Todo se basa en los recuerdos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13

Miro el índice y me doy cuenta que ya no falta mucho para terminar, ¿ahora qué seguirá? Es la pregunta que ronda en mi cabeza, 'Leer la cuarta hoja' y más abajo puedo leer que escribió '¡Por fin terminamos! Escribir este índice puede ser muy aburrido' con eso logra sacarme una sonrisa al imagínamela escribiendo esto. Tomo la cuarta y realmente la última hoja del paquete

< Hoja #4 >

Hola Colton, no pude evitar la tentación de escribir esto mientras te miro dormir en la cama, te preguntas que día estoy escribiendo esto, pues bien, como pista rápida te digo que hace casi mes y medio decidimos que nuestros hijos se van a llamar Ariadna y Adam, la verdad, para que en serio sepas el día exacto, tengo que decirte que el el mismo día en el que hiciste desastres en la cocina tratando de prepararme una torta de chocolate que se me antojaba en el momento.

Por otro lado, acabo de decidir que ésta va a ser la última hoja que te escribiré.

Ya no te quiero atormentar más con esto, sé que es difícil para ti, aunque no eres el único que sufre con todo esto, yo también lo hago y mis padres ni se digan, lo único que les reconforta es que les voy a dejar dos nietos a quienes van a poder consentir y con los cuales podrán recordarme.

En fin, el objetivo de esta carta es pedirte perdón por última vez, ya es tu decisión si decides perdonarme o no; por otro lado te quiero decir que te amo y nunca me cansaré de repetirlo, tengo un último secreto que no te he contado y es que después de que cuando pequeña les dijeran a mis padres que estaba en remisión ellos decidieron empezar a ahorrar bastante por si acaso más adelante volvía a ser diagnosticada con leucemia y si se requería emplear algún tratamiento más caro ellos tendrían el dinero para financiarlo.

Sin embargo, cuando les conté que estaba de nuevo enferma ellos me lo dijeron y comenzamos con el mismo tratamiento que cuando pequeña – eso ya te lo había dicho – pero cuando les dije del embarazo también me apoyaron y me dieron todo el dinero para que lo pusiera en un fondo el cual les sirva para sus estudios, y la verdad es que es mucho dinero que incluso va a alcanzar para pagar hasta la universidad de ellos, espero que lo sepas usar, actualmente mis papas están a cargo de este y ellos te van a ayudar.

Por otro lado, sé que vas a estar en una situación difícil con los niños puesto que ya sé que no voy a seguir mucho tiempo viva, si acaso puedo llegar a unos cuantos meses y eso después del parto, lo sé porque ya no estoy en la fase acelerada, lamentablemente la leucemia a avanzado más rápido de lo que esperábamos y estoy en la fase de crisis hemoblástica, por si acaso te digo que eso me lo dijo ayer el doctor Matthew en la cita semanal que estaba teniendo para saber cómo estaba mi estado de salud. 

Así que te quiero pedir que decidas quedarte con tus hijos, no los desprecies y dales todo el amor que yo no les voy a poder dar, pero si de casualidad esto es más de lo que eres capaz de manejar, espero que si los das en adopción escojas muy bien a la familia, que sean personas que en serio quieran a nuestros hijos, también espero que permitas que tus hijos se contacten con tigo si lo desean.

Creo que eso es todo lo que tenía que decirte en esta hoja, puesto que, si estás leyendo esto, quiere decir que ya no estoy en este mundo – te juro que esto es muy difícil de escribir – espero que tomes la mejor decisión Colton, confío en que lo harás.

PD: Te amo

PD 2: Con lo despistado que eres mínimo no te has dado cuenta que hay tres cartas en el sobre que mínimo tienes a tu lado.

PD 3: Esas cartas las escribí antes que esta hoja.

< Fin de la hoja #4 >

Jamás había llorado tanto como hoy, nunca me había imaginado que iba a perder al amor de mi vida.

- Estas loca Tamara si crees que voy a dar en adopción a mis hijos – digo en voz alta mientras sigo llorando con mi rostro entre mis manos.

- Es la mejor decisión que puedes tomar Colton – me dice Tom quien está sentado a mi lado y en ningún momento lo sentí llegar – Sé que es difícil perder a alguien, tú estás perdiendo a tu esposa, porque a pesar de que no se casaron para ella siempre eras su esposo, mientras Clarisse y yo estamos perdiendo a nuestra hija.

Bajo la mirada y trato de controlar mi llanto, me seco las lágrimas y levanto de nuevo la mirada.

- ¿Hay algo que no entiendo, si esto lo escribió la semana pasada, en qué momento se lo dio a Ethan?

- Veras hijo – me dice de forma cariñosa Clarisse – Ayer fueron a nuestra casa a almorzar y mi hija me dio el sobre y la cámara y me pidió el favor de que se los diera a Ethan o Matthew y pues hoy en la mañana pase y se los di, no pensé que tendría que volver de nuevo el día de hoy – me dice mientras lagrimas se escurren por su cara, decido abrazarla – Tienes que saber que con Tom estamos dispuestos a ayudarte en lo que necesites – me dice al oído.



Sofía L.

#1026 en Otros
#352 en Relatos cortos
#2270 en Novela romántica

En el texto hay: secretos, recuerdos, embarazo

Editado: 20.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar