Tú y Yo, amor eterno

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10

Despierto mas temprano de lo habitual, no se que me pasa. Ayer Gustavo estuvo muy raro, intente que hablara conmigo pero solo se digno a decirme que estaba cansado y que lo perdonara. Aún no entiendo porque me pedía perdón.

Al llegar a clases me encuentro con Karen mi antigua amiga.

-Ana que gusto volver a verte, ¿como has estado?.

-Hola Karen muy bien gracias y ¿tu?.

-Genial, ya viste al nuevo profesor de inglés, woau esta para chuparse los dedos en cerio, solo es tres años mayor que nosotras.

-Nop, aún no lo veo hoy tengo mi primera clase con el.

- pues dejarme decirte que esta hecho un papacito, lo malo es que tiene novia.

-y como lo sabes.- pregunto desinteresada.

- por que le pregunté, y dijo que esta enamorado.

- bien, que pena por ti ahora debo irme tengo.- miro mi horario y pff.- inglés.

-Nos vemos más tarde, luego me cuentas que te pareció.

Camino hasta la sala de clases y me siento en el mismo lugar que ayer. Cuando todos están sentados él director entra y comienza hablar.

-Buenos días alumnos, como ya sabrán tenemos un nuevo profesor de inglés este año, debió a que el antiguo profesor jubiló.

Escuchó como todas las mujeres suspiran, son realmente patéticas.

-por favor reciban con un fuerte aplauso al profesor Gustavo Cooper.

Y luego de eso no escuche más, lo vi entrar con su sonrisa de siempre y darle la mano al director.
Mi mundo se derrumbó mi novio es el nuevo profesor de inglés, ¿por que nunca me lo dijo, por eso fue que anoche me pedía perdón.?

Nuestros ojos se encuentran y el borra todo rastro de sonrisa de su cara.
Este es el peor día de mi vida, mis lágrimas corren por mis mejillas.

-Señorita Parker se encuentra bien.- dice el director.- quiere salir a tomar un poco de aire.

Me levanto de mi asiento y salgo por la puerta directo al baño. Necesitó llorar díganme que esto no es verdad.

-¿Por que me tiene que pasar esto a mi?.- estoy tirada junto a retrete, golpeando mi cabeza con la puerta.

Cuando por fin mis lágrimas no salen más, me lavo la cara y miro el reloj, diablos han pasado 50 minutos, debo ir al salón por mis cosas e ir a la próxima clase.

Camino lentamente,  justo cuanto estoy por golpear la puerta suena el timbre y todo el mundo sale echando humos.

Estoy se pone peor. solo el y yo en esas cuatro paredes, decido entrar directamente por mis cosas cuando dos manos sujetan mis caderas.

-Ana, perdóname se que debí decírtelo a penas lo supe, soy un estúpido.

-Si que lo eres, ¿cuando lo supiste?.

-hace tres días, ni sabia como enfrentar la verdad y aún no estoy seguro.

-Yo si, he tomado mi decisión querido profesor.- me apartó de el mientras tomo mis cosas y me voy.

-Ana, espera no me hagas esto por favor, Ana.

No escucho más y comienzo a correr hasta mi clase de castellano.
Las clases pasan más lento de lo común una vez terminadas voy directo a mi Casa.
Al llegar voy directo a mi habitación, tiro mis cosas por el suelo y me recuesto en mi cama a llorar.



Maria_isabel

#12948 en Novela romántica
#4369 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, verano, corazonroto

Editado: 11.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar