes.

─No es necesario que también ocultes tu rostro Natalia. Yo aun lo recuerdo ─dijo Anna.

─¿Enserio?

Cuando Natalia acabo de formular esa pregunta, tomo con ambas manos el gorro de su capucha y lo retiro lentamente de su cabeza. El rostro de Natalia, no era la misma que mis padres me mostraron en una fotografía. Ella era sonriente, con sus ojos color carmesí, cabello caramelo y labios rosa natural. Pero la Natalia que miraba era distinta: con el cabello totalmente revuelto y oscuro, el color iris de sus ojos seguían naranjas, su esclerótica negra, su labios oscuros, con ojeras marcadas y un rostro totalmente inexpresivo.

─Por favor hermana, recuerda a tu familia. Lo que sea que te hallan dicho, es totalmente falso ─añadí en la conversación. 

─Niño estúpido, yo no tengo familia ─dijo Natalia con rencor.

─Recuerda que siempre me dijiste que tu familia era lo que más apreciabas en tu vida ─agregó Anna.

─¡Basta! ─grito Natalia.



Alexzo_Alpha

#422 en Fantasía
#499 en Otros
#47 en Aventura

En el texto hay: poderes, peleas y accion, heroes

Editado: 05.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar