Tú ya sabes a mí [2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

Elisse

Entonces, ¿qué tanto cambió mi vida desde que regresé a California? ¿Aún seguía creyendo que dejar París atrás había sido una buena opción? ¿Ya me había arrepentido de renunciar a la oportunidad que tuve a un lado de Pierre-Cortot? ¿Qué sucedió con Nick? ¿Y Rosalie y Noah? Si, en realidad tenía una respuesta para todas esas interrogantes.

Mi vida si cambió, yo cambié. Tengo que admitir que aquellos meses que viví en Francia dejaron en mí un antes y un después. Me fui llena de ilusiones, abandoné esta ciudad llena de sueños y metas, y regresé sabiendo exactamente que quería; definitivamente dentro de todo eso el matrimonio aún no figuraba en mis planes y tal vez agradecía la infidelidad de Noah porque así logré zafarme de aquel compromiso al que no pude negarme porque estaba cegada con la maravillosa noche de navidad parisina.

De vez en cuando, extraño París y no puedo dejar de añorar aquellos días en los que mi vida se iba en segundos en la cocina del restaurante de Pierre-Cortot, pero tampoco despreciaba la cocina del bistró en el que trabajaba ahora, aunque fuera más pequeña y aunque el dueño no fuera un chef reconocido.

¿Qué si me arrepentía de dejar a Pierre-Cortot? Quizás, a veces cuando en la soledad los recuerdos que acumulé en el restaurante llegaban, tenía ganas de comprar un pasaje de avión para regresar y pedirle una segunda oportunidad. Entonces recordaba a Noah y lo difícil que sería volver a estar a su lado, no me quedaban ganas de lidiar con él y mucho menos con Rosalie.

¿Qué sucedió con Nick? La respuesta es bastante obvia. Iniciamos una bonita y épica relación, y fue cuestión de tiempo para que él comenzara a vivir conmigo. Comenzó quedándose los fines de semana con la excusa de dejar a Becca y a Mike en su apartamento para que tuvieran momentos mucho más íntimos, después simplemente poco a poco fue trayendo sus cosas y cuando menos lo esperé, todas mis mañanas amanecía a su lado.

 

—¿Qué haces? —Cuestiona Nicholas mientras va hacia la cocina.

—Ordeno un par de fotografías. ¿Recuerdas esto?

 

Le enseñé una fotografía del baile al que no asistimos, cambiamos la fiesta de la preparatoria por una fiesta que Jeremy estaba dando en una habitación de hotel, en dónde básicamente fui obligada a ir.

 

—Fue mucho mejor que el baile.

—De haber sabido que esa noche terminaría en la fiesta de Jeremy, no hubiera gastado dinero en aquel vestido.

—Era mejor que fuera una sorpresa, a pesar de que no te gustaba mucho la idea de intercambiar tu increíble cita con Blaine por una divertida noche con nosotros.

—Blaine... ¿Qué habrá sido de él?

—No lo sé y no me interesa saberlo.

—¿Por qué? ¿Celos, Hyland?

—¡Por favor! Han pasado muchos años de eso, es como si yo te preguntara si estás celosa no sé de Amanda o Jess.

 

Él se sentó a mi lado para ver las fotografías que nos transportaron inmediatamente a otra época de nuestra vida. Cuando éramos más jóvenes y cometíamos increíbles locuras que ahora sólo podíamos recordar como buenas anécdotas.

El momento de los recuerdos se vio interrumpido cuando mi teléfono celular comenzó a sonar, lo tomé y reconocí la lada del número, era una llamada de Francia.

 

—¿Vas a contestar?

 

Nick mostró cierto interés en saber porque no quería tomar aquella llamada.

 

—Me están llamando de París.

—¿Y si es Noah?

—No tengo registrado el número, no es él.

—Entonces deberías contestar. Tal vez sea importante.

 

Me alejé de Nicholas y caminé hacia la habitación para contestar. Temerosa por saber quién estaba del otro lado de la línea.

 

—¿Hola?

—¿Elisse Wilkinson, de California?

—Sí, ella habla. ¿Qué pasó?

—Soy yo, Florentine. Espero que aún no te hayas olvidado de mí.

—¡Florentine! No, por supuesto que no te he olvidado. Sólo, creí que era alguien más.

—¿Noah? —No respondí, ella entendió de inmediato que no quería hablar acerca de él precisamente—. En fin, mi llamada tiene razón de ser. Necesitamos que regreses a París, ya.

—¿Por qué?

—Dimitri Gaëtan estará de regreso y Cortot me ha preguntado si he sabido algo de ti. Elisse, Pierre-Cortot te quiere de regreso.

 

Estuve hablando con Florentine durante un buen rato, cuando terminé aquella llamada regresé con Nick, quien ya se ha encargado de recoger y regresar las fotografías a su respectivo lugar, ahora está recostado en el sofá buscando algo que ver en el televisor.

 



AnnieGz

#490 en Novela romántica
#114 en Joven Adulto

En el texto hay: romance juvenil, secuela, romance

Editado: 19.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar