Treinta días de soledad.

Tamaño de fuente: - +

Día vigésimo sexto: ''Soy yo, musa.''

''Soy yo, musa.''

Aceptación.

 

 

 

La luz de tus ojos reviste el cielo marino.

Desdicha que se cuela en el ser nauseabundo,

el sol palpa tus mejillas, musa

la luna, celosa, celebra las caricias de agravio en ti.

 

No bailas sobre el fuego,

más aun te mofas de mi anhelo.

Me miras simulando complejidad.

Soy yo quien te acoge,

a mi misma te dedico.

 

Soy yo que en silencio te acepto,

que templada y eufórica con sumo cuidado curo tus heridas.

Soy yo que en lluvia te abrigo,

cuando el frió te eriza el alma.

Soy yo quien mira el reflejo en el espejo,

ignorando las grietas y el sufrir en tus pupilas.

Es a mi a quien asemejas y pareces.

 

Musa indeleble,

cantas, dibujas y lees.

Musa sensible,

lloras y sufres empatica.

Musa cautiva,

desea ser libre, volar y enriquecer su lecho.

Musa salvaje,

gritas eufórica, ríes, y te adormeces.



MYepez28

Editado: 08.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar