Tu Marte en mi Urano

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 26

EN EL BAÑO.

Por suerte encontramos el baño, ingreso, aprovechando que no hay nadie, ya que todos están entretenidos en el recital, Juan se queda apoyado en la pared esperándome.

Segundos después salgo del baño, Juan me mira de una manera diferente, como si me deseara, o algo por el estilo, siento vergüenza, y bajo la cabeza.

__¿Como estuvo tu primera experiencia en un recital de rock?__ ¿Es lo que esperabas?__

__Para ser mi primera experiencia estuvo bien, y sobre la segunda, supero mis expectativas__ Cuando termino de decir eso, se acerca hacia mí, me lleva hasta la pared del baño, se para frente a mí y me da un beso. Primero fue muy romántico, pero después sentía que me besaba con más pasión, como si me deseara, y lo acompañaba poníendo sus manos en mi cintura. Yo solo respondí a su beso, porque en el fondo también lo estaba deseando, pero no tenía idea porque lo había hecho.

Segundos después terminamos de besarnos, y apoya su frente con la mía, y con poca respiración me dice:

__Perdón, pero no podía resistirme a tus hermosos labios carnosos__ Llevo deseándolos desde que salimos de mi casa__ Me lo dice, mientras con sus dedos acaricia mi boca. Yo aun me estoy recomponiendo después de haberme quedado sin aire por ese beso que me dio, estaba como ida, mi cuerpo temblaba y las mariposas se chocaban dentro de mi vientre desconcertadas.

__ ¿Qué significa este beso Juan?__

__No lo sé, solo sentí ganas de besarte, y lo hice__ Se aleja de mi, y vuelve a poner esa distancia de nuevo __ Te pido disculpas por el beso, yo no debí hacerlo, pero me deje llevar__

__Esta bien, no te preocupes__ Deberíamos ir donde están los chicos__

__Si, mejor__ Nos vamos hacia donde están los demás, aunque esta vez noto un poco de culpa en el rostro de Juan. De pasar de tener mariposas alegres en mi vientre, y luego matarlas con esa actitud de Juan, es como una disyuntiva conmigo misma, por ser tan ilusa, y por permitirlo.

Llegamos al lugar donde están los demás, Paula me mira con mala cara, y cuando paso me tira el humo del cigarrillo en la cara, en ese momento mis ojos arden, y la miro con odio, ella sonríe.



Roangel

Editado: 16.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar