Tierra De Nieve Y Cenizas (libro 3)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 29

Caín Warner

 

Justo hoy se cumplía un mes desde que Abby entró en coma y para todos fue una dicha saber que sus órganos estaban empezando a funcionar correctamente , sus latidos eran más constantes y por todo eso su aspecto pálido tomó un poco más de color. Eso fue como un rayo de luz en medio de este cielo nublado. Eso nos dio esperanza ya que había una posibilidad de que si seguía mejorando de esa forma ella despertara algún día. Antes, eso era sólo una posibilidad lejana, ahora es algo que puede suceder en cualquier momento.

Pero a pesar de que eran buenas noticias, no todos estaban tan esperanzados como yo, como por ejemplo el hombre delante de mi, con su cabello café revuelto y sus ojos verdes encendidos en furia.

Jordy sostenía a Sam y Zack a Jesse para que estos evitaran golpearse de nuevo
Me habían llamado de emergencia y llegué en cuanto pude pero el daño ya estaba hecho. Sam estaba golpeando a Jesse como si su vida dependiera de ello y aunque Jesse devolvía los golpes con fuerza no se comparaban a los movimientos fluidos y expertos del cazador. 

No pude evitar enfadarme.¿Cómo es que en vez de estar felices por los resultados de Abby se ponían a pelear? Ellos deberían estar aliviados de que Elis formara grupos de búsqueda para aparatos médicos que podían dar un mejor diagnóstico de Abby y por ello es que ahora sabemos que sus órganos mejoran cada vez más. 

-¿Qué carajos pasa aquí?-  Me paro en medio de ambos y coloco mis palmas en sus pechos para empujarlos más lejos.-¿Se dan cuenta de lo insensatos que son? Ella está justo aquí, en esta habitación y ustedes par de cavernícolas no respetaron eso.- No puedo ocultar el enojo en mi voz y lo peor es que en vez de tratar de calmarse ambos parecen querer morderse el uno al otro. Pensé que sus diferencias habían sido dejadas atrás, pues parece que no.- Quiero una explicación. Ahora.

Los ojos de Sam, cargados de ira y otros sentimientos oscuros se fijan en mi por primera vez y su mandíbula tensa hace que cuando hable parezcan gruñidos en vez de palabras.- El estaba aquí cuando vine para verla...

-¡Siempre vengo aquí, maldito idiota!

-¡Me importa una mierda! ¡Sabes muy bien que no fue porque estuvieras aquí que te golpeé! 

Miro entre ambos.

Jesse había visitado a Abby desde que pudo caminar sin ayuda y Sam lo sabía, también sabía que Jesse no estaba al tanto de lo que su padre provocó y Sam había entendido que era mejor para él no saberlo, había aceptado a no decirle la verdad por voluntad propia.¿Qué había cambiado ahora?
-Nada vale lo que hicieron.- Les gruñe Jordy.-¿Acaso creen que a Abby le hubiera gustado verlos golpeándose entre sí?

Sam se ríe de forma burlesca.- La conozco lo suficiente para saber que ella misma lo hubiera golpeado si hubiera podido hacerlo.

Mi ceño se frunce y casi de manera automática los de Zack y Jordy.

-¿A qué te refieres?- Le pregunto confundido.
-¡Vamos!¡Diles, maldito bastardo! Diles qué fue lo que escondiste todo este tiempo, lo que le escondiste a ella.

Me giro hacia Jesse que a pesar de estar furioso y a consecuencia de eso estar soltando vapor frío de su cuerpo hay algo en sus ojos que sólo puedo reconocer como culpa. 

Oh Jesse, no otra vez. Pienso casi como una súplica.

Le miro interrogante.- Habla.- Le pido con tono suave pero igualmente firme. 

Zack mira entre él y yo, igual de confundido y puedo apostar que también está rezando porque Jesse no hiciera nada imprudente otra vez. Pero por la forma en que él se remueve incómodo y con la mirada acusadora hacia Sam me dice que hay algo que no me gustará oír.

-¡Habla, maldita sea!- Le grita Sam ganándose un apretón de Jordy hacia atrás.

-¡Baja la voz!- Le dice este.- Recuerda a Abby.

La mirada de Sam se suaviza.

-Jesse, por favor acláranos esto.- Le pide su hermano, el único que le queda.

-Lo lamento.- Dice este con la mirada baja.- No había podido decirle la verdad a Abby porque ella ya me odiaba, que lo supiera sólo haría que fuera peor.- Se prepara para soltarlo, lo noto cuando toma aire y casi de manera forzada levanta la mirada hacia mi.- Mi padre me dijo la verdad cuando me fui con él, el padre de Abby no fue asesinado por unos cazadores, él lo asesinó.

A todos nos golpea la revelación. 

Por instinto, el enojo quiere que suelte exclamaciones inapropiadas hacia él e incluso hacen que entienda por qué Sam lo había golpeado. Ese era un secreto que no le correspondía ocultar.

Abby merecía saberlo.

Tengo que recordarme a mi mismo todo lo que él tuvo que pasar para evitar lanzarme encima de él.

Niego con la cabeza y con varias inhalaciones silenciosas logro calmarme lo suficiente para hablar.

-Fuiste un cobarde al no decirlo Jesse.

-Lo sé Caín pero ambos sabemos lo que Abby hubiera hecho si supiera la verdad, no sólo odiarme sino ir a por mi padre, ella lo mataría y yo no quería presenciar eso, a pesar de que ese hombre ya no es mi padre no soportaría verlo morir otra vez.



Abby Conrad

#6650 en Fantasía
#13483 en Novela romántica

En el texto hay: sangre, cambios, final

Editado: 12.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar