Tú y Yo, amor eterno

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 13

Estaba por salir de la escuela cuando alguien me toma del brazo. 

-Hola Ana. 

-Hola, mmmm Félix.- Félix fue mi novio, estuvimos juntos el último año que estuve aquí. 

-¿podemos hablar? 

-si por supuesto, te puedo ayudar en algo. 

-si, lo que pasa es que anda un rumor en la escuela y quería saber si era cierto. 

Que no sea lo que estoy pensando. 

-y que tengo que ver yo en eso. 

-Como tú eres vecina del profesor, quería saber si es verdad que el esta saliendo con la profesora de química. 

¿Que?  

- por que dices eso, ¿los has visto juntos? 

- claro, llegan y se van todos los días juntos. ¿No lo has visto? 

*el papacito te está siendo infiel. 

Crees que no me di cuenta de eso, me mintió, dijo que solo me amaba a mí. Por eso es que se va tan temprano todos los días y llega a altas horas en la noche. 

-No, no los he visto juntos. 

Y como por arte de magia los veo salir juntos de la mano, caminando hacia el auto de Gustavo. 

Nos miramos unos segundos, y el me sonríe falsamente, como si el diablo viviera dentro de mi agarro a Félix y le planto un beso. 

-Yo lo siento mucho, no se que me paso. 

-no te preocupes, me sorprendió un poco, pero hay algo que me sorprendió más. 

-¿qué?- apunta con el dedo algo, cuando me giro veo como Gustavo esta besando a la profesora de Química. 

-Eso calla cualquier rumor, realmente están juntos. 

-Así veo, bien debo irme.- necesitó llegar a mi casa ya. 

-Si quieres te acompañó, yo vivo 2 cuadras más allá que tu. 

-Como quieras. 

Caminamos en silencio por unos minutos hasta que Félix, abre la boca. 

-se que tu y el profesor tuvieron una relación en el verano. 

Me giro para mirarlo de frente y esta sonriendo, siento que mis ojos están apunto de dejar mi cara. 

-eso no es verdad, solo somos vecinos. 

-Yo los vi, muchas veces. Pero no te preocupes no diré nada, para mi que sólo te utilizó. 

-Mira, no se de que hablas nosotros solo somos vecinos, además ya te diste cuenta el esta con la Profesora Erika. 

-Si, pero tu no sabias, verdad. 

- la verdad es que, no ando preocupada de la vida de los demás. 

-lo siento, yo solo fui entrometido. 

-Si bastante, ahora si me permites ya llagamos a mi casa. 

-Ana, solo estoy celoso apenas supe que estabas aquí; vine a buscarte y los vi besándose. Sabes que aún siento algo por ti, eso no cambiara. 

-Lamento mucho que nuestra relación haya terminado, pero ahora solo quiero estar sola, si. 

-Permíteme estar juntó a ti, ser un amigo. 

Es un buen chico, lindo también. ¿Pero no puede ver que estoy quebrada? 

- esta bien seamos amigos. 

-gracias.- se acerca a mi y me besa los labios.- lo siento, es la emoción. 

Me río y niego con la cabeza, ahora recuerdo por que me enamore de el. 

-Adiós, nos vemos luego Ana. 

-Adiós. 

Me despido de Félix y decido entrar a mi casa cuando alguien comienza a gritar mi nombre. 

-Ana, te estoy hablando. 

-¿Qué quieres? 

-¿Quién es ese imbécil? ¿Por que te beso? 

-tu no eres nadie para reclamar nada, solo has estado mintiéndome todo este tiempo.- ni siquiera es capas de negar nada. -No me mires así, sabes que es verdad, ahora vete de mi casa, no quiero verte nunca más.  Hemos terminando para siempre. 

-no me hagas esto, todo tiene una explicación, por favor déjame explicarte. 

-No, no quiero escuchar tus excusas, lárgate. 

Cierro de un portazo, dejándolo parado solo en la entrada mientras grita mi nombre una y otra vez. 

 



Maria_isabel

#13169 en Novela romántica
#4428 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, verano, corazonroto

Editado: 11.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar